*Ante aumento de la inseguridad y violencia: Diputada Alejandra Flores

El Congreso de Morelos exhortó, a petición de la diputada Alejandra Flores Espinoza, el Pleno del Congreso del Estado al gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo y al comisionado Estatal de Seguridad, Jpsé Antonio Ortiz Guarneros, a implementen rondas y guardias policiales las escuelas y universidades durante los turnos vespertinos para garantizar la seguridad a los estudiantes ante la creciente ola de violencia de género, feminicidios y desapariciones forzadas en el estado.

“María Fernanda, Kenia, Alma Iris, Sandy, Fernanda, Vanessa, son sólo algunas de las jóvenes morelenses que han sido separadas de sus familias y han sido asesinadas por el simple hecho de ser mujeres, son solo algunas de las jóvenes estudiantes morelenses que han sido víctimas de la violencia feminicida que tiene a nuestro estado entre los más peligrosos para vivir, siendo mujer, siendo joven y siendo estudiante”, lamentó.

El Pleno Legislativo coincidió en que es obligación de las autoridades, en el ámbito de sus facultades, garantizar la seguridad de todos los morelenses y lamentaron que la ola feminicida que azota a nuestro estado es de niveles genocidas, por lo que urgieron al trabajo en equipo y en unidad para regresar la tranquilidad a todas las mujeres que habitan en Morelos.

“Desafortunadamente, es conocida la forma de operar de los depredadores, una de ellas es el acecho a los planteles educativos de turnos vespertinos, con inmediaciones solitarias y obscuras, por ejemplo nuestra Máxima Casa de Estudios, de ahí que sea imperioso y de extrema urgencia implementar medidas de seguridad tales como rondas y guardias conformadas por unidades del Mando Único en las que preferentemente se incluya cuando menos a un elemento femenino, con la finalidad de prevenir todo tipo de delitos de violencia de género”, Alejandra Flores.

Los legisladores consideraron que son urgentes acciones de gobierno que permitan a las jóvenes estudiantes asistir a la escuela, con la certeza de que su vida no correrá peligro, que pueden transitar por las calles sin ser víctimas de ningún tipo de violencia de género, que las familias tengan la tranquilidad de que su hija, su hermana, su madre tiene asegurado su regreso a casa sana y salva.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *