Agenda Político Jurídica

Alejandro Corona Markina

Ante la Junta Política y de Gobierno del Congreso del Estado, se registró este lunes el doctor Tomás Benjamín de las Casas Vega, uno de los aspirantes más fuertes a presidir la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos, quien de ser electo podría significar un cambio importante dentro de la institución, en beneficio de la muy golpeada sociedad morelense.

Aunque la responsable de los registros en el Congreso, no quiso revelar el número de aspirantes que hasta ahora han acudido a entregar su documentación (pues sigue abierta la etapa correspondiente), auguró que el número de participantes sea similar al que se inscribió en el pasado proceso celebrado en este mismo mes, pero del año 2016, es decir alrededor de cincuenta, de donde se obtendrá una terna para después elegir finalmente a quien ocupará el importante cargo.

Hay similitudes, pero también diferencias entre lo ocurrido hace tres años y el proceso que actualmente se encuentra en curso.

De las situaciones que se repiten, se encuentra el hecho de que nuevamente buscará el cargo el actual presidente Jorge Arturo Olivares Brito y que otra vez, su operadora principal será su pareja, la magistrada Nadia Luz Lara Chávez. Asimismo, muchos de los que en el pasado la buscaron, otra vez refrendarán el intento.

Pero igualmente hay diferencias significativas, una de ellas es que, aunque la operación política de la magistrada Lara Chávez fue muy efectiva en el pasado, ahora no podrá influir de la misma forma, ya que no es la presidenta del Tribunal Superior de Justicia, como sí lo era hace tres años. Ella también carga en su contra lo ocurrido en el pasado reciente, cuando siendo candidata a gobernadora por el Partido Verde, decidió dar “chaquetazo” y declinar sus aspiraciones en favor del candidato perredista Rodrigo Gayosso Cepeda.

Así, el activismo de Nadia Luz para apoyar a quien sea, es como recibir el beso del diablo (o sea del mismísimo Rodrigo Gayosso), pues es indiscutible que Graco Ramírez

sigue operando en el estado de Morelos, para controlar las más importantes instituciones, mismas de las que quiere que no sólo le brinden impunidad y espacios, sino que también puedan generar un intenso golpeteo político a sus rivales, concretamente al gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo y así regresar como si nada en las elecciones de 2021.

Actualmente Graco Ramírez tiene el control de la Fiscalía General del Estado con Uriel Carmona Gándara; la Fiscalía Anticorrupción con Juan Salazar Núñez y el Tribunal Superior de Justicia del Estado de Morelos, con María del Carmen Verónica Cuevas López, además de la sumisión de algunas delegaciones federales que están a su servicio.

Todavía están frescos los gritos de protesta que hace tres años realizó una de las aspirantes, Clara Soto Castor (cuñada de Hortensia Figueroa), cuando fue designado Olivares Brito como presidente de la CDHEM, al que le dijo hasta de lo que se iba a morir. Seguramente el actual proceso no estará exento de polémica, pues entre quienes se han registrado hay de todo. Por ello, el registro del doctor Tomás Benjamín de las Casas Vega, se constituye en una opción seria y sólida para la institución.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *