*Piden una auditoria al ex rector Alejandro Vera, reducción de la nómina de confianza y una reingeniería financiera

*Llaman a la sociedad a apoyar de los trabajadores universitarios de manera directa con aportaciones económicas

La Federación de Asociaciones Civiles (FAC) convocó al sector empresarial y a la sociedad a apoyar económicamente a los trabajadores Académicos y Administrativos de la Universidad Autónoma del Estado de MORELOS (UAEM), mediante aportaciones directas a través de bancos y tiendas de conveniencia, en tanto se resuelve la crisis financiera que mantiene la máxima casa de estudios paralizada y sin pago de salarios y prestaciones a los empleados universitarios.

Asimismo, los dirigentes de las agrupaciones adheridas a la FAC exigieron a la Rectoría de la UAEM transparentar el uso de recursos, la aplicación de auditorías a los ex rectores,  reducir el monto de la nómina y gastos operativos, modificar los contratos colectivos de trabajo y realizar una reingeniería financiera que permita alcanzar una solución integral al déficit y crisis que vive la Universidad.

«Para que exista una solución final a esta crisis de la Universidad, como ya lo expuso el presidente electo México,  Andrés Manuel López Obrador, en su reciente visita a Cuernavaca, las autoridades universitarias deben transparentar el uso y manejo de sus finanzas», explicó Julián Jiménez.

En este sentido la FAC demanda a las autoridades universitarias:

Una inmediata rendición de cuentas y una auditoría a la administración del rector Alejandro Vera Jiménez; revisión y adecuación a la nueva realidad de los contratos colectivos con los sindicatos de trabajadores.

Una propuesta integral de reingeniería administrativa a largo alcance; un diagnóstico financiero y académico real para el cierre temporal de campus universitarios, que fueron abiertos sin ningún estudio de impacto financiero y que operativamente son inviable.

Disminución urgente y al mínimo de la nómina del personal de confianza, cuyo monto es mayor a la de los trabajadores académicos;  disminución salarial a directivos y personal de confianza; cancelación de pagos a los integrantes de la Junta de Gobierno de la UAEM; y transparencia absoluta de los recursos, a través del portal institucional.

«La autonomía universitaria es sagrada en el tema de libertad de cátedra, manejo administrativo y de gobierno interno, pero no en el manejo de los recursos económicos porque son de origen público y por tanto son auditables»,  puntualizó Julián Jiménez.

En tanto,  Edgar Vargas,  presidente de la FAC, precisó que la propuesta es sencilla: apoyar económicamente a los trabajadores con depósitos en efectivo a una institución bancaria o tiendas de conveniencia,  previa firma de un convenio con la Rectora y dirigentes sindicales, a fin de que tanto administrativos como académicos puedan solventar algunos gastos mientras hay una solución a la crisis y les pagan sus salarios y prestaciones.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *