La presidenta de la Junta Política y de Gobierno del Congreso local, Alejandra Flores Espinoza, hizo un llamado a los alcaldes del estado a aprobar la reforma constitucional en materia de paridad de género.

El pasado 12 de marzo, la LIV Legislatura aprobó un paquete de modificaciones a la legislación local, con lo que se busca garantizar la participación igualitaria de las mujeres en el próximo proceso electoral y erradicar la violencia política de género.

La coordinadora del grupo parlamentario de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) resaltó la importancia que tiene para el estado la citada reforma, sobre todo para aquellas mujeres que han luchado por la igualdad de género.

En tal razón, la legisladora  convocó a los 36 cabildos, que se instituyen como Constituyente Permanente,  a avanzar en la aprobación de la minuta que no es más que una armonización con la legislación que recientemente el Congreso de la Unión aprobó en la materia y que debe estar lista antes del 31 de mayo.

Por otro lado, la presidenta de la Junta Política y de Gobierno sostuvo que en ningún momento ha sido víctima de algún intento de presión, chantaje o intimidación por algún presidente municipal para legislar en favor de la multicitada reforma,  a fin de aumentar impuestos o derechos municipales.

Por ello, Flores Espinoza deslindó de cualquier postura al respecto y manifestó su confianza en que en los próximos días se pueda establecer el marco normativo en favor de la paridad de género.

Por Arturo Brito Lilington

* «Las gallinas de arriba cagan a las de abajo»…

* Situación crítica pero no aplicar fuerza…

* Reclusorios de Morelos sin Covid-19…

«Las gallinas de arriba cagan a las de abajo», dicen y a estas alturas del confinamiento mundial no particular de México y sus entidades federativas producto de pandemia ocasionada por reiterado Covid-19 así parece pues las de los Estados Unidos de Norteamérica hacen lo propio con nuestra patria situados en fase 3 advertidos de entrar al ‘punto crítico’.

De acuerdo a registros sumados al día de ayer viernes 22 de 2020, están contabilizados más de 95 mil fallecidos allá y acá rebasados 6 mil 500 acaecidos, con alrededor de 60 mil contagiados acá y más de un millón y medio allá; empero aparecen otros países de América Latina que superan al vecino del Norte y a Europa. Ejemplo Brasil, y México, está entre 10 países con más fenecidos.

A nivel mundial al día ayer viernes en la estadística aparecen 338 mil 121 difuntos; 5 millones 205 mil casos y 2 millones 54 mil 125 recuperados.

En el recuento total los números redondos son catastróficos; sin embargo, no hay tal para Elsa Julita Veites Arévalo, enviada al Estado de Morelos por ya saben quien como ‘delegada especial’ a fin de reforzar medidas preventivas, etcétera, etcétera, etcétera, porque a pesar de datos locales en ascenso la situación para rlla «aún no es una catástrofe» y no hay porque imponer acciones mediante la fuerza para frenar mal que aqueja (acá, allá, acullá) cuando en Morelos el semáforo en rojo imposibilita arribar a ‘la nueva normalidad’ en momentos críticos pues todavía falta resentir lo más  cabrón, pa’ que  se entienda; por eso, confinamiento, encerrados en casa y mantener distancia entre unos y otros, sin apapachochs ni bechochs al entrar en contacto en casos de toparse en movilidad laboral o vial al ir a conseguir alimentos y/o medicamentos, en sus casos, ni trabajos escenciales, reuniones de amigos o familia, cosa que mucha gente no acata y así recrudece transmisión del mortífero virus cuyos pacientes, de acuerdo a versión de Marco Antonio Cantú Cuevas, secretario de Salud en esta entidad, son atendidos en hospitales de Servicios de Salud (SSM) locales; Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS); Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y nosocomios privados.

Una catástrofe puede ser natural, como un tsunami, una sequía o provocada por la mano del hombre, como una guerra, que destruye o reduce a trozos pequeños una cosa material.

