Lucio Lara Román

*En dos categorías terminan con el subcampeonato de la COMFA

Las representaciones estudiantiles de los Mandriles de Cuautla, bajo el mando de su entrenador en jefe Mario Alberto Cabrera, se quedaron en la orilla en la lucha por obtener los dos títulos, pese a que lograron meterse de lleno en la fase final de la temporada 2016 de la Conferencia Metropolitana de Futbol Americano (COMFA) en las divisiones Tinytot y Bantam, al caer ante los Acereros y los Wildcats de Santa Fe, en las instalaciones del Yunque en el vecino Estado de México.

Los morelenses de la zona oriente del estado de Morelos, llegaron a la cita con la motivación por las nubes y buscar tan ansiados títulos en juego, sin embargo la tarea no fue del nada sencillo, en los pequeños gladiadores de la Tinytot estos cayeron ante los Acereros quienes de forma contundente y sorprendiendo a la defensiva se llevan una victoria clara ante el equipo tlahuica con un final en los cartones de 19-00, fiesta que se definió hasta la segunda parte de las hostilidades, en la que fue una lucha muy cerrada en los dos primeros cuartos donde se fueron al descanso con una pizarra igualada sin anotaciones, lo que habla de la intensa lucha en el emparrillado de juego en la que los dos equipos no cedieron terreno.

Juego que en el tercer y último periodo de las acciones, los Acereros fueron dominando la estrategia en la parrilla de juego, y ello los fue alimentando en la suma de puntos que a la postre se fueron convirtiendo en la diferencia ante los Mandriles que pese a sus intentos de reaccionar en la cancha no les fue suficiente para superar a unos inspirados rivales que al final festejaron en grande esta victoria.

Mientras que en la categoría Bantam, el duelo entre Mandriles y Wildcats fue una verdadera batalla sin cuartel digna de una final de esta Conferencia en la que los dos representativos dieron una lucha muy equilibrada donde ambos contendientes se estaban nulificando en la trinchera de las hostilidades, pero al final una jugada por aire que tomo por sorpresa a los morelenses provoco los seis puntos que marcaron la diferencia de este duelo final ya que termino con una pizarra de 00-06 para los de Santa Fe quienes sellaron su buena campaña y con una marca invicta de siete juegos consecutivos sin derrota.

Los morelenses pese a estos descalabros merecen el reconocimiento de que fueron siempre protagonistas jornada tras jornada, destacando su lucha en cada compromiso sostenido que los llevó a estar en la fiesta final que no la pudieron sellar con el título en sus manos.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *