LA LEY DE HERODES
Por Miguel Ángel Isidro

1.- Es muy corto un periodo de 100 días para medir la eficacia de un gobierno.

2.- Sin embargo, hay que señalar que Andrés Manuel López Obrador comenzó a tomar decisiones desde prácticamente el día siguiente de la elección.

3.-El arrollador triunfo y popularidad del tabasqueño ha generado enormes expectativas sobre su gobierno y los alcances del mismo.

4.- El gobierno de la llamada “Cuarta Transformación” ha traído distintas innovaciones al quehacer gubernamental, por cierto, no todas efectivas.

5.- A varios integrantes del gabinete legal y ampliado es notorio que el tamaño de la encomienda les ha quedado grande.

6.-El Presidente ha tomado decisiones arriesgadas en temas controversiales, apoyado en el capital político que le brinda su amplia popularidad.

7.- El uso recurrente de las “consultas públicas” o “ejercicios participativos” han permitido al Ejecutivo evadir responsabilidades directas en la toma de decisiones, aún con las consecuencias políticas que ello pudiera traer.

8.- Las fuerzas políticas que actualmente conforman la oposición no han terminado de estructurar una estrategia eficaz para fungir como contrapeso real al Ejecutivo y su partido.

9.- El Presidente y su partido están convencidos de que popularidad es sinónimo de eficiencia.

10.- La estrategia comunicacional del Ejecutivo es rudimentaria, pero efectiva.

11.- A cualquier otro presidente ya se lo hubieran comido vivo sus opositores con la mitad de las contradicciones en que ha caído el actual mandatario.

12.- Morena y AMLO tendrán que trabajar más a fondo en democratizar sus procesos si pretenden que su popularidad se transforme en legitimidad.

13.- El equipo asesor de AMLO necesita entender más a fondo cómo funciona la economía globalizada. No es un simple asunto de “neoliberales”, “progresistas” y “conservadores”.

14.- El Presidente necesita más y mejores operadores políticos en diversos frentes.

15.- Marcelo Ebrard, Ricardo Monreal y Martí Bartres no le van a poder resolver todo a su jefe.

16.- La titular de la SeGob está haciendo más activismo ahora que en toda su carrera.

17.- La política social del actual gobierno es sobresaliente, pero no se puede separar de su componente electoral.

18.- En otros tiempos, se habría exigido que pifias como la del spot de Turismo con logos de Morena y la imagen del Presidente hubieran tenido consecuencias legales.

19.- A pesar del discurso, los beneficios reales de la estrategia de combate a la corrupción en
Pemex no estarán a la vista en el corto plazo.

20.- Se equivoca el Presidente y sus seguidores al inferir que todos sus críticos quisieran “que le vaya mal a México”.

21.- Queda claro que los diagnósticos de los que disponía AMLO antes de llegar al poder sobre distintos temas, como seguridad, combate a la corrupción y proyectos estratégicos eran erróneos. Por eso son tan notorias las discrepancias de su actuar con el discurso enarbolado en campaña.

22.- Es completamente insólito que un mandatario mexicano esté llegando a niveles históricos de aceptación popular en un periodo tan corto. Pero hay que advertir un riesgo: si no se logra sostener esta curva ascendente, la única posibilidad futura es la caída, y aún falta mucho por recorrer en este sexenio.

23.- Lo más importante es verificar hasta qué punto este gobierno es capaz de aprender de sus propios errores. El Ejecutivo ha tratado de recomponer sus planteamientos en temas como el de los refugios para mujeres maltratadas, pero ha sido terminante en otros como el caso de las estancias infantiles o la termoeléctrica de Huexca, por mencionar algunos. Al
Gobierno de la 4T le hace falta entender que es posible ganar perdiendo.

24.- Quedó demostrado que con la simple llegada de un “gobierno honesto” no fue suficiente para poner freno a la violencia criminal que sigue sometiendo a la ciudadanía a lo largo y ancho del territorio nacional.

25.- Queda mucho camino por recorrer. El enorme reto para AMLO y su gobierno es corresponder a las elevadas expectativas ciudadanas. Tiene los recursos y el respaldo popular. La oposición está disminuida y desorganizada. Hay mayor margen para éxitos que para errores. ¿Tres meses serán suficientes para seguir remitiendo culpas a los “gobiernos anteriores”?

Veremos y comentaremos.
Twitter: miguelisidro

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *