*Basta con el apoyo de 10 de sus compañeros diputados para quitarlo del cargo, dijo

La suspensión definitiva de Antonio Villalobos Adán del cargo de presidente municipal de Cuernavaca, planteó este día el diputado José Casas González a los miembros del Congreso de Morelos, pues el edil morenista está vinculado a proceso por el delito de cohecho agravado, explicó durante la sesión ordinaria.

Pepe Casas hizo la solicitud formal para iniciar el procedimiento de separación de Villalobos Adán y pidió a sus compeñeros sumarse con su firma, pues conforme el articulo 41 de la Constitución Política del Estado de Morelos, esta debe contar con el respaldo de al menos 11 de los 20 diputados que conforman la actual Legislatura LIV. “Ya está la mía”, dijo.

Cabe señalar que ante la denuncia de un particular, a que presuntamente intentaron extorsionar el subsecretario de Protección Civil y el presidente municipal, la Fiscalía Anticorrupción de Morelos logró presentar datos de prueba suficientes para establecer la presunta responsabilidad del alcalde capitalino, quien no fue detenido ni remitido al penal gracias a la protección de la justicia federal.

El Juez de Control vinculó a proceso al edil Antonio “N” y el pasado fin de semana al subsecretario de Protección Civil de Cuernavaca, Gonzalo «N», por presuntamente ser coautores materiales del delito de Cohecho. El segundó quedó en prisión preventiva en el CERESO de Atlacholoaya.

El diputado Pepe Casas resaltó que Cuernavaca enfrenta hoy la peor crisis en materia de inseguridad, financiera, política y social de su historia.

*El Juez de Control no tiene facultades para destituir al edil, quien tiene garantizada la presunción de inocenci; cohecho no es un delito grave

El Doctor en Derecho Cipriano Sotelo Salgado aclaró que la actual situación jurídica del alcalde de Cuernavaca, Antonio Villalobos Adán, no le impide continuar en el cargo y cumplir con sus responsabilidades constitucionales.

Asimismo, consideró que el juez contol fue “muy excesivo” al vincular a proceso a Antonio Villalobos y a Gonzalo Barquín, subsecretario de Protección Civil de Cuernavaca, cuando el delito de cohecho no está dentro de la lista de delitos graves dentro del Artículo 19 Constitucional.

Entrevistado por el periodista Javier Pineda de “Punto por Punto”, Cipriano Sotelo puso en claro que el juez de control no tiene facultades para destituir al presidente municipal, ya que éste adquirió un derecho que le dio la mayoría de la ciudadanía, además de estar protegido por la presunción de inocencia hasta que se le enjuicie y se le aplique una sentencia de condena, lo cual en estos momentos no es el momento procesal oportuno.

Indicóque Antonio Villalobos continua en una etapa de vinculación de proceso, ya que el juez otorgó un plazo de tres meses al fiscal y a la parte defensora para que hagan otro aporte de pruebas y para este tipo de delitos se pueden dar hasta seis meses para tal aportación.

Además, cualquiera de las dos partes, puede pedir ampliación de otros tres meses para ampliar las pesquisas, por lo tanto, desde el punto de vista estrictamente jurídico el alcalde puede concluir su mandato estando procesado, porque el de vinculación a proceso no es un fallo definitivo.

“Si el defensor (de Villalobos Adán) impugna ese fallo ante un juez federal y lo gana, el alcalde podría quedar totalmente liberado y también Gonzalo Barquín, lo cual podría ocurrir en tres meses”, agregó el abogado morelense.

Cuestionado sobre las características del proceso, Sotelo Salgado lo calificó como de “mucha celeridad por parte del juez anticorrupción por procesar a Antonio Villalobos y aclaró: “no lo estoy defendiendo, pero hay muchas carpetas, muchos casos similares que llevan meses y hasta años que duermen el sueño de los justos; hay un interés, no se sí personal o político de sentenciar con mucha prisa”.

Advirtió Cipriano Sotelo: “o los fiscales son muy eficientes en unos casos y otros muy deficientes o hay ‘una mano que mece la cuna’, lo cierto es que los abogados tenemos que hacer lo que la ley nos permite; sólo el fiscal y el procesado, en este caso decidirán lo que acontece en cuanto a los intereses políticos”.

Concluyó el Doctor en Derecho al indicar: “No estamos hablando de que haya impunidad, si alguien la hace que la pague, pero que no sea esto un elemento para detener la buena marcha de la ciudad.

“Debe haber madurez política y jurídica para que se den la mano quienes tomen las decisiones, “porque el pueblo ya está harto de ver que las clases políticas y los intereses intereses personales o de grupos, vayan en agravio de la ciudad”.

*Quienes emanamos de la Cuarta Transformación tenemos el compromiso de velar por las demandas de los sectores más vulnerables en el país

La Coordinadora de la Fracción Parlamentaria del Partido del Trabajo en el Congreso de Morelos, Tania Valentina Rodríguez Ruíz, hace un exhortó al Gobierno del Estado de Morelos, para que se pague de inmediato a las y los jubilados del COBAEM, la mensualidad correspondiente al mes de noviembre y no se ponga en riesgo su pago de diciembre ni el aguinaldo, prestación que por derecho les corresponde.
La legisladora, manifestó que la falta de pago a las y los jubilados se pone en riesgo la integridad de más de 350 familias, de los cuales, por su edad avanzada, padecen algunas enfermedades y dependen al 100% de su salario.
Las autoridades deben ser respetuosas de los trabajadores jubilados del Colegio de Bachilleres del Estado de Morelos, quienes en estos momentos están padeciendo la falta de cumplimiento en el pago de una prestación económica a la que tienen derecho, precisó la legisladora petista.
“Que no se les olvide que quienes emanamos de la Cuarta Transformación, tenemos el compromiso de velar por las demandas de los sectores más vulnerables en el país, y dentro de las prioridades del Gobierno de nuestro Presidente Andrés Manuel López Obrador son precisamente los adultos mayores”
Como diputada emanada de las filas del Partido del Trabajo no puedo quedarme callada, viendo cómo se vulneran los derechos laborales y humanos de mujeres y hombres que sirvieron a su institución por muchos años, por eso reitero una vez más mi apoyo a las y los jubilados del COBAEM y exijo al Gobierno del Estado, una pronta respuesta a sus demandas y evitar el estallamiento de un problema social en la entidad; concluyó la Diputada Tania Valentina.

*En 2020 la administración municipal ha entregado 513 aparatos de movilidad asistida.

Con la finalidad de mejorar las condiciones de los instrumentos destinados a la movilidad asistida de personas con discapacidad motriz, el Gobierno con Rostro Humano de Jiutepec donó la reparación de 35 sillas de ruedas a favor de sectores vulnerables de la población del municipio.

A través de acciones coordinadas con el Club Rotarios y Karitas Foundation, este jueves se lleva a cabo en las instalaciones del Sistema DIF Jiutepec una jornada del programa “Enchúlame la silla”, proyecto que tiene por objetivo acercar a los habitantes servicios de mantenimiento de los aparatos a bajo costo.

Durante la etapa de recepción de las sillas de ruedas e inicio de los trabajos de reparación, el alcalde Rafael Reyes Reyes destacó que la administración municipal trabaja todos los días para promover los derechos, así como el bienestar de las personas con discapacidad.

En el marco del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, fecha declarada por la ONU en el año 1992, el edil de Jiutepec recordó que a pesar de las condiciones financieras adversas en este 2020, la administración municipal apoyó con 513 aparatos de movilidad asistida (sillas de ruedas, bastones, andaderas, muletas, sillas especiales) a la población que lo solicitó.

Rafael Reyes dio instrucciones al secretario de Desarrollo Humano, Bienestar Social y Educación del municipio, Luis Édgar Castillo Vega, a fin de que el próximo año se realicen las gestiones correspondientes ante las asociaciones para que se lleven a cabo más jornadas de “Enchúlame la silla” en la demarcación.

Entre las 9:30 y las 14:00 horas de este jueves se recibirán las sillas de ruedas que se repararán y a partir de las 18:30 horas se procederá a la entrega. Entre los servicios que se realizan están: tapicería, revisión o cambio de baleros, de reposabrazos y reposapiés, cambio o ajuste de frenos, cambio de ruedas, entre otros.

Por Jorge Meade Ocaranza

Morelos y en especial Cuernavaca, fueron de las regiones del país que más activamente participaron en el movimiento de la Revolución Mexicana, donde se vivieron distintas etapas entre los años 1915 y 1930, que desestabilizaron la política interna, su gobernabilidad y se afectó la economía de los cuernavacenses; los habitantes sufrieron carencias, malas condiciones de seguridad, pésimos caminos, falta de agua y desatención a la salud y educación. La ciudad no tenía recursos y la pobreza y rezago sociales se fueron acumulando.
El escenario antes descrito, se dio hace más de un siglo en la ciudad de Cuernavaca y al día de hoy, estas condiciones parecen repetirse. Cuernavaca y los ciudadanos viven en la inseguridad; con falta de agua; tenemos una ciudad sucia, con mala calidad de los servicios en el transporte como hace más de 100 años. En el 2015, arribó a Morelos un futbolista que no conocía la ciudad, ni Morelos, un personaje que inventó su residencia, corrompió a las autoridades electorales, soborno al líderes políticos, es decir, todo lo resolvió con dinero y ganó la presidencia municipal de Cuernavaca. “Parecía buena persona y no va a robar”, eso decían algunos ciudadanos que creían en Cuauhtémoc Blanco.
Cuernavaca ha venido acumulando un enorme rezago económico, una falta de coordinación entre el gobernador en turno y los presidentes municipales, ha sido gobernada por el PRI por el PAN, con aciertos y desaciertos, con señalamientos de corrupción, pero gobernada por cuernavacenses con identidad, amor a Morelos y a la ciudad, que siguen viviendo en Cuernavaca y Morelos.
Cuauhtémoc Blanco como presidente municipal de Cuernavaca, desde su arribo al municipio descubrió el mejor negocio de su vida, acompañado de su cómplice y manejador José Manuel Sanz, generaron una infraestructura de amiguismo y de corrupción que les generó enormes dividendos. Si Cuernavaca estaba endeudada, hoy a la salida de Cuauhtémoc Blanco, no solamente quedó más endeudada, sino que no hubo rendición de cuentas, ninguna obra significativa y Cuauhtémoc se dedicó a bachear y a pavimentar las mismas calles dos o tres veces; toda la obra pública lo canalizaba para sus socios empresas de amigos, (hasta con la remodelación de la Catedral hizo negocio el binomio Cuauhtémoc – Sanz). En este sentido, no tuvieron límites, pero eso sí, debemos reconocer que supieron ser víctimas de Graco Ramírez, en ese entonces gobernador, que enfrentado con el secretario de Gobernación, abrió la puerta para que Cuauhtémoc tuviese la protección federal. Se la llevó de muertito como los mejores episodios de Rosa Salvaje; se tiró al piso afuera de la Catedral en huelga de hambre, pidiendo respeto al municipio, alegando que el gobernador le negaba los apoyos, e incluso llegó hasta llorar. En redes sociales aún aparecen esos cuadros de ternura y al final una gran manipulación. Cuernavaca, la ciudad que por naturaleza se percibía como un destino turístico por su clima, por su calidad vida, sitio predilecto de fin de semana de los habitantes de la Ciudad de México, fue perdiendo su encanto; su agua privilegiada, sus barrancas, sus jardines se fueron por la falta de atención y mantenimiento cada vez contaminando más, que hasta el clima le cambio a la ciudad. Las noches seguras de Cuernavaca con restaurantes con una excelente gastronomía, el poder disfrutar de distintos sitios turísticos se fueron perdiendo y cerrando por tanta inseguridad; las familias aterradas dejaron de salir de sus casas; los padres preocupados por sus hijos prefirieron que estos emigraran de la ciudad por estudios o trabajo. El desarrollo económico se fue frenando las noticias diarias de muertes y ejecuciones, secuestros, feminicidios dieron notas nacionales e internacionales de la otra ciudad de la Eterna Primavera.
La realidad hoy es amarga para los cuernavacenses, a pesar del enorme presupuesto que gasta el jefe de prensa de Cuauhtémoc para tapar y cubrir la realidad de la inseguridad; los cuernavacenses saben cómo están viviendo en las peores condiciones que hayan conocido como fue hace más de cien años al término de la Revolución; las calles están destrozadas, se están desmantelando negocios en forma paulatina y no existe ninguna obra por parte del gobierno del estado o municipio significativa.
El personaje central de este proceso de descomposición social de la ciudad, es sin duda Cuauhtémoc que no pudo ganar la ciudad y quiso perpetuarse dejando candidato y presidente municipal; quiso seguir con sus negocios desde el gobierno del estado, elección que ganó por la coyuntura electoral de MORENA y López Obrador. Debemos resaltar que durante estos años de pugnas entre Cuauhtémoc, sus caprichos y sus negocios muestran claramente el impacto que a nivel local marcará la historia de Cuernavaca. Antonio Villalobos, de familias arraigadas de la ciudad a quien ser presidente municipal se la debe a una coyuntura legal y electoral, tampoco supo aliarse con la ciudadanía, hacer un buen gobierno y menos aún en su momento, denunciar cómo encontró su administración actual al municipio y hacer las denuncias formales antes las autoridades competentes. Hoy el lobito está señalado por corrupción por los corruptos, por su desorden y falta de experiencia y excesos; le tejieron bien la cama y hoy enfrenta una denuncia legal manipulada, orquestada por Cuauhtémoc Blanco; quitar a lobito y poner a otro cómplice que responde al nombre de Jorge Argüelles como presidente municipal. Ese es el objetivo de Cuauhtémoc Blanco y su camarilla de fuereños que hoy se va ampliando y hasta la familia le dio cargos políticos. El dilema es si los cuernavacenses lo permitirán, o Cuernavaca, la ciudad histórica orgullo de Morelos recuperará la conducción política de gente que ama a Morelos, nacida o no en la entidad pero que cuenta con un verdadero arraigo y una legal residencia o seguirá siendo botín hoy de los blanco, Sanz, Argüelles y de lo que se acumule, en la época que se llama de alianza de los actores políticos que se llaman en Morelos, los comerciantes, los empresarios y los profesionistas deben sumar y dejar atrás sus diferencias y no perder la oportunidad de recuperar la ciudad y echar a la calle a quienes con argucias y el recurso público del Gobierno del Estado quieren arraigarse como conquistadores de Azcapotzalco y Tepito. Es decir, la esencia de la política es reconocer las necesidades las coyunturas y construir acciones eficaces. Al día de hoy, el PRI, PRD y el PAN y otras fuerzas políticas están llamadas a unirse y postular buenos candidatos y evitar que Cuernavaca se siga hundiendo como paso hace más de un siglo. Las discordias personales y de grupo deben quedar atrás y asestar con la unidad con las propuestas con el amor a la ciudad con el convencimiento a las ciudadanos un duro golpe a los arribistas que comanda Cuauhtémoc Blanco. Después no nos arrepintamos de cómo estamos.

Perspectiva Electoral
Por Marcos Pineda

Quizá la palabra “chantaje”, en términos generales, suene de por sí muy fuerte para usted. Sin embargo, ha tenido una larga utilización dentro de la ciencia política, un extenso uso para fines del análisis acerca de qué ocurre en la realidad, en la vida práctica de los procesos políticos, en general, en la gestión de gobierno, en lo particular, así como en los sistemas electorales.
Varios autores, al paso de los años, entre los que podemos destacar a Sartori, en su estudio de los partidos, a Taagepera, cuando analizó los sistemas electorales, o Przeworski, en sus relevantes investigaciones sobre las democracias contemporáneas, incluyeron el tema de la capacidad de chantaje de los partidos políticos como un factor que, bajo determinadas circunstancias, puede ser definitorio en la correlación de fuerzas en la política y, particularmente, en la construcción de acuerdos legislativos y electorales.
El ánimo que tenemos los politólogos en la utilización del concepto de “chantaje” no es peyorativo, aunque así suele sonar en la vida cotidiana, puesto que nadie se sentiría a gusto si se siente objeto de algún tipo de chantaje. No obstante, es a través del chantaje como se logran dirimir las diferencias para facilitar los acuerdos políticos y electorales, entre fuerzas que tienen intereses comunes, pero también, al mismo tiempo, otros opuestos.
En síntesis, la capacidad de chantaje de los partidos políticos consiste en la magnitud de sus posibilidades para presionar a sus adversarios, con el fin de llegar a un acuerdo para la obtención de algún tipo de beneficio, misma presión que incluye la posibilidad de afectar los intereses de la parte presionada si se niega a ceder en las negociaciones. El chantaje entre los partidos regularmente proviene de los minoritarios hacia los mayoritarios, por la necesidad que en algún momento llegan a tener estos últimos de construir alianzas, más o menos duraderas, con objetivos específicos, a veces llamadas “coaliciones estables”.
Así es cómo los minoritarios obtienen posiciones y privilegios a los que, de ir solos, no habrían podido acceder. Eso es algo que sucede con regularidad en los sistemas electorales, y por lo regular también, los mayoritarios están dispuestos a ceder en las negociaciones cuando prevén posibilidades de no poder alcanzar sus objetivos si faltan las alianzas que consideran pertinentes.
Lo sorprendente sucede cuando el mayoritario, sin necesidad de la alianza con el minoritario, se deja chantajear y cede ante presiones que podría obviar. Y la relación se invierte: resulta que el mayoritario es quien tiene que hacer uso de su capacidad de chantaje.
Tal es el caso del problema que tiene ante sí el Partido Encuentro Social (PES) en su afanosa búsqueda de una alianza electoral con Morena. Sin problema, Morena podría ir sin el PES en las elecciones del 2021, porque electoralmente ese partido minoritario no le suma ni votos ni imagen pública, quizá hasta, por el contrario, se los reste. Y ahora, cuando el PES está tratando de usar su capacidad de chantaje, para lograr una alianza de la que puede depender hasta la conservación de su registro, la correlación de fuerzas se invierte, y resulta que las bases de Morena son las que tienen necesidad de hacer uso de su capacidad de chantaje para evitar una alianza que a todas luces les sería perjudicial.
¿Quién ganará en la estira y afloja? Todo dependerá de la capacidad de chantaje que ejerzan los involucrados. Lo más fuerte de las presiones de ambos bandos, está por venir. Pero de que a Morena no le conviene la alianza, no le conviene.

Y para iniciados
Pareciera que los vaticinios sobre la marginación política del expresidente municipal, exsenador y exdirector del banco del Bienestar, Rabindranath Salazar, se estuvieran cumpliendo. No aparece, no se lee ve y no se le escucha. Y como decía José Ortega y Gasset, los vacíos se llenan, y ese vacío que está dejando en el actual proceso electoral ya lo están llenando otros actores políticos. Veremos si aparece públicamente pronto o no.
Excelente jueves.
La información es PODER!!!