🗣️TIEMPO HISTORIA LUGAR👀

Por Arturo Brito Lilington

PANDEMONIACA INVOLUCIÓN

Marcos Pinto, joven nayarita, durante casual internáutico y filosófico diálogo, sábado 6, junio 2020, apuntó: «La verdad sólo nos queda que empujemos la carreta poco a poco y hacia adelante»…y caminos se harán al andar por los senderos del destino, agregué al comentario de Marcos. Más ahora, abundo, encima de la involución que afecta a México ante pandemoniaca crisis mundial, sanitaria,  económica, financiera; incluídos, avatares sociales, políticos, culturales, religiosos, deportivos, etcétera.

Porque el comportamiento y actuación de quien preside Ejecutivo federal en su degeneración irracional ejerce impositivas formas de gestión determinadas al antojo, asaltan cuestionamientos y el derecho a la Libertad de Expresión tiende a perder dignidad a pesar de que los huaraches a huevos no se puedan calzar, menos, cuando ni por equivocación el juez no comienza por limpiar su conciencia, su pasado, presente, futuro, censura a diestra y siniestra, mientras sus séquitos, tras bambalinas, impulsan ‘filtros’ para presionar con denigrantes tendenciosas champadas pavoneadas con sombrero ajeno, entre la inexperiencia y frialdad de ocupantes de responsabilidades públicas en las instituciones gubernamentales, menospreciantes del grueso poblacional que les mantiene.

A diferencia de antaño, cuando los ahora incrustados en el erario, tiro por viaje chingaron paciencias de mandatarios en turno y a sus anchas causaron destrozos a costo nacional, de particulares, empresarios e instancias gubernativas, porque aquel afirmábase ‘el legítimo’, hoy se declaran blancas palomas empero egresadas de seminarios psicodélicos que con amuletos detienen enemigos, virus y la democracia vale madre porque llegaron a descubrir el hilo negro no importe que las piedras se les hagan lodo.

Y si Juárez viviera qué haría con quien deshonra su memoria y comparsas?

Si hay motivos para celebrar el Día de la Libertad de Expresión, de antemano, al «Indio de Guelatao» se le debe, si, a Benito Juárez García: «El respeto al derecho ajeno es la paz». Él, Juárez, legisló para que mexicanas y mexicanos tengamos libertad de expresarnos, derecho reprimido durante los más de 30 años de Porfirio Díaz en la presidencia de México, y parece que para allá pretende orientar ya saben quien.

Consagrada la Libertad de Expresión en la Constitución General de la República Mexicana, en los artículos sexto y séptimo como un derecho para todos los mexicanos y una herramienta escencial para que los periodistas puedan cumplir con su labor, Miguel Alemán Valdés, expresidente de México (1946-1952), el 7 de junio de 1951, 69 años ha, estableció la celebración que hoy se antoja más triste por (circunstancias nacional y mundial) las y los colegas acaecidos trágicamente y quienes por otros motivos dejaron de existir. En su memoria, respeto y aprecio.

Si este domingo 7 de junio, 2020, hay o no entrega del Premio Nacional de Periodismo, instaurado en 1976 por Luis Echeverría Álvarez, expresidente mexicano (1970-1976), será para, del gremio periodístico galardonar a las y los más destacados por sus trabajos desarrollados durante el año próximo pasado.

Cada 7 de junio, además de celebrar, se evalúa si se respeta o no la Libertad de Expresión y para defender a los medios de comunicación de los atentados contra su independencia.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), considera ésta fecha para recordar que los gobiernos de los países respeten sus compromisos con la libertad de palabra, de información y de expresión y suspender o dejar sin vigor una ley o una costumbre cualquiera de las medidas que restringen estás libertades.

Un derecho de la naturaleza humana, básico, es la Libertad de Expresión ; constitucional, fundamental e inherente y necesario; contribuye a ejercer los derechos de: reunión, asociación, petición y participación política.

Así las cosas, estimado Marcos Pinto, entonces, engrasemos los ejes de nuestras carretas pues nos queda empujarlas «poco a poco y hacia adelante», sin cabida a retroceso en la marcha.

Compañeras, compañeros: Enhorabuena!

Tomen nota…

Artículos Relacionados

Deja un comentario