A los medios de comunicación, a los familiares de las víctimas y a la sociedad en general, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos informa lo siguiente:

Durante los trabajos de observancia del respeto a los derechos de las víctimas que realizó el M. en D. Jorge Arturo Olivarez Brito, Presidente de este organismo, tuvo acercamiento con familiares de víctimas, integrantes de organizaciones civiles, autoridades involucradas en las investigaciones y cumplimiento de las recomendaciones emitidas por CDHM en relación al caso de Oliver Wenceslao, así como autoridades de nuestra máxima casa de estudios.

En estos acercamientos, el titular de esta comisión sostuvo su incondicional disposición para vigilar el proceso y resultado de los trabajos de exhumación y posterior inhumación de los cuerpos de las fosas de Tetelcingo. Esto en atención a los objetivos fundantes de este organismo, sin embargo, durante su estadía en los lugares de las diligencias de este caso, sostuvo un diálogo con Javier Sicilia, en el cual se suscitó un diferendo de opiniones que resultó en un non grato momento para la parte más sensible que nos ocupa que es la ciudadanía y en especial las víctimas.

En este sentido, es importante informar que la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos que preside el maestro Jorge Arturo Olivarez Brito, expresa su rechazo a cualquier acto que vulnere la paz social, así como el abanderamiento de causas con fines políticos que usen como estandarte el dolor de las víctimas del delito, práctica que en sí mismo es una violación más a los derechos humanos.

La actitud de algunos actores que ven en el apropiamiento a título personal y fuera de sus funciones de causas como la que nos ocupa en el caso Tetelcingo, representa un lamentable retroceso en el andar rumbo a la construcción de una sociedad inmersa en una cultura de paz, legalidad y respeto a los derechos humanos.