El alcalde Antonio Villalobos Adán precisó que está abierto a dialogar con los propietarios de bares y restaurantes para poner orden en su funcionamiento, pero no permitirá más impunidad, corrupción, ilegalidad y abusos como lo hicieron sus antecesores.

Informó que el Ayuntamiento de Cuernavaca activó un programa de supervisión a restaurantes, bares y centro nocturnos, que concluyó con la reciente clausura de varios negocios por violentar los reglamentos municipales.

Expresó su postura de no dar paso atrás a su política de cero tolerancia a quienes violentan las leyes. Y más cuando está en peligro la integridad física y material de jóvenes y familias que buscan divertirse en establecimientos que laboren dentro de la normativa vigente municipal.

El Ayuntamiento abre espacios de comunicación y diálogo permanente con los propietarios de restaurantes y bares para que ambos asuman con responsabilidad sus obligaciones en el respeto a la ley, recalcó.

Pero advirtió que la autoridad municipal no cederá a presiones, actos de corrupción ni chantajes, a cambio de violentar las leyes en agravio de las familias de Cuernavaca, como gobiernos pasados que fueron omisos en la aplicación de los ordenamientos jurídicos municipales.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *