*Morelos a punto de quedarse combustible por bloqueo en planta de distribución, advierte Petróleos Mexicanos

Una serie de bloqueos a Terminales de Almacenamiento y Despacho en distintos estados del país han llevado a que PEMEX enfrente problemas de distribución que afectan el suministro de gasolinas a las estaciones de servicio que dependen de estas Terminales.

Este problema ha alcanzado una situación crítica en Chihuahua, Morelos y Durango. Además, de continuar los bloqueos, en Chihuahua y Baja California se puede afectar la operación de los aeropuertos.

Pemex entró en contacto con los gobiernos de dichas entidades para informarles la situación y solicitarles su apoyo para liberar los accesos. La empresa refrenda su compromiso de mantener el abasto pero sólo podrá cumplirlo si existen las condiciones adecuadas para garantizar la seguridad de los trabajadores.

Petróleos Mexicanos reitera su exhorto de permitir el libre tránsito de las pipas así como de mantener sin bloqueos las Terminales de Almacenamiento y Despacho para evitar que se repita esta situación en otras entidades en las que también se registran bloqueos.

Las menciones de Pemex pueden referirse a Petróleos Mexicanos o a cualquiera de sus Empresas Productivas Subsidiarias.

Por la mañana, Petróleos Mexicanos hizo un llamado a las organizaciones civiles y políticas que promueven  los bloqueos a las terminales de almacenamiento y despacho (TAD), y a detener y agredir a los trabajadores de las pipas a suspender estas acciones. De continuar estos bloqueos y agresiones, el suministro de gasolinas y diesel a la población se verá seriamente afectado.

Pemex está comprometido a garantizar el abasto pero no puede poner en riesgo la seguridad de sus trabajadores. Por ello, exhorta a las autoridades locales a intervenir a fin de que las actividades de distribución y suministro de combustibles puedan llevarse a cabo con normalidad.

Asimismo, Pemex reprueba los actos violentos que han provocado daños en distintas estaciones de servicio. Al llevar a cabo estas actividades vandálicas, la venta de gasolina al público tiene que suspenderse afectando principalmente a los ciudadanos, que son los consumidores finales.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *