*Primer duelo de la campaña juvenil de la ONEFA

Lucio Lara Román

Los Linces de la Universidad del Valle de México campus Cuernavaca sucumbieron en su presentación en el emparrillado del Infierno Rojo de Temixco ante la escuadra guinda y blanco de las Águilas Blancas del Instituto Politécnico Nacional (IPN), en la jornada uno de la categoría juvenil del Grupo Uno de la Organización Nacional Estudiantil de Futbol Americano (ONEFA).

Con final en los cartones de 21-24 fue estupendo juego el que brindaron los dos equipos, los anfitriones pese a su plantilla de no más de 40 jugadores supieron sacar la casta y el coraje en este choque, el que llegó el rival con sus 80 elementos para llevarse un triunfo más holgado, pero los de casa dieron pelea todo el partido, que incluso estuvieron cerca de la victoria.

Duelo de toma y daca bajo un intenso calor que se dejo sentir en suelo morelense, donde los dos equipos llegaron a la cita con sus mejores jugadores para pelear por la victoria; choque en el que los volátiles de Santo Tomás tomaron la batuta del encuentro y en la primera serie ofensiva, a base de su juego terrestre, se supieron imponer en las acciones del primer cuarto, que los llevo a obtener sus primeros siete puntos.

Mientras que el nerviosismo del equipo local en este arranque los traicionó, ya que la ofensiva de los Linces en una rápida serie ofensiva tuvieron que despejar de forma inmediata y darle nuevamente el ovoide al rival.

Fuer así como el staff de coaches de Linces llamó a sus jugadores para tratar de ajustar sus filas y no ser presa fáciles de las Águilas Blancas quienes asumieron la confianza y el mando de las hostilidades del juego, ya que los de casa no lograban sacudirse el balde de agua fría que fue la primera serie de los politécnicos quienes tenían el control y la confianza de verse mejor que los de casa.

Para el descanso los ajustes llegaron inmediatamente en los Linces para que reaccionaran y se metieran de lleno en el juego; las cosas cambiaron radicalmente en el terreno de juego en el que los locales fueron más certeros y coordinados en sus jugadas, regresaron a la trinchera del combate con renovados bríos que fue el parte aguas para que se asentarán en su estrategia y dieran una batalla más cerrada a las Águilas Blancas que batallaron para llevarse el triunfo con una escasa diferencia de tres puntos.

Al final el entrenador en jefe de los Linces, Miguel Ángel Godoy, felicitó a sus jugores porque a pesar de no haber sumado su primera victoria, mostraron que tienen el carácter para seguir adelante en un calendario que no será del nada sencillo, y en base a estos tropiezos es que los jóvenes irán asimilando la experiencia para su crecimiento y desarrollo en este deporte de las tacleadas.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *