Graco Ramírez expresó su rechazo a la propuesta de concretar una alianza político-electoral entre el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) para el 2018; pero aceptó que el tema debe de discutir, pues fue planteado al interior del Sol Azteca.

“Nosotros estamos convencidos que nada tenemos qué hacer con MORENA, cuando MORENA nos excluye y habla de que somos parte de una mafia política y el único personaje que tiene la pureza virginal y tiene todas las convicciones para poder hablar a nombre de todos los mexicanos es Andrés Manuel López Obrador”, explicó.

“Yo insisto que el camino de la democracia también te conduce al infierno. Lamentablemente hay eventos históricos, y lo estamos viendo en Estados Unidos; personajes que son anti-sistema y que hablan a nombre de todo y de sí mismos como los grandes salvadores, pues acaban colocando a la sociedad en la más peligrosa polarización”, explicó en entrevista al periodista José Cardenas.

Por otra parte, Graco Ramírez aclaró que no se invitó al Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera a la reunión que tuvieron gobernadores del PRD, porque no ha querido afiliarse al PRD y siempre ha manifestado su independencia del partido.

“No lo bateamos, Mancera es amigo, yo tengo una relación personal y creo que todos la tenemos con él, pero ha sido muy puntual en sus afirmaciones en señalar que no se afilia al PRD, que él se mantiene independiente y se ofrece como candidato independiente… está en su derecho de participar de esa manera, es una decisión que él asume, él fue candidato de los perredistas, fue propuesto por los perredistas, por Movimiento Ciudadano y por el PT y se gana en la Ciudad de México por la fortaleza de nuestro proyecto en la elección donde fue electo, gana por la buena gestión que hizo Marcelo Ebrard”, indicó.

Señaló que en las elecciones pasadas, el PRD tuvo en la metrópoli prácticamente un empate con Morena, y donde se perdieron delegaciones y posiciones en la Asamblea Legislativa, “eso debe llamar la atención para que podamos recuperar la fortaleza del perredismo en la ciudad de México, construyendo alianzas con otros movimientos civiles y ciudadanos, que vean en el PRD un proyecto incluyente y no un proyecto excluyente y personalista como el que se está disputando la hegemonía de la Ciudad de México”.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *