*Cierran el 2018 como los mejores del Grupo Seis

Lucio Lara Román

La escuadra de los Cañeros de Selva Cañera, bajo el mando de su entrenador Héctor Vidal, goleó 4-2 al conjunto de los Delfines de Acapulco F.C. en la cancha del Estadio Municipal de Emiliano Zapata, para consolidarse en la primera posición del grupo seis de la Tercera División Profesional y finalizar como el mejor de este sector; con este resultado cosechó 37 puntos, producto de sus 16 victorias en lo que va de la competencia.

Los anfitriones hicieron validos los pronósticos de llevarse el triunfo en esta jornada, ello tras la distancia que llevan en la clasificación general, en la que el equipo morelense ha hecho bien las cosas en lo que va de la campaña, y ello los llevo a tener una gran confianza desde el arranque mismo de la pelea en los 90 minutos de juego, en la que fueron quienes impusieron condiciones en el terreno de juego, y así llevarse el triunfo al final de las hostilidades.

La alegría en las filas cañeras llegó al minuto 8 de iniciadas las hostilidades en la que en un centro por banda derecha de Osmar Martínez quien aprovecha de un solido remate de cabeza de Cuauhtémoc Medina para lograr el gol de la quiniela para irse al frente en la pizarra, ello les dio mucha confianza y la seguridad de tener el control de las acciones en el terreno de juego en la que al minuto 25 se vuelven a mover los cartones del partido en un autogol por parte de los defensores del Acapulco quienes tras un mal rechace anidan el esférico en su propia cabaña para el 2-0 de los Cañeros.

Con el control total de las acciones, el 3-0 llega al 32 del primer tiempo esta vez Gustavo Núñez se hace presente con remate potente dentro del área que no pudo detener el guardameta guerrerense.

Cuando todo lucía en favor de los anfitriones, llego el exceso de confianza en la que al 35 es expulsado Diego Choreño tras una fuerte entrada a un jugador del equipo visitante, una desatención total del Cañero que se tuvo que ir a las regaderas antes de concluir el primer tiempo.

Para la parte complementaria en un titubeo claro de la defensiva local, en el 52 le dan la oportunidad al Acapulco por medio de Eduardo Dávila de acortar distancias con el 3-1 en los cartones, la confianza de los Cañeros le da a los Delfines vida ya que cuatro minutos más tarde, el mismo Eduardo Dávila se hace presente en la cabaña local para el 3-2 y con la motivación por las nubes de buscar el gol de la igualada.

Ello no gusto en la banca local, y los ajustes no se hicieron esperar para reducir el ritmo de los visitantes y buscar asegurar el triunfo, fue hasta el 93 agregado cuando los morelenses se vuelven hacer presentes en la pizarra y sellar la victoria con un contragolpe de parte de Edgar Martínez y sumar tres puntos más en su camino de la fase regular.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *