*Jorge Zapata y Humberto Pérez “La Quiji” encabezaron la agresión

Ciudad Ayala, Mor.- El subsecretario de Gobierno, Ricardo Santos Robledo, afirmó que los agredidos en San Pedro Apatlaco fueron los elementos de la Policía de Mando Único; y aseguró que en Morelos no hay represión contra manifestantes.

Desde el predio en donde la Comisión Federal de Electricidad (CFE) realiza obras para conectar un acueducto que llevará agua tratada a la Central de Ciclo Combinado Huexca, explicó que el disturbio que se dio este martes fue provocado por un grupo de choque, encabezado por Jorge Zapata y Humberto Pérez Morales, conocido como “La Quiji”.

“Ellos, junto con otras 150 personas entraron por la fuerza a la zona de obras y golpearon a 14 policías que los tenemos lesionados, dos con heridas de machetes y los demás descalabrados”, detalló Santos Robledo.

Tras la agresión, los elementos del Mando Único detuvieron a cinco personas por el delito de lesiones y resistencia de particulares, y fueron trasladados a la Fiscalía de la Región Oriente, donde declaran en presencia de personal de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos.

Los detenidos son: Manuel, de 54 años; Siriano, de 48; Juana, de 45; Luis, de 22; y Víctor, 19. Asimismo, las autoridades de la Fiscalía de la Región Oriente informaron que no hay denuncias por personas desaparecidas.

En este tema Santos Robledo precisó que se actuó conforme a derecho.

Relató que si bien hay un plantón de ejidatarios desde el pasado domingo 28 se instaló una mesa de diálogo con ellos, por lo que se deslindaron de este tipo de actos, azuzados por personajes que sólo quieren sacar “raja política”.

Informó que a los ejidatarios -que se encuentran en el plantón- se mantiene el diálogo y se les mostraron los permisos que tiene la CFE, para llevar a cabo la interconexión con la planta tratadora de aguas residuales, tal y como lo solicitaron desde el inicio de su manifestación, por lo que ya hay un avance.

“Ellos están entendiendo; hay un resolutivo del juez séptimo federal donde vinieron, hicieron un recorrido con auditores; les mostramos el documento en donde el agua no se está tomando del río Cuautla se está tomando de la planta de tratamiento; ahorita lo que ellos dicen es ‘está bien, vamos a negociar, nosotros llegamos a un buen acuerdo y nos retiramos’”, aclaró.

Subrayó que como Gobierno lo que se está ponderando es el diálogo, pero no se permitirán actos violentos.

“Hay una demanda que tiene CFE, donde dice que las personas que intervengan los trabajos de la obra van directo a PGR y ahí como estado no podemos hacer nada”.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *