Perspectiva Electoral

Los aspirantes

Por Marcos Pineda

A diferencia a de otros tiempos, cuando las leyes electorales tenían aún más lagunas y resquicios que permitían la elaboración de planes y estrategias tenebrosas a los aspirantes a cargos de elección popular, ahora se verán obligados a ceñirse a una serie de reglamentaciones que les hará más difícil ser candidatos de capricho o militantes golondrinos de partidos que pudieran brindarles una plataforma aceptable, para lanzar sus candidaturas con probabilidades de éxito en las urnas.

Los tiempos y los pasos a seguir les impedirán jugar en varias pistas a la vez. Recordará usted que la jugada, cuando se dio luz verde por primera vez a las candidaturas independientes, consistía en que, si no les daban la candidatura en un partido, la buscaban en otro y si tampoco se las daban pues a buscar el registro como independientes. De todas maneras, esos aferrados candidatos terminaban mayormente perdiendo las elecciones, fueran por un partido, por otro o como independientes. Pocos son los casos en nuestra historia electoral en que los llamados independientes han logrado alzarse con el triunfo.

Con las reglas actuales, los aspirantes tendrán que tomar decisiones, deberán definir qué ruta seguirán en busca de la candidatura. Los que quieran ser candidatos de partido ya tendrían que estar pensando en cómo le van a entrar a los procesos internos, valorando si las posibles coaliciones parciales o totales podrían favorecerlos o perjudicarlos e irse midiendo estadísticamente para que constaten si de veras cuentan con la simpatía electoral como para competir al interior de sus partidos y luego en las constitucionales.

Quienes buscan ser candidatos independientes, con la experiencia de las elecciones pasadas, deberían saber que el proceso de recolección de firmas de apoyo por parte de los ciudadanos no es una tarea fácil y que ya muchos, o se dieron por vencidos a mitad del camino, o con todo y sus desvelos, inyección de recursos y alianzas de dudosa honorabilidad no lograron ni siquiera juntar las firmas necesarias para registrarse.

Al interior de los partidos políticos no es necesario que comiencen a alzar la mano los que desean apuntarse, ya sabemos quiénes son y que son los de siempre, sus hijos, sus parientes o sus fieles allegados, a quienes tienen bien integrados en uno o más partidos políticos.

Por lo que toca a los que quieren irse por la ruta independiente son pocos los que han alzado la mano, comentado sus aspiraciones con su gente cercana o hecho público que buscarán el registro. Pero como los tiempos ya están encima, muy pronto comenzarán a abrir su juego.

Para iniciados

Ya comienzan a sonar algunos nombres, en algunas reuniones y cabildeos, entre los que consideran amigos y los que pudieran ser rivales o aliados, según se llegue o no a un acuerdo, que a veces incluye hasta la distribución de cargos y encomiendas que, por supuesto, no han ganado, pero ya están comprometiendo. Entre ellos están: Sara Olivia Parra Téllez, José Luis Urióstegui Salgado, Harry Nielsen León y Edgar Vargas Santiago. Pronto trataremos sus casos en lo particular, en este mismo espacio.

Excelente inicio de martes del grito de Dolores.

La información es PODER!!!