Ante el cateo realizado en oficinas del Ayuntamiento de Cuernavaca, alrededor de de las 18:00 horas, de este lunes, a cargo de elementos de la Fiscalía Anticorrupción Morelos,  la titular de la Contraloría Municipal, Clara Elizabeth Soto Castor, señaló que ni el gobierno municipal ni la dependencia a su cargo “nos hacemos responsables del destino que se les pueda dar a todas y cada una de las declaraciones patrimoniales de todos los funcionarios municipales”.

Consideró desproporcionado e innecesario el aparato de desplegado tanto al exterior como al interior de los inmuebles de la administración pública municipal; y denunció el exceso y uso abusivo de la fuerza, cuando el alcalde Antonio Villalobos instruyó se dieran todas las facilidades para llevar a cabo lo diligencia para coadyuvar con las autoridades correspondientes en aras de la transparencia.

Una vez consumado la sustracción de dichos documentos, a las puertas de la Tesorería Municipal, Clara Soto, explicó:

“Como Ayuntamiento municipal les permitimos el acceso a los abogados de la Fiscalía Anticorrupción; se les dieron todas las facilidades, sin que nos permitieran tomar nota de los documentos sustraídos de mis archivos, la cual incluye información clasificada y sensible que no me corresponde, ya que no es propiedad del Ayuntamiento sino que es propiedad de diferentes funcionarios públicos”.

Agregó la titular de la Contraloría Municipal: “quiero hacer constar que no me dejaron tomar nota de las declaraciones patrimoniales que sustrajeron y tampoco me dejaron sacar fotocopias o fotografía, ni me permitieron algún tipo de firma, contra-documentación o acuse de recibo de la documentación que se llevaron”, señaló.

“En otras palabras -dijo en forma textual la Doctora Clara Soto- la información confidencial de todos los funcionarios del Ayuntamiento queda expuesta a la Fiscalía Anti-corrupción. No me hago responsable a partir de este momento del destino que se les pueda dar a todas y cada una de las declaraciones patrimoniales de todos los funcionarios del Ayuntamiento de Cuernavaca y del riesgo al que quedan expuestos por esta acción”.

Él operativo de los ministerios públicos de la mencionada dependencia estuvo apoyada por una veintena de agentes con armas largas y cortas cubiertos con pasamontañas, quienes intimidaron a personal de Comunicación Social del Ayuntamiento para que no registraran evidencias fotográficas y en video del cateo, el cual estuvo apoyado también por elementos de la Guardia Nacional.

Se pudo constatar que además de carpetas con archivos y documentos, el personal de la Fiscalía sustrajo un equipo de cómputo de la Contraloría, el cual se negaron a registrar en la caseta de vigilancia ante requerimiento del personal a cargo de la Policía Municipal, con el argumento de que se trataba “de un cateo”. El Ayuntamiento de Cuernavaca ratifica su respeto a las instituciones, pero manifiesta su extrañamiento ante los excesos en que se incurrió durante el cumplimiento del citado mandamiento judicial.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *