El alcalde Antonio Villalobos Adán confirmó que, en una primera evaluación, acercamiento y acuerdos con las dirigencias sindicales del Ayuntamiento, se procedió a la reinstalación de 55 trabajadores que habían dejado de prestar sus servicios en la comuna.

Este análisis continuará en mesas de trabajo con los líderes Eliseo Torres Duque, del Sindicato de Servicios Públicos Municipales y Organismos Descentralizados, Guillermo Sánchez Vélez, del Sindicato de Trabajadores de Centros de Abastecimiento, Mercados y Empleados; Alejandro Maldonado Pérez, del Sindicato Democrático de Trabajadores y Empleados del Ayuntamiento de Cuernavaca y Liliana Nájera Castillo, del Sindicato de Trabajadores y Empleados al Servicio del Ayuntamiento de Cuernavaca.

Dijo que el gobierno municipal es sensible y respetuoso de los derechos laborales y la dignidad del ser humano, pues en las revisiones de casos específicos hubo situaciones como el ser madres solteras, cabezas de familia, con padecimientos crónico degenerativos, o próximos a jubilarse.

Destacó el ejemplo de una trabajadora enferma de cáncer que “aunque ya no lo padece, sigue en tratamiento», lo cual ameritó su reinstalación tras revalorar su condición médica.

El presidente municipal destacó también que se dió prioridad a trabajadores con hijos con capacidades diferentes (problemas psicomotrices) y que como parte de la política incluyente que tiene el municipio con los sectores vulnerables, se actúa de manera solidaria con casos similares.

En entrevista, el edil refrendó el compromiso de que este ejercicio genere conciencia de que la función pública debe cambiar y dignificarse para atender a la sociedad y hacer de Cuernavaca una ciudad próspera.

Villalobos Adán, expresó que hasta el momento no ha habido oportunidad de diálogo con otra organización sindical, los cuáles le han apostado a la agresión en lugar de conciliar.

«Nadie abre la puerta de su casa si alguien llega gritando, agrediendo y pateando la puerta; esto lo único que genera son obstáculos para la concertación”, advirtió.

Insistió en que en el reingreso del personal se respetarán salarios, derechos y prestaciones de trabajadores sindicalizados y de confianza que vuelvan a laborar en la comuna.

«Que agradezcan a sus hijos por tener esta nueva oportunidad, no al alcalde, pero que estén conscientes de que tienen el compromiso de ser mejores y dignificar el servicio público, en favor de la ciudadanía”, concluyó Villalobos Adán.

*Vamos por buen camino, hemos dado golpes certeros a la delincuencia organizada

El gobernador Cuauhtémoc Blanco dio el banderazo de salida a las cuadrillas de técnicos que se encargarán de actualizar y dar mantenimiento a las cámaras de videovigilancia ubicadas en los 10 municipios con mayor incidencia delictiva.

Se trata del proyecto de equipamiento del Sistema de Video Vigilancia Urbana de la Comisión Estatal de Seguridad (CES), que en esta ocasión se va a aplicar en Ayala, Cuautla, Cuernavaca, Emiliano Zapata, Jiutepec, Jojutla, Temixco, Xochitepec, Puente de Ixtla y Yautepec.

Esta acción incluye la instalación de 447 nuevas videocámaras del programa de Comités de Vigilancia Vecinal (COMVIVE), que sumadas a las 553 ya instaladas, suman mil dispositivos al servicio de la seguridad pública de la ciudadanía.

Los trabajos de actualización y mantenimiento al Sistema de Video Vigilancia Urbana iniciaron este día, en el marco del 6° aniversario del Centro de Coordinación, Comando, Control, Comunicaciones y Cómputo (C5).

Al respecto, el jefe del Ejecutivo estatal reiteró su compromiso de restituir la paz social, la seguridad y tranquilidad en el territorio morelense. “Fue aquí donde el primer minuto del día 1 de octubre de 2018 iniciamos nuestra gestión, bajo la consigna de dar alcance a la tranquilidad”.

En tal sentido, Blanco Bravo aseguró que “vamos por buen camino, hemos dado golpes certeros a la delincuencia organizada, reduciendo su margen de acción y capturando a importantes objetivos generadores de violencia en nuestro estado”.

Agregó que como ocurre a nivel federal, en Morelos tampoco “hay intocables”, y esta administración no pacta con la delincuencia como sí se hizo en el pasado, por lo que muy pronto, quienes aún se burlan de la ley, serán llevados ante la justicia.

El Gobernador ratificó su apoyo y confianza a la labor que desempeña el comisionado estatal de Seguridad Pública, Almirante Ret. José Antonio Ortiz Guarneros; así como a todo el cuerpo de mujeres y hombres policías que día con día salen a las calles para garantizar la tranquilidad de las familias.

En su intervención, el titular de la CES Morelos mencionó que en el tiempo actual la tecnología evoluciona y marca la diferencia a pasos agigantados, y por ende, el Estado y sus instituciones de seguridad deben adecuarse a dicho proceso evolutivo, visualizando estrategias de seguridad pública desde alternativas de tecnologías óptimas y viables.

Ortiz Guarneros destacó que la implementación de acciones y estrategias de prevención y seguridad pública, a través del uso de la tecnología, provee al Estado de las herramientas necesarias para que la ciudadanía viva en un clima de paz y tranquilidad.

Por su parte, el director general del C5, Víctor Fernando Lobato Castañeda, informó que este programa se puso en marcha con apoyo del Fideicomiso Ejecutivo del Fondo de Competitividad y Promoción del Empleo (FIDECOMP), de la Secretaría de Desarrollo Económico y del Trabajo.

Y puntualizó que el área de videovigilancia del C5, es una herramienta muy valiosa, porque a través de ese sistema de monitoreo se da la adecuada coordinación, atención y seguimiento de emergencias, en apoyo a todas las áreas operativas.

• Los magistrados de la Sala del Tercer Circuito Judicial de Cuautla ordenaron reponer el juicio oral con un nuevo Tribunal

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) revocó la sentencia absolutoria a favor del ex presidente municipal de Cuautla Jesús “N”, imputado por la Fiscalía Anticorrupción por el delito de Ejercicio Ilícito del Servicio Público, y determinó reponer el procedimiento desde la apertura del juicio oral.

Este martes, 17 de noviembre de 2020, en audiencia, los magistrados de la Sala del Tercer Circuito Judicial de Cuautla, determinaron por mayoría, a favor de la Fiscalía Anticorrupción, la reposición del procedimiento de juicio oral contra del ex alcalde de Cuautla, Jesús “N”, quien presuntamente causó un daño al erario del municipio.

Los magistrados del TSJ ordenaron la revocación de la sentencia absolutoria dictada por un Tribunal, relacionada con la carpeta de investigación FEIHC / 002/2016-09, referente a una denuncia interpuesta por la Entidad Superior de Auditoría y Fiscalización (ESAF) del Congreso del Estado de Morelos.

Perspectiva Electoral
Por Marcos Pineda

Los partidos a los que popularmente se les ha llamado “tradicionales” están desesperados buscando alianzas electorales. Han cobrado conciencia de que el partido emergente, que arrasó en la contienda del 2018, Morena, podría constituirse en un nuevo instituto hegemónico, en una aplanadora electoral, similar a lo que en su momento fue el PRI, al que únicamente podrían enfrentar, con ciertas posibilidades de triunfo, si van unidos.
La votación para Morena, en términos generales, en el 2018 promedió el 50% de la votación total emitida. Por lo tanto, una condición adicional para que puedan presentar candidaturas competitivas es que la votación por los candidatos del partido en el poder, sea menor que en los pasados comicios, toda vez que el presidente de México, cumpla su palabra de no intervenir en las elecciones, mantenerse alejado de la política partidaria y respete las reglas electorales, así como las funciones que están asignadas por ley a los organismos responsables de organizar las elecciones, es decir, al INE y a los organismos públicos electorales locales. Confían también en que el desgaste que ha sufrido Morena en el ejercicio del poder, y el de la figura presidencial, también les favorezca acumulando votos de los ciudadanos que no están conformes con el actual régimen.
Las expectativas de triunfo de los partidos de oposición no pueden estar fundadas en la cantidad o porcentajes de votación que tuvieron en la pasada elección, eso no les alcanza ni yendo todos los tradicionales juntos, sino en la intención de voto que midan las encuestas preelectorales, mismas en las que deberá verse reflejado que vayan acortando la diferencia del 35 al 40% de las preferencias con las que Morena inició el proceso electoral.
En Morelos, a diferencia de lo que pudiera ocurrir en otras entidades de la Federación, entre las filias y fobias, los rencores y los intereses personales o grupales de la clase política, entre la que ya tenemos bien identificados a los miembros de los partidos tradicionales que aspiran a ser candidatos, una amplia alianza como la que proponen en Sí por México, entre el PAN, el PRI y el PRD, se ve muy difícil de alcanzar.
Por un lado, el PRI, PRD y Movimiento Ciudadano, cuyas recientes actividades, declaraciones públicas y acercamientos privados, revelan, entre conciencia y desesperación, por lograr acuerdos electorales con otros partidos que les garanticen condiciones mínimas para recuperar al menos algunos de los muchos espacios de representación que perdieron rotundamente en la pasada elección. Al menos requieren, si no de amplias coaliciones, sí de ciertas candidaturas comunes, que ellos perciben como estratégicas, por ejemplo, para las presidencias municipales de Cuernavaca, Cuautla y Jiutepec.
Por otro lado, el PAN y el PT han tratado de posicionar la idea de estar tranquilos, de poder ir solos, de darse a desear, como aliados en la contienda. De ser una opción a la que los otros tienen que buscar, ya que hipotéticamente, su capital electoral podría ser definitorio entre el triunfo o la derrota. Al margen de que estén sobrestimando sus actuales capacidades electorales y quieran venderse caro, más bien tienen un enfoque que no va dirigido a convertirse en partidos realmente competitivos, sino a alcanzar los votos necesarios para su subsistencia institucional y la colocación de unos cuantos elegidos, de entre sus cúpulas, en posiciones políticas determinadas.
En términos concretos, PRD y PRI aspiran a volver a figurar entre los grandes, pero tienen pocas probabilidades de lograrlo. El PAN y el PT, tienen ambiciones acotadas para el pequeño grupo que ahora se ha constituido en la nueva Sagrada Familia y para la que ha dominado al partido desde hace muchos años, respectivamente. Movimiento Ciudadano busca sobrevivir y acaso participar como aliado de quien pudiera ofrecerle algunas posiciones, particularmente en Cuernavaca.

Y para iniciados
Las próximas elecciones pueden ser una oportunidad histórica para que los partidos tradicionales corten el cordón umbilical que los une al sistema de sometimiento en que vivieron muchos sexenios, cuando el poder el presidencial influía en todo y en todos, y convertirse en verdaderos partidos de oposición. Pero sólo es posible si no se venden, como hicieron en el pasado.
Excelente mitad de semana.
La información es PODER!!!