Perspectiva Electoral
Por Marcos Pineda

Nombres como los de Juan Salgado Brito, Maricela Sánchez Cortés, Sergio Estrada Cajigal, Manuel Martínez Garrigós, Amado Orihuela Trejo, Jorge Meade Ocaranza, Marco Antonio Adame Castillo, Graco Ramírez Garrido-Abreu, y otros tantos, son comúnmente utilizados, no en la política de altura, sino en el bajo mundo de la política, para señalar que, atrás o arriba de aspirantes y candidatos a puestos de elección popular, hay quienes dirigen y tejen estos proyectos.
Se dice que son quienes impulsan o detienen, avalan o rechazan, promueven o descartan. Que son algo así como las manos que mecen las cunas. Y no es difícil encontrar a quienes usen sus nombres para asociar a determinadas personas con ellos, ya sea para favorecer o para empañar la imagen pública de quienes aspiran a ocupar un cargo de representación popular.
Y no es raro que esto suceda, porque existe la tendencia de asociar políticamente a las personas con personajes como estos. Unas veces con razón, porque sí forman parte de grupos políticos que ellos han dirigido, pero otras veces de manera equivocada, ya que fue circunstancial que los acercamientos y el trato con ellos tuvo lugar y momento. Y otras tantas más, cuando se producen las traiciones políticas, que hemos visto, todos estos personajes han o bien padecido o ellos mismos las han hecho y promovido.
Como la lógica de la política es circunstancial, en algunos momentos pudo ser de gran utilidad que a alguien se le asociara con alguno de estos personajes y en otras ocasiones, bastante perjudicial. Entre ellos hay de todo, quienes tienen probada experiencia política y administrativa y quienes no. Tienen sus diferencias de carácter, de estilo y demás. Pero lo que tienen en común es que siempre buscan y los buscan para permanecer activos, aunque tras bambalinas, en la política, cuidando sus intereses personales. Y son unos maestros para utilizar como marionetas a cuanto novato se deje manejar.
Por eso, no es extraño escuchar la pregunta de ¿y de quién es gente fulana o fulano? Como si fuera requisito para participar en las elecciones el estar cobijado por alguno de estos, en algún momento, encumbrados políticos. Ahora, con la creación de trece nuevos partidos políticos locales, se ha comentado mucho sobre en cuáles de ellos o tienen metidas las manos, estos y otros personajes, o de plano son de su propiedad y dominio.
Vale la pena que los aspirantes a cargos de elección popular, particularmente aquellos que llegarán a la contienda con un pasado limpio, libre de escándalos, se enteren bien de quiénes o quién está atrás del partido que los pretende postular, porque tarde que temprano se va a ventilar en privado y en lo público. No vaya a ser que una buena, sana y legítima intención de competir por un puesto de elección popular se vea manchada cuando alguno de estos personajes, que estén atrás de los partidos y de sus candidaturas, decida intervenir, dirigir, negociar o imponer, que son de sus principales y habituales formas de participar, para cuidar, repito, sus intereses personales.
Y para iniciados…
Ayer rindió protesta para coordinar en Cuernavaca los trabajos del Partido Bienestar Ciudadano, el contador público, académico y empresario, José Alfredo Salgado Salgado. Con ello se consolida su próxima candidatura a la presidencia municipal de Cuernavaca. Este puede ser el inicio de una estrategia del partido, que dirige el empresario Pepe Monroy, cuyo objetivo es presentar candidatos provenientes de la iniciativa privada, que lo ponga en posibilidades de generar votos suficientes para ser de los pocos partidos nuevos que pudieran conservar su registro y, a la vez, generar candidaturas con posibilidades de crecimiento electoral que puedan ser competitivas. Ya dependerá de la estrategia, tanto del partido, como la del propio José Alfredo Salgado, que lo logren o no. Con este nombramiento dan un primer paso con el pie derecho.
Excelente mitad de semana.
La información es PODER!!!

Artículos Relacionados

Deja un comentario