José Luis Garcitapia

Hoy México superó las 6,000 muertes (oficiales) por covid-19, de acuerdo con la información dada por el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, quien en las últimas semanas ha ido modificando estimaciones, plazos e revelado que hay más muertes que las informadas todos los días.

Simplemente hay que recordar las estimaciones que hizo el funcionario hace algunas semanas sobre la mortalidad que traería la pandemia:

23 de abril

Las autoridades de salud mexicanas estiman que la pandemia del COVID-19 causará entre 6,000 a 8,000 muertos, informó este jueves a EFE el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell.

05 de mayo

El subsecretario de Prevención y Promoción de Salud, Hugo López-Gatell, informó que, con base en proyecciones matemáticas, se estima que se registrarán alrededor de 6,000 muertes por coronavirus en México.

Hoy confirmó que han muerto por Covid-19 en México 6,090 personas. Esta cifra sólo se refiere a quienes se les hizo previamente el examen correspondiente y que su resultado confirmó el contagio.

La agrupación Mexicanos contra la Corrupción reveló hace unos días que en la ciudad de México el número de actas de defunción inscritas (en el Registro Civil) por Covid-19, sospecha o posible Covid-19 o SARS-CoV-2 es Federal.

Casi todos estos muertos, oficialmente reconocidos por Covid-19 o sospechosos de contagio, fueron cremados de manera inmediata, negándoles a sus familiares el derecho a verlos, velarlos y darles, para los creyentes, cristiana sepultura.

Creo que llegó al momento exigir información clara y precisa sobre la pandemia y que haya castigo a los responsables de las omisiones en que se ha incurrido desde enero pasado cuando se declaró la alerta sanitaria por la aparición del nuevo coronavirus SARS-CoV-2.

En tanto, el presidente Andrés Manuel López Obrador sigue con sus declaraciones frívolas, irresponsables, ante la magnitud de la tragedia que estamos viviendo y lo que está por venir.

¿A quién va a culpar a ahora López Obrador o será Hugo López-Gatell el chivo expiatorio a quien se le cargarán todos los errores u omisiones?

@PepeGarcitapia

* El retorno está condicionado al respeto de la seguridad biológica y al acatamiento de las medidas

El Comité Municipal de Contingencia Covid-19 (CMCC-19), señaló que se trabaja en el desarrollo de un semáforo social para programar la reactivación escalonada de actividades en Cuernavaca, con base a un análisis del avance de la pandemia.

Los integrantes del Comité trabajan en la elaboración de protocolos para que los sectores productivos se vayan preparando y estén listos para su reactivación en el momento que las condiciones sean favorables y se pueda dar luz verde.

El CMCC-19 indicó que el retorno está condicionado al respeto de la seguridad biológica y al acatamiento de las medidas de aislamiento social, sana distancia y uso de cubrebocas.

El Comité se dijo sensible a las demandas ciudadanas y señaló que se busca que con estas acciones se puedan reanudar las actividades sin poner en riesgo la salud y la vida de los cuernavacences.

Informó que no se tienen fechas definidas para la reactivación debido a que actualmente se está en una etapa de contagios masivos y es indispensable que la sociedad sea más responsable y consciente de que se transita hacia nuevas formas de convivencia.

Los miembros del CMCC-19 llamaron a los cuernavacences a optar por establecimientos que respetan las medidas de seguridad, como el uso de cubrebocas de todo su personal, la venta para llevar, y la modalidad de servicio a domicilio.

Recomendaron que en caso de utilizar taxis o rutas estén atentos a que los operadores respeten los protocolos de higiene y recordaron, en este sentido, que el uso de cubrebocas en el transporte público es obligatorio tanto para pasajeros como para choferes, ya que al utilizarse se están cuidando de un posible contagio.

También recomiendan que el servicio de taxi ponga un barrera de plástico entre los choferes y los pasajeros.