El Covid-19 a ciencia cierta está en el aire confirmar entre tantas especulaciones si es obra de la casualidad o arma biológica pero abate y reduce cenizas extendido a nivel internacional y no desaparecerá así haya vacuna porque llegó para quedarse, al grado de cambiarnos rostros pues ahora portamos cubre nariz-boca y hasta (parabrisas) mascarillas protectoras de caras.

Y si antes de citado panorama sin nada que cubriera ‘feises’ sobraron quienes veían pero no miraban a prójimos, hoy con «caras cubiertas» hay mayores pretextos para hacer que la virgen habla.

Pero bueno, ya qué!..

Entre tantas voces, Rosalina Mazari Espín, diputada local en Morelos, publica en su página Facebook:

«Amigas y amigos.

Considero que ante esta grave situación de la pandemia COVID-19 que nuestro país está padeciendo quiero comentarles que el estado de Morelos vive su etapa más crítica de enfermos y en gran parte porque hay gente que no cree en la pandemia o que ellos no se pueden contagiar, sin embargo los datos en los hospitales y en las estadísticas oficiales demuestran un ascenso muy rápido y tal vez muchos de ustedes se empiezan a enterar de gente conocida que está enferma de COVID-19 y muchos ya fallecieron, es la realidad de la pandemia, por eso los que podamos debemos de hacer conciencia de guardar todas las medidas de prevención que durante estos últimos 3 meses nos han enseñado.

«Te invito a que de ser posible tú y tu familia permanezcan en casa para evitar contagios. Hay que ser responsables y ayudarnos unos a otros evitando el contagio. Los casos y padecimientos de esta pandemia son muy dolorosos. Debemos demostrar solidaridad entre nosotros y salvar vidas para no ser contagiados o contagiar a otros.

#QuédateEnCasa».

Cabe destacar, luego que a partir del 1 de abril próximo pasado están vigentes video llamadas entre reclusos y familiares con objetivo de evitar contagios y decesos al interior del Sistema Penitenciario del Estado de Morelos, a la fecha no se ha detectado ningún caso de Covid-19, informó Mario Vargas Santome, secretario particular de José Antonio Ortiz Guarneros, comisionado estatal de Seguridad Pública en Morelos.

En otro orden, la radiografía morelense revela: 231 defunciones; mil 194 casos; 250 activos; mil 97 descartados; 309 sospechosos, diseminados en 35 de los 36 municipios de la entidad, excepto Zacualpan de Amilpas; de más a menos (defunciones, activos, descartados y sospechosos), encabeza Cuernavaca, le siguen: Cuautla, Jiutepec, Jojutla, Temixco, Xoxocotla, Xochitepec, Emiliano Zapata, Zacatepec, Tlaltizapán, Yautepec, Tepalcingo, Puente de Ixtla, Ayala, Yecapixtla, Tlaquiltenango, Ocuituco, Tepoztlán, Huitzilac, Atlatlahucan, Miacatlán, Tetela del Volcán, Tlayacapan, Coatetelco, Axochiapan, Coatlán del Río, Jantetelco, Mazatepec, Tetecala, Totolapan,. Amacuzac, Jonacatepec, Tlalnepantla, Hueyapan y Temoac.

Entonces, como dijo Memo Cinta, al despedir transmisión de Línea Caliente, segunda emisión allá por el año 1977, situados en sexto piso de edificio localizado en avenida Morelos, frente al colegio Cristóbal Colón, al sentir embestida de inesperado temblor que ahí nos sorprendió:

«Ah cabrón, esto está muy grueso, corten la transmisión!», pero el operador, Ramón, ya no estaba en cabina de control porque al sentir  embate corrió y dejó micrófonos abiertos y mucha gente eso escuchó…

Hoy, todo está muy cabrón, por traído y llevado virus, en los escenarios mundial, nacional y estatal, porque ni en China, donde surgió, ha sido ‘domado’ y si allá la curva se ‘aplanó’ de nuevo problema brotó…

Todo, en realidad, cual sea la ‘nueva normalidad’, estará cabronsísimo…