El gobernador de Morelos, Graco Ramírez, afirmó que el Foro Internacional Alternativas Verdes, Ciudades Sustentables, se ha convertido en el evento más importante de reflexión y debate para la actualización y construcción de políticas públicas en el país en materia ambiental, desarrollo urbano, movilidad, vivienda y uso de energías limpias.

Resaltó la presencia de la Unión Europea que, por segundo año, acude como invitada especial al Foro porque permite acceder a un paquete muy importante de experiencias de tecnologías sustentables que se aplican en Europa y abre la posibilidad de inversión extranjera en México.

Asimismo, informó que el Centro de Negocios Tecnológicos establecido en este foro internacional permite a los institutos y centros de investigación del país ofertar, al sector empresarial, patentes de avances tecnológicos desarrollados por sus investigadores; acción, dijo, que forma parte de la economía del conocimiento que se impulsa desde Morelos a todo México.

Acompañado por el embajador en México de la Unión Europea, Andrew Standley, el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa, y los subsecretarios de Semarnat, Cuauhtémoc Ochoa Fernández; de Sener, Leonardo Beltrán Rodríguez y de Sedatu, Juan Carlos Lastiri, el gobernador Graco Ramírez informó las acciones que Morelos ha emprendido para cumplir con el compromiso de reducir la huella de carbono y la emisión de partículas contaminantes al medio ambiente.

Explicó que la visión de la Megalópolis tiene como objetivo atender los problemas de contaminación, desarrollo social y urbano a la zona territorial que reúne la mayor concentración de población del país y la que genera el mayor impacto económico. Esto, aseguró, habla de un compromiso que rebasa las diferencias políticas y el ámbito de responsabilidad que tiene cada gobernante en su territorio.

Agregó: “muchos piensan que el tema ambiental en la Ciudad de México y su zona metropolitana con el Estado de México únicamente compete atender a los gobiernos de estas entidades, cuando es un asunto de corresponsabilidad de los estados que integran la Megalópolis”.

Por ello, explicó, en un acto de responsabilidad con la Megalópolis, Morelos decidió cerrar los centros de verificación vehicular porque no cumplían con los requisitos acordados en la nueva norma ambiental establecida por la Comisión Ambiental de la Megalópolis.

“Sería una mentira de nuestra parte y una conveniencia política, con cierta hipocresía, mantener centros de verificación que todos sabemos que poco verifican; y que con justiciarlos técnicamente y acreditarlos mediante un holograma, no estamos contribuyendo de manera responsable a la calidad del aire”, apuntó.

Graco Ramírez anunció que el próximo mes será publicada la convocatoria para concesionar los nuevos centros de verificación, que tendrá un plazo más amplio para que los ganadores del proceso puedan recuperar su inversión en la compra de la nueva tecnología que requieren para cumplir con la norma ambiental, con lo que ya no habrá simulación y Morelos cumplirá su compromiso con la Ciudad de México y con sus zonas metropolitanas y habitantes.

El mandatario  confirmó que en el 2018 habrá Morebús, pues el compromiso es la modernización del transporte masivo ante el rezago que de 20 años que existe en el estado. Explicó que los niveles de contaminación que vive la zona metropolitana de Cuernavaca son altos y la población está expuesta a partículas que ponen en riesgo de su salud.

Sostuvo que la modernización no puede verse como un capricho sino en la urgente necesidad de contar con unidades sustentables, menos contaminantes y que brinden un servicio de calidad a los más de 300 mil usuarios que se movilizan en la zona metropolitana de Cuernavaca.

Indicó que se avanza en la integración de los concesionarios en empresas y ya tiene autorizados los recursos para iniciar en 2017 con la construcción de infraestructura y las unidades.

Por otra parte, Graco Ramírez informó que en el compromiso de reducir la huella de carbono, en Morelos todos los parques industriales cambiaron de diésel y combustóleo a gas natural, gracias a la construcción del gasoducto en la región oriente. Esto, precisó, además de representar menor costo para la producción, implica la reducción de contaminantes a la atmosfera.

Además, adelantó, están listas tres plantas de valoración para el reciclaje de los desechos sólidos que genera el estado, mismos que serán convertidos en combustibles para el uso industrial.

Anunció el cierre total de los tiraderos al cielo abierto y resaltó la puesta en operación de la planta de generación de energía eléctrica de Cuautla, a partir del uso del gas metano que general el relleno sanitario de la región. Asimismo, recordó que Morelos fue solidario con la Ciudad de México, cuando enfrentó la crisis ambiental por el cierre de rellenos sanitarios.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *