Ciudad de México.- Al reconocer la disposición de los gobernadores por trabajar de común acuerdo para garantizar la paz y resolver el problema de la seguridad en el país, el presidente Andrés Manuel López Obrador expuso diez puntos a considerar para ofrecer mejores resultados a la ciudadanía, que se condensan en no permitir la corrupción, dignificar y fortalecer la figura de los policías, mejorando sus condiciones de trabajo, apoyar iniciativas de organismos autónomos y respetar los derechos humanos.

Durante la XLV Sesión Ordinaria del Consejo Nacional de Seguridad Pública, celebró los acuerdos tomados porque corresponden con el objetivo supremo del Gobierno de la República, que es garantizar la paz y la tranquilidad en el país. Consideró fundamental el consenso para avanzar en ámbitos como el de la seguridad:

“Lo mismo puedo decir de la relación que tenemos con todos los gobernadores. Es una relación de respeto, hemos podido trabajar de común acuerdo y vamos a seguir haciéndolo. Y en este caso, el de garantizar la paz, la tranquilidad, estamos doblemente obligados a trabajar de manera conjunta”.

Por ello, exhortó a asumir el compromiso de trabajar juntos en estos nuevos tiempos de unidad nacional para sacar adelante a México.

10 puntos para enfrentar la inseguridad

En cuanto a los 10 puntos, que el presidente considera de primera importancia para enfrentar el flagelo de la violencia, destaca el no permitir la corrupción ni la impunidad, lo mismo que marcar una frontera entre autoridades y delincuencia evitando componendas y complicidades.

Destacó que se deben realizar diversas acciones para mejorar el desempeño de las policías estatales y municipales, como aumentar el número de éstos, mejorar salarios, prestaciones y capacitarlos con enfoque de servicio de la comunidad, pero también cuidando su integridad.

“El policía debe ser reconocido como servidor público de primer orden, mejorar su fama pública por su buen desempeño, por su honestidad, entrega, compromiso”.

También mencionó como punto fundamental el respeto a los derechos humanos y “nada de tortura, nada de masacres”, ya que no es posible combatir la violencia con más violencia y reiteró que las autoridades responsables deben asumir su obligación de manera personal:

“Poner en el centro de nuestra atención esta demanda de seguridad y esto significa atender el problema todos los días. Tiene que haber perseverancia y atención directa de las más altas autoridades, no delegar.”

De los 10 puntos, destacó que no debe perderse de vista que la pobreza y la desigualdad son causas directas de la violencia, por lo que subrayó que las acciones prioritarias deben enfocarse en su solución, lo que incluye atender a los jóvenes y el problema de las adicciones.

“Hay que mejorar las condiciones económicas, sociales, hay que procurar el bienestar material y el bienestar del alma, hay que fortalecer valores culturales, morales, espirituales; hay que atender mucho a los jóvenes.”

Subrayó que resulta importante celebrar y alentar las iniciativas que están tomando organismos autónomos como las acciones de renovación que emprende la Fiscalía General de la República y el Poder Judicial. Por último, felicitó a las secretarías de la Defensa Nacional (Sedena) y de Marina por su amplia colaboración en la tarea de pacificar el país sin violar los derechos humanos y agregó que hoy es una asignatura integrada en su formación de manera obligatoria en ambas instituciones.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *