Perspectiva Electoral
Por Marcos Pineda

En México históricamente se han registrado elevados índices de abstencionismo, tanto en las llamadas elecciones concurrentes, es decir, cuando se renueva la composición del Congreso y de la Presidencia de la República, como cuando se trata, en las elecciones intermedias, de renovar la Cámara de Diputados. Pero ha sido todavía más acentuado el abstencionismo en las elecciones intermedias.
En la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos se define al voto como un derecho y una obligación, a la vez. Sin embargo, por un lado, es un derecho que no siempre es ejercido por los ciudadanos, al grado de que no es tan difícil encontrar personas ya de cierta edad que manifiestan nunca en su vida haber ido a votar. Y, por otro lado, es una obligación para la que no existe ninguna sanción en el caso de que el individuo se abstenga de acudir a las urnas el día de la elección, a diferencia de otros países que imponen castigos, a veces administrativamente muy severos, a quienes no cumplan con la obligación de participar con su sufragio en los comicios constitucionales.
En las elecciones locales, para renovar los poderes públicos en las entidades federativas, sucede lo mismo. Los niveles de abstención se elevan todavía más cuando se trata de elegir únicamente a los representantes para diputaciones y ayuntamientos.
Los factores del abstencionismo han sido diversos y han variado a lo largo del tiempo. En alguna época, por ejemplo, en los años setenta, cuando José López Portillo fue candidato único a la Presidencia de la República, y en elecciones anteriores, cuando la maquinaria electoral del Estado, el PRI, dominaba casi por completo, el elector promedio argumentaba que no percibía ningún motivo para ir a votar porque ya se sabía que iba a ganar el PRI, y no tenía sentido ir a perder el tiempo de un domingo que mejor podía dedicar a la convivencia familiar, con las amistades o simplemente descansar.
La elección de 2018 fue atípica, la participación electoral se elevó. Algo similar ocurrió en la del año 2000, cuando el PAN, con Vicente Fox, ganó la presidencia. Pero después, volvió a presentarse el mismo fenómeno del abstencionismo. A los gobiernos y regímenes con perfil autoritario, como lo fue el PRI, luego el PAN y ahora lo es Morena, les conviene mucho más que pudiendo hacer uso de los recursos económicos y políticos del Estado, la gran masa de electores inconformes con sus gobiernos, no salgan a votar. Así, con su clientela electoral cautiva, beneficiaria de los programas sociales, les resulta más fácil hacer que sus candidatos ganen en las urnas.
Todo parece indicar que el actual gobierno está apostando por meter en la cabeza de los electores la misma idea, que no tiene sentido ir a votar porque las preferencias electorales indican que, en lo general, Morena volverá a ganar las elecciones. Pero eso no es cierto, esa es una mañosa estrategia, al más puro estilo priista, para desanimar a ese elevado número de electores que todavía no deciden por qué candidatas o candidatos votarían. Si las mujeres electoras y los varones en edad de votar, que no están conformes con la forma de gobernar del actual gobierno, salen el 6 de junio y ejercen su derecho en las urnas, sí podrían evitar que el nuevo PRI, o sea Morena, vuelva a tener mayoría en el Congreso Federal y gane en las elecciones locales.
Parafraseando al gigante de la literatura inglesa, Shakespeare, podríamos decir… votar o no votar, esa es la cuestión.
Y para iniciados.
Quienes insisten en señalar que Morena no es igual al PRI, es muy probable que tengan bastante razón, quizá haya algunos que son peores. Hay que ver la forma en que se han doblegado, en lo que ellos llaman negociación, a su dirigente estatal, Gerardo Albarrán, a sus diputados locales, que ahora buscan otro cargo de elección popular, y a los líderes que podrían ocupar regidurías y puestos en la administración o en el Congreso. Aceptaron, se sometieron a las imposiciones de quienes les ordenan desde arriba, no porque crean que apoyar a los fuereños sea lo mejor para Morelos, sino porque están en busca de sus intereses personales. Y ahí sí no todos son iguales. Los morenistas, con dignidad y conciencia, quizá no dejen su partido, pero terminarán dando su respaldo en la práctica a candidatas y candidatos de otros partidos, que no representen, eso que conocemos, como más de lo mismo.
Excelente jueves.
La información es PODER!!!

En el marco de la firma de convenio de colaboración entre el Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana (Impepac) y el Tribunal Estatal Electoral del Estado de Morelos (TEEM), la consejera electoral y presidenta de la Comisión de Fortalecimiento de la Igualdad de Género y No discriminación en la Participación Política, Isabel Guadarrama Bustamante, resaltó que hoy en día, la tendencia de casos presentados de violencia política contra las mujeres en razón de género ante las instancias electorales tanto administrativas como jurisdiccionales responsables va en aumento, “porque ahora se hace más evidente, porque se expone públicamente, sin embargo, estoy cierta de que muchos de estos actos permanecen sin ser denunciados”.
Asimismo, refirió que “es necesario contextualizar los avances que se han vertido para garantizar los derechos políticos de las mujeres en nuestro país, han tenido un desplazamiento lento sí, pero constante, sin embargo, éste se ha ido construyendo en un ambiente un tanto inseguro debido a los diversos estereotipos culturales que han afectado en gran medida a los contextos histórico-jurídicos y han generado actos de violencia en la participación política de las mujeres».
Explicó que, pese a importantes avances persisten cuestiones estructurales como la violencia política contra las mujeres en razón de género que obstaculizan el ejercicio de sus derechos político-electorales y constituyen un reflejo de la discriminación y los estereotipos de género.

«Las mujeres que participan en espacios público-políticos siguen siendo violentadas.
Las prácticas de este fenómeno, ahora más visibilizadas e intensificadas tienen que ver con renuncias manipuladas o forzadas de mujeres una vez electas; presión, bloqueo y obstaculización en el desempeño normal de sus tareas; prohibiciones al ejercicio de la libertad de expresión; difamación, calumnias, acoso a través de los medios de comunicación; agresiones físicas; dominación económica en el plano doméstico y político, así como la persecución a sus parientes, seguidores y seguidoras», señaló la consejera.
Recalcó que es urgente revisar y adoptar las medidas legislativas para contrarrestar la violencia política por razones de género, que se ha convertido en una de las problemáticas más lacerantes y recurrentes que obstaculizan el ejercicio pleno de la ciudadanía femenina.
Resaltó que es por ello que la coordinación interinstitucional entre el Tribunal Electoral del Estado de Morelos y el Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana en la erradicación de este fenómeno es fundamental.
«Apostamos a la implementación de acciones coordinadas de prevención, atención y orientación pero también apostamos a sanciones contundentes».
Por su parte el consejero presidente del Impepac, Pedro Gregorio Alvarado Ramos destacó que, en el actual proceso electoral, han sido asesinados 61 políticos, de los cuáles, 18 eran aspirantes a un cargo público; siendo el más reciente el caso de Ivonne Gallegos, candidata de la coalición PRI, PAN y PRD a la presidencia municipal de Ocotlán de Morelos, municipio ubicado a cuarenta kilómetros de la ciudad de Oaxaca.
“La violencia política afecta el derecho humano de las mujeres a ejercer el voto y a ser electas en los procesos electorales, a su desarrollo en la escena política o pública, ya sea como militantes en los partidos políticos, aspirantes a candidatas a un cargo de elección popular, a puestos de dirigencia al interior de sus partidos políticos o en el propio ejercicio de un cargo público».
La violencia política contra las mujeres en razón de género es toda acción u omisión, incluida la tolerancia, basada en elementos de género y ejercida dentro de la esfera pública o privada, que tenga por objeto o resultado limitar, anular o menoscabar el ejercicio efectivo de los derechos políticos y electorales de una o varias mujeres; el acceso al pleno ejercicio de las atribuciones inherentes a su cargo, labor o actividad, el libre desarrollo de la función pública, la toma de decisiones, la libertad de organización, así como el acceso y ejercicio a las prerrogativas, tratándose de precandidaturas, candidaturas, funciones o cargos públicos del mismo tipo, refirió el consejero presidente.
Concluyó mencionando que el reto es erradicar este flagelo que amenaza la democracia. «La paz es la respuesta, pero no la paz de los sepulcros, sino la de la tranquilidad en el orden, la paz en todos los órdenes de la sociedad, en el marco de un estado de derecho, respetuoso de los derechos humanos, inherentes, inalienables e irrenunciables a la dignidad de la persona. El instrumento que hoy firmamos, estoy cierto que abonará a lograr la tan anhelada paz social, inhibiendo dichas conductas», dijo.
En tanto, la magistrada presidenta del Tribunal Estatal Electoral del Estado de Morelos, Martha Elena Mejía, manifestó:
“Hemos venido trabajando arduamente en consolidar los derechos de las mujeres y en que se aplique el principio de paridad. Por medio de este convenio se da el instrumento que nos permite lograr la efectividad de las normas que buscan erradicar y sancionar estas conductas».
Se comprometió a diseñar, desde el Tribunal Electoral de Morelos, un mecanismo eficaz y eficiente para mantener una comunicación oficial y actualizada relacionada con las personas que han sido condenadas y/o sancionadas mediante resolución firme o por conductas que constituyan violencia política contra las mujeres».

Perspectiva Electoral
Por Marcos Pineda

La antigua cultura griega heredó al mundo notables y trascendentes aportes, en todas las áreas del pensamiento y el desarrollo de la humanidad. Suele dividírsele entre antes, con y después de Sócrates, debido a la riqueza del pensamiento de este ateniense al que reconocemos como el creador de la dialéctica, en tanto forma para llegar al conocimiento y el entendimiento. Como maestro en las artes de la oratoria y como ícono del hombre justo, ético y congruente.
Entre las muchas enseñanzas que Sócrates legó a través de su alumno más destacado, Platón, tenemos el haber puesto al descubierto a unos mercaderes del conocimiento, llamados los “sofistas”. En su sentido más peyorativo los sofistas fueron acusados, incluso por Aristóteles, de no ser propiamente filósofos, sino de utilizar la retórica, el arte del convencimiento, para engañar, para hacer que una mentira pareciera una verdad. Y, por supuesto, tomar partida, ganancia o beneficio de ello.
Muy lejos de que los sofistas se hayan extinguido junto con la cultura helénica, se transformaron. Han trascendido hasta nuestros días. A lo largo de toda la historia de la política occidental la herencia de los sofistas ha hecho mella. Y la encontramos en eso a lo que llamamos “demagogia”, es decir, el procedimiento para ganarse el favor y el aplauso del pueblo, convirtiéndolo en un instrumento para el logro de objetivos políticos, a través de la expresión de halagos, promesas y, claro está, sofismas, que hagan de un individuo muy popular, aunque en realidad no sea más que un mentiroso profesional. O sea, un político consumado, en el peor y más insano sentido de la palabra.
Aquí es donde entran los temas de las pensiones a los adultos mayores, el plan nacional de vacunación, y todos los demás programas sociales. Pero hablemos en este momento de estos dos. Por donde se le vea, el uso político-electoral de estos dos derechos es detestable, sofístico, demagógico, pues. Uno, de quienes han dado ya toda una vida de trabajo, esfuerzo, y pago permanente de sus impuestos y, el otro, un derecho universal, el derecho a la salud.
Ya quedó perfectamente claro, nada más con revisar las fechas, que Andrés Manuel López Obrador, eligió los tiempos para jugar a su favor con los recursos destinados a cumplir con la obligación del gobierno de entregar las pensiones a los adultos mayores. Al inicio de su mandato elevó la edad mínima para recibir la pensión a los 68 años. Y ahora, en pleno proceso electoral, cuando su partido, Morena, se encuentra en el banquillo de los acusados por actos de corrupción, nepotismo, autoritarismo, convulso por la lucha por el poder, y en muchos lados ha ido perdiendo el respaldo hasta de miembros que lo fundaron, vuelve a poner la edad requerida en 65 años. Presenta la decisión como un logro de su administración, como una señal de que su autodenominada cuarta transformación está al servicio de pueblo y de los adultos mayores.
Algo similar está sucediendo con el plan de vacunación, cuando se presenta como una forma de proteger primero a las poblaciones más vulnerables, los mayores y residentes en las poblaciones con mayores índices de marginación. Siempre acompañando ambas estrategias del equipo de operadores electorales, denominados “servidores de la nación”, que hoy tienen sueldo a cargo de nuestros impuestos.
El problema no está en la reducción de la edad para recibir la pensión ni en el plan para vacunar primero a los adultos mayores y más pobres, sino en la forma sofística, demagógica, como lo presenta el presidente, de lo que saca raja, de lo que se beneficia políticamente para mantener su popularidad y procurar así más votos a favor de su partido. El problema, lo inmoral, es la intención de sacar provecho electoral de las pensiones y de las vacunas.
Y para iniciados.
Todavía no se aprueban las candidaturas a los diferentes puestos de elección popular y ya varios de los aspirantes y sus equipos cercanos están muy preocupados. El escenario no es como lo esperaban o como les convenía. Los que se sentían en la delantera, hoy ya no pueden más que aparentar que se siguen sintiendo seguros, cuando en realidad, ven que el reacomodo de las preferencias electorales apenas está iniciando y no les favorece. Están empeñados en aparentar que las cosas siguen igual, que ellos están entre los posibles ganadores, y eso ya no es del todo cierto. Y habrá más y más cambios en la intención de voto, una vez que inicien formalmente las contiendas.
Excelente mitad de semana.
La información es PODER!!!

CDMX.- En Palacio Nacional y en un evento privado y breve, el presidente Andrés Manuel López Obrador y los gobernadores del país firmaron el Acuerdo Nacional por la Democracia, que busca garantizar certeza a los ciudadanos sobre las elecciones próximas.

“Todas y todos nos comprometimos a garantizar elecciones libres, limpias y respetar la voluntad del pueblo”, subrayó el jefe del Ejecutivo tras concluir la reunión en el Salón de la Tesorería de Palacio Nacional.

El gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco Bravo, firmó dicho Acuerdo Nacional por la Democracia, en el que se comprometen a no intervenir en el proceso electoral del próximo 06 de junio y respetar el voto de la ciudadanía.

Cuauhtémoc Blanco afirmó que se une al llamado del Presidente de México, de no entrometerse en el desarrollo de los comicios y a garantizar elecciones libres, limpias y respetar la voluntad del pueblo.

Es importante destacar que el pasado 28 de febrero, Cuauhtémoc Blanco junto con otros gobernadores anunciaron de manera pública su disposición de adherirse al Acuerdo Nacional por la Democracia, asumiendo la responsabilidad de: “No intervenir para apoyar a ningún candidato de ningún partido”.

Al formalizar el pacto con la firma, hoy, el jefe del Ejecutivo en la entidad ratifica su compromiso de garantizar elecciones limpias que hagan valer el artículo 39 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

El Doctor Cipriano Sotelo Salgado, candidato del PRI a alcalde de Cuernavaca, recordó el legado filosófico de Luis Donaldo Colosio Murrieta a 27 años de su asesinato y montó una guardia en el salón que lleva su nombre al interior de la sede del Partido Revolucionario Institucional en Morelos.

El candidato del PRI a la presidencia municipal recordó el compromiso de Colosio Murrieta por trabajar fuertemente a favor de la ciudadanía.

A 27 años del magnicidio, junto con los liderazgos priístas recordaron el legado del colosismo, que fue un cambio radical en el país para hacer una patria grande.

Perspectiva Electoral
Por Marcos Pineda

Hasta el momento y a reserva de que la autoridad electoral revise si las y los aspirantes a la presidencia municipal de Cuernavaca cumplen con los requisitos para aparecer en la boleta, de los 23 partidos políticos se registraron en la plataforma 19 candidaturas. Diecisiete son de hombres y dos de mujeres. Todavía falta saber si habrá quien impugne, al menos una o dos de las candidaturas, para lo cual los interesados tendrán un plazo de cuatro días, contados a partir de que el IMPEPAC resuelva sobre la procedencia de los respectivos registros.
No sabemos qué tanto podrían animarse a presentar recursos contra el registro de alguno o algunos de los contendientes, pues los equipos jurídicos de los partidos parecieran estar durmiendo el sueño de los justos. Las impugnaciones podrían girar en torno, sí, al cumplimiento de los requisitos, pues ya ve usted lo que sucedió cuando por temor a victimizar a un candidato en el 2015, le permitieron llegar demasiado, demasiado lejos. El propio Santiago Nieto, hoy titular de UIF, entonces fiscal contra delitos electorales, reconoció en su más reciente libro, que uno de los pendientes que dejó fue no haber podido sancionar la candidatura de Cuauhtémoc Blanco.
Es un secreto a voces que hay candidatos que ya han incurrido y siguen incurriendo en violaciones a la ley, pero como la autoridad electoral no puede actuar de oficio, hace falta que algún partido los denuncie, para que se pueda investigar y, en su caso, sancionar. Mientras eso no suceda seguirán violentando el denominado proceso de intercampaña de manera impune, tanto los que andan regalando gel y cubrebocas, como los que sanitizan calles y los que regalan despensas y demás.
Y lo dicho hace unos meses: tenemos de tres para escoger cuando llegue el seis de junio. Los políticos de siempre en los partidos de siempre. Los políticos viejos en los partidos nuevos y solamente un par de opciones surgidas auténticamente de la sociedad civil. Diecinueve candidaturas, 22 logotipos en la boleta electoral, pero será solamente una la persona que gane la contienda.
Esta elección no será de logotipos, pues el desgaste y el descrédito, acumulado por los partidos políticos viejos al paso de los años y su plena demostración de que lo que les interesa no es el pueblo sino el poder, no los hacen ya una opción confiable para depositar el voto a su favor. Por los partidos votarán sus escasos miembros y simpatizantes, pero no las ciudadanas y los ciudadanos que no tenemos ninguna filiación partidaria. Por los partidos nuevos que son dirigidos por políticos viejos tampoco votarán los ciudadanos sin partido, por la misma razón. Ya no inspiran confianza.
La atomización del voto conducirá quizá a una reñida contienda, pero no porque el voto espontáneo y consciente así lo determine, sino porque los políticos viejos y los tramposos harán uso de todo tipo de artimañas para comprar, en efectivo, en especie o con promesas, el favor de los electores. La decisión final puede estar en manos de los electores que no se dejen comprar, que no vendan su conciencia por programas sociales a los que tienen derecho por ley ni por miserables platos de lentejas, hoy representados en despensas, tinacos y demás, que de por sí están prohibidos para su uso electoral.
Y para iniciados.
Ya están circulando las listas de candidaturas a la “joya de la corona”, es decir, la alcaldía de Cuernavaca. Si estas listas se confirman por la autoridad electoral, de entre los diecinueve registros son pocos quienes no se encuentran en esa lista a la que llamamos “los de siempre”, ya sea porque están en los partidos de siempre o porque son los que hemos visto en la política de siempre. A mi parecer, solamente Honorina Estrada Macedo, destacada empresaria, reconocida a nivel nacional, y José Alfredo Salgado Salgado, líder entre los contadores públicos en la entidad y empresario, son personas prestigiadas, impulsadas por partidos nuevos, que no han estado envueltas en escándalos políticos ni pleitos partidarios. Los demás, son pan con lo mismo.
Excelente martes.
La información es PODER!!!

Las Redes Sociales un espacio para la democracia
Francisco Hurtado Delgado

No cabe duda que, ante la siniestra y letal pandemia que vivimos, el uso de las tecnologías de información puede apoyarse a través de las redes sociales, para que l@s candidat@s de diferentes partidos políticos, promuevan sus propuestas de campaña sin el peligro del contagio por el Covid-19. Sin duda, este nuevo ejercicio político ayuda a evitar la presencia de multitudes de personas, que pondría en alto riesgo la salud a los participantes en este proceso electoral y; que, por cierto, cada día más se acerca la conclusión de la intercampaña y el inicio de la campaña formal. Es por ello que ¿Debe ser reemplazado el sistema tradicional por una nueva forma de democracia electrónica, más directa y representativa?
Se ha demostrado, que hacer campaña a través del uso de las tecnologías de información como lo hicieron Barack Obama, Donald Trump y el reciente ganador Joe Bidem Presidente del país vecino, ha mostrado su efectividad para tener ganadores y ganadoras. Este nuevo instrumento tecnológico deberá ser usado en este proceso electoral, para que interactuando virtualmente sin arriesgar la salud de la ciudadanía, se pueda garantizar nuestra vida democrática.
De acuerdo al INEGI, más del 56% de personas tienen internet en casa, y más del 70% de la población mayores a seis años son usuarios de internet, lo que significa que con el uso de las modernas plataformas digitales, se podría cubrir la mayor parte del electorado, para que las y los candidatos en su momento puedan hacer campaña a través de este mecanismo digital.
Jurgen Habermas mencionaba en su artículo “In Critical Theory and Society”, que las ideas se moldean racionalmente, porque vivimos actualmente en una sociedad de masas originada por cambios estructurales económicos y políticos, creando consigo una sociedad de masas moderna donde predomina el ocio; quiere decir que este es el causante de que el debate critico racional se haya sustituido por una cultura de aceptación del ocio. Nuestro rumbo democrático en el sistema de elecciones debe ser modificado y apoyarse con profesionales técnicos de imagen y producción digital, porque serán recursos humanos fundamentales, ejemplo para la creación de páginas web y redes sociales para hacer foros, blogs críticos y con debate racional virtual y coadyuvar al fortalecimiento de nuestra democracia.
La radio, la televisión y medios impresos han quedado rebasados por las nuevas herramientas del internet; es por ello que, las nuevas tecnologías de la información serán vitales en este proceso electoral. Además, los beneficios del uso de las tecnologías de la información, serán para combatir el abstencionismo que se presenta principalmente en la juventud, solo deberán las y los candidatos tener un buen plan sobre el uso de las redes sociales como Twitter, Instagram, Whats app, Facebook, Tik Tok, entre otros, para no interrumpir las campañas electorales y que las elecciones del 6 de junio tampoco se vean interrumpidas por el entorno de la pandemia.

El gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo entregó la medalla “Benito Juárez García” y un reconocimiento a los ganadores del concurso de Ensayo Histórico 2021, esta mañana en Palacio de Gobierno, en el marco del 215 aniversario del natalicio del Benemérito de las Américas.

El tema central de los trabajos participantes fueron los hechos, procesos y personajes históricos durante el siglo XIX y XX que contribuyeron al desarrollo histórico del estado de Morelos, alusivos al bicentenario de la consumación de la Independencia de México a cumplirse el 27 de septiembre de este año.

“Siempre es un buen momento para honrar nuestra historia, para poner en alto la memoria de los hombres y mujeres que lucharon por una mejor nación, que dieron su vida por un ideal de igualdad y bienestar colectivo”, afirmó el mandatario estatal.

El Gobernador aprovechó la oportunidad para reconocer el esfuerzo que realizan los padres de familia para que sus hijos acudan a la escuela, así como de las maestras y maestros comprometidos con la educación.

La convocatoria para el concurso de Ensayo Histórico 2021 fue dirigida a la comunidad estudiantil y docentes de la entidad; dividida en tres categorías: “A” para alumnos de secundaria; “B”, estudiantes de nivel medio superior, y “C” universitarios, posgrado y docentes.

El Consejo de Premiación decidió que los ganadores del primer lugar en cada categoría son: Bryan Álvarez López, “A”; Melissa Campos Conde, “B”, y Carlos Enrique Capistrán López, “C”, quienes recibieron la medalla “Benito Juárez García” de manos del gobernador Cuauhtémoc Blanco.

El jefe del Ejecutivo estatal sostuvo que la dedicación de todos quienes participaron demuestra que “nuestras niñas, niños y jóvenes tienen mucho potencial”, es por ello que pidió a los morelenses que “no dejen de prepararse y luchar por sus sueños” hasta lograr sus metas.

Insistió que las nuevas generaciones son ejemplo a seguir, porque han demostrado “tenacidad y compromiso con su familia, con su gente y su país” a pesar de que les tocó vivir una época complicada por la pandemia de coronavirus.
“Confío en que su ejemplo marcará la diferencia hoy, mañana y siempre; sigamos construyendo juntos una historia de éxito para Morelos sin olvidar de dónde venimos y hacia dónde vamos”, puntualizó Blanco Bravo.

En su intervención, Luis Arturo Alatorre Cornejo, secretario de Educación en la entidad, destacó el “sentimiento juarista” que tiene el mandatario estatal en todas las acciones que desarrolla: “siempre está impulsando el desarrollo para la educación, siempre quiere que los morelenses estemos en los mejores niveles y está pendiente de que logremos los objetivos que queremos, por esa razón tenemos un verdadero Gobernador juarista”.

La medalla »Benito Juárez» está sustentada en el decreto número 755 de fecha 27 de septiembre de 1996, modificado el 12 de noviembre de 1997, en donde se crea el reconocimiento al mérito ciudadano e instruye que cada 21 de marzo se otorgue al mérito ciudadano.

A nombre de los galardonados, Enrique Capistrán subrayó que recibir dicho premio representa el más grande orgullo para quienes aman al estado de Morelos, y a través de sus escritos colaboran en el rescate de la memoria histórica.

El diputado José Casas González informó irregularidades financieras que se han cometido por el ex presidente municipal de Huitzilac, Antonio Cruz; y el actual edil, Ulises Pardo.
En conferencia de prensa realizada la mañana de este lunes, el legislador independiente aseguró que la auditoría especial realizada a la administración del ex alcalde Antonio Cruz, se encontraron observaciones por 124 millones de pesos, por lo cual espera que se pueda aplicar todo el peso de la ley.
Además, dijo que el actual presidente municipal, Ulises Pardo, desaparició 80 millones de pesos en maquinaria para obra pública, cuenta con aviadores, tiene doble contabilidad, además de que su tesorero, Gerardo Casamata, está inhabilitado.
José Casas se comprometió a dar continuidad a estás irregularidades con el fin de que los alcades se enfrenten a la justicia y se combata la corrupción en el municipio de Huitzilac.

Perspectiva Electoral
Por Marcos Pineda

Concluyó el período, incluso con la extensión otorgada por el IMPEPAC, para el registro de candidatos a puestos de elección popular en Morelos. Según los datos presentados por el Organismo Público Electoral Local (OPLE), en lo general los partidos políticos no cubrieron la totalidad de las postulaciones que tenían derecho a registrar. Se quedaron en el 79 por ciento. Pero ese dato todavía no es definitivo, pues falta la revisión de los documentos de cada una de las 8,694 personas que fueron registradas, el señalamiento sobre los faltantes de documentación y/o sustitución de documentos que comprueben que cumplen con los requisitos establecidos.
Estamos hablando de 12 diputaciones de mayoría relativa, 8 de representación proporcional y 33 ayuntamientos, con sus respectivas sindicaturas y regidurías. Cada uno de los puestos con sus correspondientes suplentes. Si multiplicamos esas cifras por los 23 partidos políticos con registro vigente en Morelos, obtendremos el histórico número de 10,994 posibles registros de ciudadanos ante el órgano electoral en una sola elección.
Los partidos, como ya se anticipaba, no lograron cubrirlos en su totalidad. No encontraron candidatos suficientes. Alcanzaron a cumplir con el 79%. Los datos precisos sobre qué partidos tendrán candidatos y para qué puestos, los tendremos hasta que las autoridades electorales los den a conocer oficialmente. Dicho sea de paso, estas autoridades deberían aprovechar para poner al día su página Web, pues en muchos rubros está francamente desactualizada, lo que no cuadra con los principios de máxima publicidad y transparencia que están teóricamente obligadas a cumplir.
Los registros de mujeres y hombres no son exactamente paritarios, pero son muy cercanos a ello. Sería absurdo pretender que fueran exactamente la misma cantidad de hombres que de mujeres, dado que, además, muy pocos partidos al final habrán podido cumplir con el total de las postulaciones.
Por lo que toca a las diputaciones fueron 246 hombres y 259 mujeres, por el principio de mayoría relativa. Y para los ayuntamientos 3,992 hombres y 3,926 mujeres, a los diferentes cargos y bajo los distintos principios de elección, mayoría y asignación proporcional, según el caso. Lo que sí tuvo un fuerte retroceso fue el registro de candidaturas independientes. Solamente presentaron documentación 18 hombres y 12 mujeres.
Resulta claro que, al menos al momento de presentar la documentación, no se logró una representación exactamente paritaria de ambos géneros, pero se acerca mucho más que en procesos electorales anteriores. Todavía falta para saber sobre los registros definitivos, ya incluyendo el análisis del cumplimiento de las normas para la inclusión de los electores de autoidentificación indígena y de los pertenecientes a la diversidad sexual.
Lo que podemos concluir, de entrada, es que los partidos que no lograron postular candidatos tampoco podrán contar con representantes de casilla, ni estructura electoral y mucho menos con votos.
Y para iniciados.
Un partido que lleva por nombre Progresa y que está presentando como líderes y candidatos a quienes representan un pasado reciente de sumisión, opacidad y señalamientos de corrupción deja mucho que desear. En lugar de progresar pareciera que su participación electoral conduciría al retroceso. Su pecado político fue ser muy cercanos y, en varios casos, abyectos graquistas. Lo más curioso no es que lo hayan sido en lo individual, sino que en conjunto vuelvan a la escena pública, pensando que tienen posibilidades de ganar. Ya veremos qué tal les va en las urnas y qué tanto son capaces de en verdad deslindarse de ese pasado reciente que los dejó marcados.
Excelente inicio de semana.
La información es PODER!!!