*Morelos se mantendrá todo agosto en alto riesgo de contagio de Covid-19: Salud

El secretario de Salud, Marco Antonio Cantú Cuevas, explicó que, de acuerdo a la proyecciones del desarrollo de la pandemia por Covid-19, en agosto próximo no habrá condiciones para la realización de la Feria de Tlaltenango.

Pidió a las autoridades y ciudadanos involucrados en su organización posponer dicho evento, a fin de evitar conglomeraciones masivas que pudieran implicar un riesgo para la salud de los morelenses.

“Para el Gobierno de Morelos el tema sanitario es prioritario.. (y) la entidad se encuentra en un nivel de riesgo epidémico alto, por lo tanto llevar a cabo eventos masivos es imprudente y atenta contra el bienestar de la población”.

“Efectuarla sería exponer a los cientos de personas que participan en esta tradicional festividad”, apuntó al citar que la Feria de San Marcos, en Aguascalientes, y el Carnaval de Venecia, en Italia, han sido canceladas por la pandemia.

*Anuncia el alcalde reducción del 50 por ciento de los puestos, medidas sanitarias y restricciones en el acceso de los visitantes

El alcalde de Cuernavaca, Antonio Villalobos Adán, confirmó que sí se celebrará el 300 aniversario de la aparición de la Virgen de los Milagros, del pueblo Tlaltenango, pero cumpliendo las medidas sanitarias establecidas por la pandemia de coronavirus Covid-19.

Asimismo, adelantó que habrá restricciones en los días del cierre vial de la Avenida Emiliano Zapata, no se autorizarán permisos a comerciantes foráneos, se sólo se instalarán el 50 por ciento de los puestos, la venta de comida será sólo para llevar y cero alcohol, además de un operativo pare evitar conglomeraciones.

Tras reunirse con el obispo Ramón Castro Castro, el alcalde Antonio Villalobos precisó que el principal objetivo será la protección de la población que celebra a su santa patrona cada 08 de septiembre.

“Que quede claro: Sí habrá organización de festividades religiosas en honor a la Virgen de los Milagros, pero no feria con un sentido comercial como en años anteriores, pues las condiciones actuales de la pandemia obligan a estas adecuaciones a una de las más importantes tradiciones no solo de Cuernavaca o de Morelos sino del calendario nacional”, enfatizó.

Antonio Villalobos planteó a Monseñor Ramón Castro la inquietud de muchos creyentes porque regresen los templos a realizar servicios religiosos; precisó estas personas necesitan paz, consuelo y esperanza en estos tiempos de enormes retos, producto de la pandemia por coronavirus.

Le compartió que se ha sido preocupante que en la ciudad se den comportamientos atípicos entre diversos sectores, pues se ha registrado un incremento en la violencia intrafamiliar, en los índices delictivos y otros fenómenos similares.

Antonio Villalobos consideró como una actividad prioritaria los servicios religiosos y se alegró saber que la comunidad ya está llevando a cabo las acciones necesarias para retomar sus servicios, protegiendo las salud de feligreses y oficiantes.