Perspectiva Electoral

Por Marcos Pineda

Ayer sesionó el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. Nos dio varias sorpresas. Ya que las filtraciones de los proyectos de resolución, como instrumentos de trabajo de los magistrados, si bien es cierto hicieron a más de uno irse con la finta, como le pasó al diputado Pepe Casas, quien hizo gala de tener pésimas fuentes de información, porque que ya daba por muerto al PES, la mayoría de los analistas serios y prudentes prefirió esperar hasta ver los proyectos de sentencia definitivos y, claro, las votaciones.

De cualquier manera, el análisis prospectivo sobre cuántas organizaciones lograrían su registro como partidos políticos no fue equivocado. Pocos, no más de tres esperábamos, muy pocos de los más de noventa que manifestaron originalmente sus intenciones.

Que le confirmaran el registro al Partido Encuentro Solidario no resulta novedad, ya sea porque en efecto haya cumplido los requisitos o bien porque la participación de ministros de culto en su conformación no fue motivo suficiente retirarle la patente electoral. Al final de cuentas, el PES nacional no es un partido de oposición en realidad, sino un satélite de la 4T, un aliado, más que de Morena, de López Obrador. Le falló la jugada al PAN, que demandó le fuera retirado el registro concedido por el INE.

Por lo que se refiere a Pedro Haces, ahora ya con el registro avalado por los magistrados para su nuevo partido, Fuerza Social por México, diversos sindicatos de toda la República volverán a tener su espacio de competencia electoral, que dicen no es corporativa, y trae la bendición del presidente López Obrador. Entonces, tampoco Fuerza Social por México es un partido de oposición, sino otro satélite más que sí buscará tener vida propia, pero apoyando al sistema, ahora bajo la ruta de la 4T.

Al darle también el registro a Redes Sociales Progresistas, que lidera el yerno de Elba Esther Gordillo, el cuadro está completo para que se cumpla la máxima del “divide y vencerás”. Serán suficientes opciones electorales que se suman a los deteriorados partidos ya existentes como para atomizar más el voto, en beneficio del partido en el poder: Morena. Será el partido beneficiario de las resoluciones emitidas hace unas horas.

Quiero ver cuál de los nuevos partidos políticos se atreve a decir que son de oposición. Al contrario, habrán de apresurarse a decir que apoyan a López Obrador y a la 4T, con lo que quedará claro que no tienen proyecto propio y lo único que buscan son puestos y dinero del erario.

En realidad, el único partido que podría haber sido de oposición real era México Libre, aunque no tendría posibilidades de ganar muchas curules en las elecciones intermedias del 2021. Podría haber sido el modus vivendi de la familia Calderón-Zavala, de sus familiares y amigos, y fracturado aún más a las derechas mexicanas, que hoy navegan sin coherencia ideológica. Pero ya no lograron.

Para iniciados

El tema ahora, expresado en el título de la Perspectiva de hoy, en forma coloquial y jocosa, es y a dónde van a ir a parar los políticos que apoyaron, discreta o abiertamente, a Fuerza Social por México, a Redes Sociales Progresistas o al PES nacional. Algunos de ellos, y de ellas, no tardaron en hacerlo público, como Ricardo Robledo, ex perredista, ex funcionario graquista, que festejó de inmediato el logro obtenido por su nuevo partido en la sesión del Tribunal. ¿Van a dejar ya sus militancias en Morena, en el PRI, en el PAN o en los que estén, o se van a esperar hasta que amarren algo medianamente seguro en los nuevos partidos, o bien hasta que ya no les sea posible estar jugando en dos bandos y se vean obligados a dar el brinco, porque no consigan las posiciones o candidaturas que quieran obtener?

No nos hagamos, estos nuevos partidos no son de oposición, son más de lo mismo, del mismo sistema político que formó el PRI hoy convertido en Morena, y no buscan otra cosa que poder y dinero, ya que prestigio difícilmente lo podrían anhelar.

Excelente mitad de jueves.

La información es PODER!!!

Artículos Relacionados

Deja un comentario