✍🏽Política con Olor a Tinta✍🏽

Por Arturo Brito Lilington

…»El Tiempo y la Historia a cada quien le darán su Lugar»: Lauro Ortega Martínez…

* DON LAURO «EXTRAORDINARIO»: DORANTES…

* Y LAS MUJERES QUÉ?…

* LUGO MORALES: «FALTAS TÚ»…

Año 2020: pesadumbre, pésames, penas; pasiones encendidas, madrazos desatados; y la pus?…

A 21 años de haber partido a la vida eterna un 22 de julio de 1999, hace un mes cumplidos, dadas circunstancias actuales en todos niveles terrenales, es y será siempre apreciada e inolvidable, imborrable, la imagen de un gobernador fuera de serie: Lauro Ortega Martínez (1982-1988).

Hoy día se agranda.

Una ocasión en su residencia, «La Joya», en Xochitepec, Morelos, fuimos a la caballeriza del rancho. Un caballo garañón rondaba a fina yegua.

Se avecinaba saber quién sería el candidato del Partido Revolucionario institucional (PRI), a gobernador del Estado de Morelos.

«Cómo ve usted las cosas Livinton?, me preguntó:

ABL.- Todo indica que usted será el candidato y próximo gobernador, respondí.

«El Tiempo y la Historia a cada quien le darán su Lugar», puntualizó Ortega Martínez.

Así es, a él, a Don Lauro, el Tiempo y la Historia lo mantienen en un distinguido y especial Lugar.

Nada ni nadie se lo quitará.

Se le recuerda con respeto y aprecio, muy pero muy difícilmente comparable e insuperable; mucho más por lo que a la fecha muestra el panorama grillo camaleonero.

Lauro Ortega Martínez, fue un Ejecutivo de puertas abiertas en Palacio de Gobierno y en la Casa de Gobierno. Llevó obras y programas asistenciales a los entonces más de 500 pueblos de Morelos, no clientelares ni mediatizadores.

A los conflictos les dió la cara y acudió a lugares problemáticos al diálogo y solucionarlos:

«En la política y en la vida no hay enemigo pequeño», recuerda Memo Cinta, del anecdotario que el «Galeno de Xochitepec» legó al amigo colega, quien en su oportunidad fue secretario Privado de Don Lauro.

Las Reuniones de Fortalecimiento Municipal dieron realce a su mandato porque de ahí anotaba trabajo a realizar para va su vez entregar a las comunidades servicios, obras, recursos con objetivos de elevar niveles en la calidad de vida de los habitantes de los, en ese sexenio, 33 municipios del Estado de Morelos.

«El Cañón de Lobos» y el Libramiento Yautepec- Cuautla y viceversa, son ejemplos de otras muchas obras: electrificación, caminos, agua potable, estanques pisícolas, centros educativos.

Atrajo inversiones.

Fue al extranjero a promover al Estado de Morelos; generó trabajo en diferentes áreas; hasta en centros de reclusión donde los reos se encargaron de elaborar el bolillo popular. En Seguridad Pública conformó la Policía (Montada) Rural, y motopatrullaje. Enfrentó al pulpo camionero y para bajarle humos a los transportistas echó a rodar el servicio colectivo de pasajeros en diferentes rutas.

Don Lauro fue asesor de ex presidentes mexicanos. Entre otros cargos relevantes en la vida política del país y Estado de Morelos, donde además fue diputado federal, ocupó la Secretaria General del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), del cual después fue presidente, instituto político al que jamás renunció aunque en su retiro del quehacer público ‘madres de la caridad’ paridas por el tricolor pero ya entonces de otros colores, a él se acercaron para que cambiara de casaca lo cual nunca aceptó.

Hombre de fina estampa, atento, de mucha fortaleza, puntual en sus compromisos, enemigo de ostentar guardaespaldas.

A él se deben las urnas transparentes puestas en práctica a partir de las elecciones de 1985.

«Resuélvalo!», con determinación dirigía esa palabra a sus colaboradores: «Si no puede con sus responsabilidades renuncie», les advirtió a ineptos que hasta en público a algunos destituyó.

Lauro Ortega Martínez, inició actividades políticas al frente de las Juventudes Cardenistas, impulsadas por Lázaro Cárdenas del Río, ex presidente de México (1934-1940). En su campaña a la gubernatura morelense no faltaron los agarra chambas que no le daban posibilidades de concluir su mandato por su avanzada edad; en cambio, varios quedaron en el camino; él, cumplió su mandato, 1982-1988, y  vivió 11 años más.

A propósito de aquellos que le ‘bautizaron’ como ‘la canica’ porque ‘estaba cerca del hoyo’, una ocasión, durante una reunión celebrada al norponiente de Cuernavaca, el exgobernador autorizó que a partir de ese momento los ayudantes municipales de la entidad recibieran dos mil pesos mensuales para apoyar sus actividades e instruyó a Armando Rojas Arévalo, su secretario Particular, para que César Villegas Rivero, regidor de Turismo en la comuna que presidió Sergio Figueroa Campos (1982-1985), ofreciera, en citado evento, el discurso oficial.

Para César fue inesperada la distinción, sin embargo, frente al micrófono, con su mirada puesta en la de Ortega Martínez, expresó:

«Parafraseando a Don Juan Tenorio, el muerto que vos matais para fortuna de los morelenses goza de buena salud.

Este hombre que ven aquí tiene más conocimientos que todos nosotros.

Es un hombre sabio.

Este hombre que ven aquí sacrifica el descanso, su sueño, para servir a los morelenses».

Don Lauro empujó hacia atrás la silla donde estuvo sentado, se levantó y dirigió a  Villegas Rivero, lo abrazó y felicitó en tanto le expresó: «Así se habla». Enseguida, indicó a Rojas Arévalo le obsequiara un auto nuevo a Villegas Rivero.

Por encomiendas de Ortega Martínez, Óscar Puig Hernández, ocupó diferentes encargos en distintas regiones del Estado de Morelos. El último que no desempeñó fue como subdirector de la penitenciaría estatal que se localizó en avenida Atlacomulco, colonia Acapantzingo de Cuernavaca, debido a atender asuntos personales. Días después hubo una fuga que costó la separación de la dirección a Enrique Corona Morales (+); obvio, igual le hubiera ocurrido a Óscar.

Durante su mandato, Lauro Ortega Martínez, puso platos sobre la mesa para que en el trabajo a favor de los morelenses coincidieran representantes de distintas ideologías.

En otros casos sacó del ostracismo a quienes su antecesor, extinto, Armando León Bejarano Valadez (1976-1982), no tomó en cuenta porque llegó con su equipo de fuereños. Luis Arturo Cornejo Alatorre, al que Don Lauro confió importantes funciones, es el caso de uno de ellos, empero dado que Cornejo se desligó del PRI, porque chapulineó y ahora despacha en el segundo piso del Palacio de Gobierno, cual secretario de Educación (?), pa’ abajo ya no quiere voltear.

«Extraordinario!». Así define a Lauro Ortega Martínez, Ricardo Dorantes San Martín, hoy día, Ricardo, encaminado nuevamente a contender por la diputación federal al segundo distrito electoral morelense, abanderado por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM). Dorantes San Martín, fue diputado local a la 47 legislatura morelense.

En las elecciones de 2018 participó por la misma representación pero el voto popular lo colocó en segundo lugar dado oleaje pejista. Ahora, sería candidato de la coalición: Morena-PT-Verde.

En su oportunidad, Dorantes San Martín, fue colaborador del exgobernador Lauro Ortega Martínez; a su vez, de Fernando Ortiz Arana, ex delegado general en Morelos y líder nacional tricolor.

En cuestiones políticas enfrentó a los exgobernadores Jorge Carrillo Olea y Graco Ramírez, este último, interfirió para descarrilarlo de la candidatura a la presidencia municipal de Cuernavaca.

Ricardo Dorantes San Martín, encabeza «México, Educación y Justicia, Agrupación Política Nacional; Política con Sentido Humano». No es un partido político, no obstante, lo sanciona, norma y regula el Instituto Nacional Electoral (INE).

Sábado 15 del mes en curso, Cristina Balderas Aragón, fue electa presidenta del Partido de la Revolución Democrática (PRD), en el Estado de Morelos. Matías Quiroz Medina, quien ocupó la dirigencia ahora atenderá en la Secretaría General.

Cabe destacar, Cristina, es la segunda mujer que figura en esa responsabilidad partidista. Hace un par de años, Hortencia Figueroa Peralta, se hizo cargo de la presidencia del Sol Azteca en tierra zapatista.

