Los seis puntos de la recomendación número 48/2016 de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) que corresponden a la Fiscalía General del Estado (FGE) serán atendidos en tiempo y forma.

Se ofrecerá disculpa pública institucional, conforme al protocolo, por la irregular inhumación de 119 cuerpos en la fosa común del panteón “Las Cruces” de Tetelcingo en Cuautla, el pasado 28 de marzo de 2014.

Así lo expuso el Fiscal General Javier Pérez Durón, quien recordó que el propio segundo visitador general de la CNDH, Enrique Guadarrama López, precisó que la fosa común de Tetelcingo es legal y no clandestina.

Añadió que a dichos cadáveres se les tomó muestras biológicas con las que se obtuvieron los perfiles genéticos que se confrontan con las bases de datos de las procuradurías de justicia y fiscalías de las entidades federativas del país, así como de la Procuraduría General de la República (PGR), con lo cual ya se identificaron dos cuerpos.

Conforme continúe la identificación de cadáveres, a los que se brindó una re-inhumación digna en el Panteón “Jardines del Recuerdo” de Cuautla, sus nombres serán reportados al Registro Único de Víctimas, para que sus familiares tenga acceso al fondo destinado a la reparación del daño.

El Fiscal Pérez Durón puntualizó que continúan abiertos procesos legales en la Agencia Única de Investigación del Caso Tetelcingo, hasta judicializar las carpetas de investigación acumuladas contra ex funcionarios de la institución responsables de la irregular inhumación de los 119 cadáveres, de los cuales dos terceras partes corresponden a los años 2010, 2011 y 2012; los restantes son del 2013.

Recordó que el pasado 7 de septiembre compareció ante el Ministerio Público el ex procurador de Justicia Rodrigo Dorantes Salgado, y en los próximos días lo harán otros ex funcionarios de la institución.

Pérez Durón indicó que del proceso de exhumación en la fosa común de Tetelcingo dieron cuenta oficiales del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y los visitadores de la CNDH y de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos, quienes el 30 de mayo pasado destacaron la coordinación y colaboración interdisciplinaria.

Así como la presentación de un modelo de manejo de cadáveres novedoso, “una experiencia que consideramos debe ser replicada en el resto de las entidades federativas del país”, subrayó el Fiscal General.

Por ello, Pérez Durón se sumó a la propuesta de que la CNDH emita una recomendación a las procuradurías de justicia y fiscalías del resto de las entidades federativas del país, para que mediante un protocolo y normas de actuación unificados con lo que establece la ley y los tratados internacionales, se proceda a transparentar y regularizar las diversas fosas comunes, como se hizo en Morelos.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *