El Congreso local inició los trabajos para la elaboración del Código de Ética del Poder Legislativo, sin embargo, algunos de sus actuales integrantes se han visto envueltos en escándalos por el presunto cobro de facturas a favor de sus familiares.

El caso más reciente es el diputado Andrés Duque Tinoco, quien abandonó a Morena y para sumarse al PES, acomodó a su esposa, Fabiola del Sol Urióstegui Alvear, como directora Instituto de Crédito para los Trabajadores al Servicio del Gobierno del Estado de Morelos (ICTSGEM).

Mientras que Tania Valentina Rodríguez Ruiz, presidenta de la Junta Política y de Gobierno y coordinadora Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo (GPPT), pretender reformar el decreto por el que se creó la “Comisión para la Conmemoración del Centenario de la Muerte de Emiliano Zapata Salazar”, para incluir a su padre, el pintor muralista Roberto Rodríguez Navarro.

En su primera sesión ordinaria, la Comisión de Ética Legislativa, presidida por el diputado Héctor Javier García Chávez del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), inició la consulta con especialistas de diversas instituciones para integrar lo que será el Código de Ética para el Congreso del Estado de Morelos, rubro en el que se prevé la amplia participación ciudadana.

Al evento celebrado en el Salón de Comisiones del Recinto Legislativo con la participación de las diputadas, también de MORENA, Ariadna Barrera Vázquez y Alejandra Flores Espinoza, secretaria y vocal de la Comisión, respectivamente, fueron invitados especialistas en derecho para enriquecer el proyecto de Código de Ética propuesto por el diputado Héctor Javier García, cuyo Título I estuvo a discusión.

El legislador dijo que esta sesión fue un ejercicio de consulta abierta para enriquecer un documento base elaborado en la Comisión y proponer al Pleno de la LIV Legislatura un Código de Ética Parlamentaria donde las diputadas y los diputados puedan manejarse sobre los principios de honradez, honestidad, buena fe, valores que les permitan conducirse con cabalidad y retomar el principio de confianza de los ciudadanos y las ciudadanas del estado de Morelos.

Agregó que plantearán “un Código de Ética donde exista un comité más ciudadanizado, que nos permita observar de manera permanente el quehacer público de las diputadas y los diputados”.

En su oportunidad, la diputada Alejandra Flores se refirió al artículo 2 y propuso integrar que será obligatorio para las diputadas y los diputados del Congreso, así como personal técnico, profesional y administrativo que labora en él, y su incumplimiento código se sancionará con la aplicación de medidas disciplinarias establecidas en la Ley Orgánica el Reglamento del Congreso.

Participaron con sus aportaciones los maestros en Derecho Aída Hernández Salgado, presidenta de la Asociación de Jueces Jubilados de Morelos; Mireya Arteaga Dirzo, consejera del Instituto Morelense de Información Pública y Estadística; Juan Jesús Salazar Núñez, fiscal Especializado en Combate a la Corrupción; así como representantes de la Fiscalía General del Estado y la Consejería Jurídica del Gobierno del Estado, entre otras instituciones.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *