*Inseguridad y violencia están fuera de control en Morelos

José Luis Garcitapia

Más de 2,000 morelenses demandaron la destitución del gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo ante la grave crisis de violencia e inseguridad que vive Morelos, que ha cobrado la vida, sólo en 2019 y de octubre, noviembre y diciembre del año pasado, de más de 1,500 personas.

Asimismo, calificaron al de Cuauhtémoc Blanco como un gobierno fallido que ha fomentado una confrontación constante entre los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, así como los ayuntamientos, lo que implica que Morelos está al borde de la ingobernabilidad.

Los integrantes de la Asociación Cívica Morelense «Gustavo Salgado Delgado» marcharon de El Calvario al Zócalo de Cuernavaca para exigir la salida del gobernador Cuauhtémoc Blanco, porque no sabe gobernar y ha delegado su responsabilidad constitucional a su hermano Ulises Bravo Molina y a su representante, José Manuel Sanz Rivera, jefe de la Gubernatura.

Denunciaron que sólo en lo que va de la administración de Cuauhtémoc Blanco Morelos registra la desaparición de 500 personas, la mayoría mujeres; y en este sentido, lamentaron que hoy el estado este en tercer lugar nacional en el registro de feminicidios.

Agregaron que propio gobernador ha reconocido la presencia de siete cárteles de la delincuencia y como consecuencia de ello se ha incrementado del número de ejecuciones, el cobro de piso, secuestro, extorsión, robo a casas-habitación, en la vía pública y el transporte.

Además, la economía ha dejado de crecer y el desempleo va en aumento, mientras que el gobierno se escuda en que no cuenta con recursos para impulsar obra pública y Cuauhtémoc Blanco “insiste en culpar de todo al gobierno pasado”.

Artículos Relacionados

Deja un comentario