En cambio el Partido Revolucionario Institucional (PRI), en la reciente renovación del comité estatal optó por el género masculino al dar liderazgo al bebesaurio Jonathan Márquez Godínez y mantener a Maricela Velázquez Sánchez, en la Secretaría General, luego que de una vez por todas le dieron pa’tras al aferrado Alberto Martínez González, quien durante el proceso electoral 2018 fue bajado del cuaco por el Comité Ejecutivo Nacional del Revolucionario Institucional, tras «changotes» que en estado etílico» hizo y en su lugar destacará a Antonio Lugo Morales como delegado en funciones de presidente del comité estatal, a quien posteriormente Martínez González le tomó y cerró las instalaciones de la sede partidista, empero esa situación perfiló a Lugo Morales, por encargo del Comité Ejecutivo Nacional tricolor, al Estado de Querétaro, en calidad de delegado general, mientras, a Martínez González, se le abrió expediente jurídico que al parecer a la fecha fue desvanecido.

Pero bueno, la cosa es que en el PRI Morelos aún se menosprecia a la mujer para encumbrarla al liderazgo principal. Hace un buen de años, Laura Ocampo Gutiérrez, fue la primera mujer en ocupar esa distinción; años después, Maricela Sánchez Cortés (madre de Maricela Velázquez Sánchez), es la segunda fémina que presidió dicho encargo partidista.

El PRI Morelos tiene mujeres de talento y valía que lo pueden liderar, entre otras: Rocío Carrillo, Claudia Martínez Lavín, Mirna Benítez, Gabriela Gómez Orihuela, Karla Parra, María Asunción Chicón Mejía, Isabel Cristina Orozco, María Félix Conde Bahena. Perdón por las que falten de mencionar. Entonces, digan: «también yo».

Por otra parte, Norma Alicia Popoca, en el Partido Acción Nacional (PAN), por qué no? Pa’ sacar a los arribistas, advenedizos Terrazas.

El Movimiento Alternativa Social (MAS), que a fin del mes en curso es posible obtenga reconocimiento legal, tiene como presidenta a Ana Bertha Haro, ex presidenta municipal de Tetela del Volcán.

Ya que en líneas arriba mencioné a Antonio Lugo Morales, cabe destacar que una vez haber cumplido como delegado general en funciones de presidente en Morelos, el Comité Ejecutivo Nacional del Revolucionario Institucional lo comisionó con el mismo encargo a Querétaro; después, Alejandro Moreno Cárdenas, líder nacional del PRI, lo responsabilizó como tal en Colima, donde se  encargó de renovar la dirigencia estatal. Lugo Morales, además de participar en relevantes tareas partidistas con la dirigencia nacional, reitero, encabezada por Moreno Cárdenas, y, Carolina Viggiano Austria, en la Secretaría General del partido, compagina acciones con sus correligionarios Miguel Ángel Osorio Chong, en el Senado de la República Mexicana; a su vez con René Juárez Cisneros, en el Congreso federal, respectivamente, coordinadores de las bancadas priístas en el Congreso de la Unión.

Pero además, Antonio Lugo Morales, en su calidad de presidente de la Asociación Internacional de Ciudades Hermanas de Puerto Vallarta A. C., el próximo sábado 29 del mes en curso en el Centro de Convenciones del Grupo Videnta 21, pondrá en marcha la Campaña Más Puerto Vallarta en el Mundo y Más Mundo en Puerto Vallarta. «Solo Faltas Tú», a fin de promover en el extranjero con 21 cápsulas individuales el Arte y la Cultura que posee ese paradisíaco lugar de la República Mexicana localizado en la costa del Océano Pacífico, perteneciente al Estado de Jalisco.

Para redondear en esta ocasión un breviario histórico y precisar que el PRI como PRI no es tan viejo como lo pintan.

El 4 de marzo de 1929, Plutarco Elías Calles, expresidente mexicano (1924-1928), fundó el Partido Nacional Revolucionario (PNR).

Nueve años después,  Lázaro Cárdenas del Río, otro expresidente de México (1934-1940), un 30 de marzo de 1938, lo refundó: Partido de la Revolución Mexicana (PRM).

Posteriormente, el 18 de enero de 1946, Manuel Ávila Camacho, expresidente de México (1940-1946), lo define cual nombre actual tiene: Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Ellos: Plutarco, Lázaro y Manuel, fueron los últimos expresidentes de origen militar.

Después, siguió Miguel Alemán Valdés (1946-1952); de él y a la fecha no hay ningún expresidente de origen militar.

Así las cosas, cuántos años tiene el PRI como PRI?

(Fotografía del Recuerdo tomada del twitter de Jorge Meade Ocaranza)

Artículos Relacionados

Deja un comentario