Pide Cuauhtémoc a su gabinete diseñar acciones de reactivación económica

*El secretario de Salud pone en claro que el tema podría abordarse en la quincena de junio

El gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo instruyó a su equipo de trabajo diseñar acciones conjuntas que contribuyan a la reactivación de los ámbitos económico y laboral en la entidad, siempre y cuando las condiciones de la pandemia del coronavirus Covid-19 lo permitan.

En tanto, durante la conferencia diaria sobre el estado que guarda Morelos por la pandemia del coronavirus, el secretario de Salud, Marco Antonio Cantú Cuevas, dejó en claro que la reactivación no se dará como se ha previsto en otras entidades, pues no hay condiciones. Agregó que semanas después del 01 de junio podría iniciar el análisis del tema, no antes, apuntó.

Insistió en que la movilidad en Morelos sigue siendo alta, por lo que la población debe de contribuir cumpliendo con la disposición de quedarse en casa.

La reactivación de no se dará aún como sucederá en otras entidades. Indicó que los resultados negativos se verán de manera drástica sino se contiene la movilización de los ciudadanos. Y puso como ejemplo los altos índices de contagio y mortalidad que el estado presenta.

Y apuntó que ninguna disposición se ha modificado nada por lo que siguen vigente la suspensión de actividades no esenciales, el “quédate en casa”, el distanciamiento social, entre otras.

Cantú Cuevas precisó que en Morelos no hay condiciones para la reapertura de actividades a la «nueva normalidad». Apuntó que es un tema complicado.

Durante la reunión sostenida con integrantes del gabinete estatal, el mandatario enfatizó que para que la reactivación escalonada sea posible en el estado, es necesario mantener todavía las medidas de confinamiento sugeridas desde hace varias semanas por las autoridades de Salud, así como reducir aún más la movilidad social, con la finalidad de detener el ascenso de número de casos de contagio de dicha enfermedad.

Mencionó que si bien, el Gobierno Federal ha anunciado ya un plan de retorno a la «nueva normalidad» en algunas regiones del país, Morelos aún no se encuentra en las condiciones favorables para retomar las actividades laborales y sociales catalogadas como no esenciales.

Blanco Bravo solicitó a las y los titulares de las Secretarías reforzar el llamado a la población de actuar con responsabilidad social en estos momentos difíciles y privilegiar la salud y la vida de la población del estado, con el propósito de superar esta crisis sanitaria de la mejor manera.

En esta reunión de trabajo, el secretario de Salud en la entidad, Marco Antonio Cantú Cuevas, presentó el panorama epidemiológico actual del estado, donde se han reportado más de mil 100 casos de Covid-19, de los cuales 262 están activos.

Asimismo, se refirió a los acuerdos y decretos que puso en marcha el Ejecutivo estatal desde que inició la contingencia sanitaria, y en los cuales se solicitó la suspensión de actividades escolares, así como aquellas no primordiales, tanto en el sector público como el privado, a fin de evitar la propagación del virus entre la ciudadanía y con ello, el colapso de atención hospitalaria en las instalaciones de salud.

Finalmente, el Gobernador exhortó a su equipo a mantener la guardia firme para enfrentar con eficacia las distintas problemáticas y daños que esta contingencia pueda causar en las familias del estado, principalmente a las de mayor vulnerabilidad.

El fiscal Anticorrupción de Morelos Juan Salazar Núñez, tomó protesta al Doctor Edgar Rodolfo  Núñez Urquiza como vicefiscal «A», quien durante varios meses se desempeñó como Fiscal de Asuntos Diversos de esta institución y ante su notable labor, recibió el reconocimiento del titular de la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción (FECC).

El nombramiento del Doctor Núñez Urquiza se realizó para reforzar el destacado trabajo que ha realizado desde hace más de tres años la vicefiscal adjunta María Guadalupe Flores Servín, quien continuará ejerciendo las facultades en ella delegadas reglamentariamente.

La Fiscalía Anticorrupción de Morelos seguirá privilegiando los valores y principios de transparencia, rendición de cuentas, certeza, legalidad, imparcialidad, eficiencia, respeto a los derechos humanos, honorabilidad, responsabilidad, confidencialidad, respeto y diligencia en el ejercicio del servicio.