La lucha de Zapata continúa en Cuernavaca, al dar seguridad en la tenencia de la tierra en  los Patios de la Estación, donde gracias al respaldo del presidente Andrés Manuel López Obrador sus lotes serán regularizados para que el Ayuntamiento los dote, por fin, después de décadas de abandono, de servicios municipales.

En lo anterior coincidieron el presidente de Cuernavaca, Antonio Villalobos Adán y el director del Instituto Nacional del Suelo Sustentable (INSUS), José Alfonso Iracheta, al participar como oradores en la ceremonia conmemorativa por el 141 aniversario del natalicio del General Emiliano Zapata Salazar.

Al pie de la estatua ecuestre del Caudillo del Sur, ubicada en la Avenida Plan de Ayala, el alcalde de la capital de Morelos señaló: «Siento una gran alegría de poder compartir con ustedes, una fecha tan significativa para los morelenses, los mexicanos y todos los que buscan que prevalezca el imperio de la justicia y la equidad.»

Antonio Villalobos aseguró respecto al carácter del jefe la de la Revolución de Sur: «no se dejó amedrentar por la adversidad. Lo persiguieron, lo acusaron de bandido, de saqueador, hasta de mujeriego y no sé qué más. Tuvo en contra a la prensa de entonces, patrocinada por Porfirio Díaz y al final, solo pudieron vencerlo por la vía de la traición. ¿Les suena familiar? A mí sí».

Agregó: «Nuestro presidente Andrés Manuel López Obrador fue perseguido, estigmatizado, desaforado y calumniado. Y, sin embargo, no cejó en su empeño de demostrar que los mexicanos optaron por quien ha puesto primero a los que menos tienen y más lo necesitan.

“Por eso hoy vivimos una transformación que no ha sido fácil -agregó- y en ese proceso estamos en Cuernavaca: contra la adversidad, hechos. Contra ataques, resultados. En pocas palabras, trabajo mata grilla», reiteró el munícipe.

Calificó de un triunfo de los cuernavacenses y específicamente de los colonos de Patios de la Estación que en fecha tan vital – como lo es el natalicio de Emiliano Zapata- inicie el procedimiento de regularización de propiedad de sus lotes con el apoyo del INSUS, cuyo representante nacional vino a Cuernavaca a formalizar tal arranque, con el apoyo del responsable del organismo en Morelos, Alejandro Hernández Gutiérrez.

El titular del organismo, José Alfonso Iracheta,  señaló que hoy la lucha de Zapata en Cuernavaca y Morelos significa la  conversión de tierras de cultivos en lotes urbanos, sin perder los espacios agrarios.

El reto de hoy, como lo fue para el General hace cien años -apuntó Iracheta- es proteger al campo de quienes trafican con sus tierras; «se trata de cómo impulsar un crecimiento urbano sin perjudicar el patrimonio de las  comunidades agrarias y, al mismo tiempo, lograr un desarrollo sustentable”.

Además de los ya mencionados,  intervinieron con palabras alusivas al Caudillo del Sur, la subsecretaria de Educación del Ayuntamiento, Angélica Alejandre y la directora del Instituto de Cultura del Ayuntamiento, María de Lourdes Bejarano Almada.

En representación del Cabildo estuvo presente el regidor de Cultura, César Salgado Castañeda, además de funcionarias y funcionarios del gabinete de la administración pública municipal.

Artículos Relacionados

Deja un comentario