*Líderes obreros se le ponen al brinco y piden que este 10 de diciembre se convoque a pleno para renovar la dirigencia estatal

*Se lanzan contra Roberto Castrejón y Andrés Tufiño, y piden que demuestren “musculo” para ver si son capaces de representar a la organización obrera

Ante la indiferencia de su “líder”, Vinicio Limón Rivera, la base trabajadora, adherida por décadas- a la CTM- Morelos rompió el silencio para exigir al secretario general convoque a pleno para el día 10 de diciembre del año en curso y se dé el cambio de comité estatal, toda vez por más de un lustro ha encabezado la organización obrera, sin que jamás se le diera la toma de nota ni rindiera cuentas a los trabajadores.

Acusaron a Vinicio Limón de ahora pretende dar albazo y dejar en su lugar a uno de sus incondicionales, entre ellos Andrés Tufiño Barrera y Roberto Castrejón Campos, lo que traería como consecuencia la desbandada de cientos de cetemista y el resquebrajamiento de la CTM en el estado.

A puertas cerradas, los grupos en choque y con la ausencia de Andrés Tufiño y Roberto Castrejón, dirigentes sindicales de la construcción y de otras ramas, de los municipios de Cuernavaca, Jojutla y Cuautla, como es el caso de Vianey Nájera, Baldemar Tinoco Ortega, Filiberto González, Moctezuma Juárez, Mario Barrera, entre otros, le exigieron a gritos a Limón Rivera el cambio de comité y que éste no se aplace para el 2017, toda vez que él anda en campaña rumbo al 2018, dejando en el olvido a la organización obrera más fuerte del estado.

Tan es así que la administración estatal, encabezada por Graco Ramírez, continúa asignado el 90% de la obra pública al Nuevo Grupo Sindical, mientras que la CTM se encuentra en bancarrota por culpa de su líder, quien está más empeñado por el poder político, que por defender a sus agremiados.

Baldemar Tinoco retó a Vinicio Limón para que cada uno por su lado convoque a su base y ahí se vea quien tiene más “músculo” al interior de la CTM, ya que tanto Roberto Castrejón como Andrés Tufiño, ni siquiera tienen fuerza con los cetemistas por haberlo abandonado a su suerte.

Como es el caso de Tufiño Barrera quien perdió la representación en Cuautla. “Ambos se han aliado por debajo de la mesa con Bulmaro Hernández Juárez, y han traicionado los estatutos de la CTM, a cambio de unos pesos, ya que el propio dirigente del NGS, lo ha sostenido una y otra vez”, afirmó.

Aseguraron que la dirigencia de Vinicio Limón Rivera, ha sido una secretaría general espuria, ya que jamás los tribunales laborales le dieron, como marca la ley, la toma de nota y por esa razón durante los últimos seis años se ha mantenido como dirigente de la CTM, con engaños para sus agremiados y con el único afán de empoderarse como político para cuajar negocios que le reditúen millonadas en sus bolsillos.

Vianey Nájera le espetó su hartazgo, como otros más, por su notoria indiferencia con la base sindical e insistió en que se debe renovar el comité estatal y que la verdadera base sea quien elija al sucesor de Vinicio Limón Rivera, y que no sea por “dedazo”, porque de lo contrario la CTM se irá al precipicio por dirigentes espurios.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *