*El Juez de Control no tiene facultades para destituir al edil, quien tiene garantizada la presunción de inocenci; cohecho no es un delito grave

El Doctor en Derecho Cipriano Sotelo Salgado aclaró que la actual situación jurídica del alcalde de Cuernavaca, Antonio Villalobos Adán, no le impide continuar en el cargo y cumplir con sus responsabilidades constitucionales.

Asimismo, consideró que el juez contol fue “muy excesivo” al vincular a proceso a Antonio Villalobos y a Gonzalo Barquín, subsecretario de Protección Civil de Cuernavaca, cuando el delito de cohecho no está dentro de la lista de delitos graves dentro del Artículo 19 Constitucional.

Entrevistado por el periodista Javier Pineda de “Punto por Punto”, Cipriano Sotelo puso en claro que el juez de control no tiene facultades para destituir al presidente municipal, ya que éste adquirió un derecho que le dio la mayoría de la ciudadanía, además de estar protegido por la presunción de inocencia hasta que se le enjuicie y se le aplique una sentencia de condena, lo cual en estos momentos no es el momento procesal oportuno.

Indicóque Antonio Villalobos continua en una etapa de vinculación de proceso, ya que el juez otorgó un plazo de tres meses al fiscal y a la parte defensora para que hagan otro aporte de pruebas y para este tipo de delitos se pueden dar hasta seis meses para tal aportación.

Además, cualquiera de las dos partes, puede pedir ampliación de otros tres meses para ampliar las pesquisas, por lo tanto, desde el punto de vista estrictamente jurídico el alcalde puede concluir su mandato estando procesado, porque el de vinculación a proceso no es un fallo definitivo.

“Si el defensor (de Villalobos Adán) impugna ese fallo ante un juez federal y lo gana, el alcalde podría quedar totalmente liberado y también Gonzalo Barquín, lo cual podría ocurrir en tres meses”, agregó el abogado morelense.

Cuestionado sobre las características del proceso, Sotelo Salgado lo calificó como de “mucha celeridad por parte del juez anticorrupción por procesar a Antonio Villalobos y aclaró: “no lo estoy defendiendo, pero hay muchas carpetas, muchos casos similares que llevan meses y hasta años que duermen el sueño de los justos; hay un interés, no se sí personal o político de sentenciar con mucha prisa”.

Advirtió Cipriano Sotelo: “o los fiscales son muy eficientes en unos casos y otros muy deficientes o hay ‘una mano que mece la cuna’, lo cierto es que los abogados tenemos que hacer lo que la ley nos permite; sólo el fiscal y el procesado, en este caso decidirán lo que acontece en cuanto a los intereses políticos”.

Concluyó el Doctor en Derecho al indicar: “No estamos hablando de que haya impunidad, si alguien la hace que la pague, pero que no sea esto un elemento para detener la buena marcha de la ciudad.

“Debe haber madurez política y jurídica para que se den la mano quienes tomen las decisiones, “porque el pueblo ya está harto de ver que las clases políticas y los intereses intereses personales o de grupos, vayan en agravio de la ciudad”.

Artículos Relacionados

Deja un comentario