El Congreso de Morelos tipificó los delitos de pedofilia, pederastia y turismo sexual en el Código Penal para el Estado con la finalidad de salvaguardar los derechos inherentes a la personalidad de las niñas y niños morelenses, protegiendo su integridad física, sexual y psicológica.

Las inciativas fueron presentadas por el gobernador Graco Ramírez y el diputado Carlos Alfredo Alaniz Romero y adicionan el capítulo VI denominado Turismo Sexual, y el artículo 162 Bis, dentro del título séptimo, denominado Delitos contra la Libertad y el Normal Desarrollo Psicosexual, del Libro Segundo, del Código Penal para el Estado de Morelos.

Dicho artículo establece que “comete el delito de turismo sexual quien promueva, publicite, invite, facilite o gestione por cualquier medio, a que una o más personas viajen al interior o exterior del estado de Morelos, con la finalidad de que realice o presencie cualquier tipo de actos sexuales, reales o simulados, con una o varias personas menores de edad o personas que no tienen capacidad para comprender el significado del hecho o no se pueda resistir a éste”.

Puntualiza que “al responsable de la comisión del delito de turismo sexual, se le impondrá de cinco a doce años de prisión y de ochocientos a dos mil días multa”.

Los legisladores coincidieron en que “el interés superior de la niñez debe ser considerado e incorporado de forma transversal en la emisión y armonización de leyes que realice el Congreso del Estado de Morelos y en todas las decisiones y actuaciones del Estado”, tal como lo establecen por una parte la Convención Internacional sobre los Derechos de las niñas y niños; la Constitución Federal, así como la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes.

El dictamen aprobado, señala que es necesario que la legislación contribuya a garantizarles a las niñas, niños y adolescentes, una vida digna y un desarrollo armónico de la personalidad, tal como la establece la nueva Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y adolescentes.

“Esta propuesta no solo obedece a la armonización de la legislación estatal con la materia penal federal, sino que es fundamental para preservar la dignidad y el desarrollo integral de las personas, particularmente de  las niñas, los niños y los adolescentes de Morelos”, “si bien es cierto que, en la actualidad existen diversas normas que buscan alcanzar dichos objetivos, en la realidad no se ha logrado de manera integral, dejando desprotegida a la niñez en cuanto al abuso y explotación en sus diversas modalidades; sexual o laboral”, destaca.

Los diputados integrantes de la LIII Legislatura, enfatizaron que “estas conductas deben ser consideradas graves, porque al cometerlas, se produce el agravio a un bien jurídico de mayor relevancia, por lo que las víctimas merecen el más alto grado de protección jurídica y los agresores mayor contundencia del sistema penal”.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *