*El director general del Seguro Social, Zoé Robledo, reconoció al personal de salud que se ha convertido en el protagonista en el combate a la pandemia.

*IMSS Morelos reconvirtió el 70 por ciento de sus camas hospitalarias para atender pacientes con COVID-19: doctor José Miguel Ángel Van-Dick Puga
*El gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco Bravo, resaltó la política incluyente del IMSS para atender la pandemia.

Oaxtepec, Mor.- Trabajar como un solo sistema de salud “todo el tiempo y en todos lados, combatiendo a la misma enfermedad” ha sido clave para atender la pandemia y aplicar de manera efectiva la política de cero rechazos a pacientes, afirmó el director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Maestro Zoé Robledo.

Durante el Primer Informe de Actividades del Representante del IMSS en Morelos, doctor José Miguel Ángel Van-Dick Puga, Zoé Robledo dijo que México logró una amplia reconversión hospitalaria que fue reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

En el acto, al cual asistió el gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo, el director general del Seguro Social resaltó el esfuerzo de las instituciones para trabajar sobre las bases de un sistema de salud históricamente fragmentado y divido, que tenía criterios diferentes incluso para tratar los mismos padecimientos.

Zoé Robledo hizo un reconocimiento al personal de salud que se ha convertido en el protagonista en el combate a la pandemia, y al trabajo en equipo con el gobierno de Morelos.

Añadió que además de seguir con la atención prioritaria de la emergencia sanitaria, será clave incrementar el ritmo de la vacunación contra el COVID-19 a partir de la disponibilidad de las dosis, así como otorgar consultas de medicina familiar, de especialidades y cirugías programadas durante los fines de semana.

También, continuar con la receta resurtible, jornadas médicas quirúrgicas, contratación de personal, avanzar en la infraestructura en los municipios de Cuautla y Zacatepec, e impulsar programas que se implementaron a partir de la pandemia, como la entrega de medicamentos a domicilio a pacientes vulnerables, detalló.

Al rendir su Primer Informe de Actividades al frente de la representación del IMSS en Morelos, el doctor José Miguel Ángel Van-Dick Puga resaltó que el capital más importante del Instituto es el recurso humano.

Hizo un reconocimiento a su antecesor, el doctor Francisco Monsebaiz Salinas, quien falleció en septiembre de 2020 y fijó las bases de los trabajos del Instituto en la entidad.

Para hacer frente a la pandemia por COVID-19, la representación del Seguro Social en la entidad reconvirtió 353 camas, lo que representó el 70 por ciento de camas ofertadas en la entidad.

Informó que se contrataron mil 34 plazas, se capacitó a todo el personal para una mejor atención de pacientes con esta enfermedad y se los dotó de insumos de protección personal.

El doctor Van-Dick Puga refirió que se mantuvieron los servicios médicos no COVID: 34 mil 987 egresos, 13 mil 900 intervenciones quirúrgicas, mil 566 cirugías ambulatorias, mil 852 partos, mil 674 cesáreas, 21 mil 451 estudios de citología, 121 mil 643 estudios de Rayos X, entre otros.

Abundó que durante 2020 los principales servicios otorgados por día típico fueron: tres mil 903 consultas en Medicina Familiar, 226 en Incapacidades Medicina Familiar, mil 30 días amparados, 740 Especialidades, 813 Urgencias, 94 dental y 866 en atención preventiva integral.

En su mensaje, el gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco Bravo, resaltó lo importante que resulta la política incluyente que el IMSS mantiene en todo el país, y la cual ha aplicado «de manera notable en nuestro territorio» durante la pandemia por coronavirus.

«La cobertura a la población en general ha sido vital para salvar una gran cantidad de vidas en un momento tan importante para la salud mundial», expresó.

Blanco Bravo aprovechó este día para reiterar el compromiso del gobierno de Morelos por seguir trabajando en unión con la institución que de manera acertada dirige Zoé Robledo.

En el evento, realizado en el auditorio del Centro Vacacional IMSS Oaxtepec, acudieron Luisa Obrador Garrido Cuesta, encargada de Enlace y Seguimiento de la Dirección General con Representaciones del IMSS; Raúl Anaya Rojas, delegado estatal de Programas para el Desarrollo en el Estado de Morelos; y Jorge Dávila Girón, consejero suplente ante el H. Consejo Técnico.

Acudieron a este informe de actividades, realizado en el auditorio del Centro Vacacional IMSS Oaxtepec “Adolfo López Mateos”, Luisa Obrador Garrido Cuesta, encargada de Enlace y Seguimiento de la Dirección General con Representaciones del IMSS; el doctor Marco Antonio Cantú Cuevas, secretario de Salud de Morelos; Raúl Anaya Rojas, Delegado Estatal de Programas para el Desarrollo en el Estado de Morelos; Agustín Vallejo Silva, General de Brigada Diplomado de Estado Mayor Comandante en Jefe de la 24/a Zona Militar en Morelos.

Además de Nora Adriana Solís Guadarrama, Coordinadora de Enfermería en Atención Médica; Jaime de Jesús Gómez Roch, administrador general del Centro Vacacional Oaxtepec; doctor Daniel Muñoz Martínez, secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social Sección XIX Morelos; integrantes del Cuerpo de Gobierno, directores, subdelegados y autoridades locales.

Perspectiva Electoral
Por Marcos Pineda

Ya sólo es cuestión de tiempo para que se consume el registro de los contendientes por “la joya de la corona”, es decir, la alcaldía de Cuernavaca. El mapa estará completo, una vez que el IMPEPAC sesione para validar las candidaturas y así pasar a la siguiente etapa del proceso electoral.
Tres de los aspirantes que causaron revuelo al inicio de las precampañas fueron Sergio Alberto Estrada Cajigal Ramírez, exgobernador y expresidente municipal y Matías Nazario Morales, exdiputado local y exdiputado federal, así como Jorge Argüelles, actual diputado federal.
Los dos primeros tienen una larga carrera en la política. Sergio Estrada es expanista y Matías Nazario es expriista. Jorge Argüelles también es expriista, con mucha menos experiencia, eso sí, y se dice que es gente de Manlio Fabio Beltrones. Pero los tres representan lo que la gente denomina, más de lo mismo.
Por su parte, Sergio Estrada nunca ha estado totalmente fuera de la política. Después de su período como gobernador, tuvo mucha cercanía con el PRI e impulsó a sus allegados para intentar colocarlos en diferentes puestos de elección y cargos en la administración. Pero ninguno de los proyectos de amplio alcance logró cuajar. Ahora tomó la decisión de participar él mismo en la contienda y todos los días se le ve pagando publicidad para aparecer en las redes sociales, bajo el cobijo de un cargo en el partido del líder sindical Pedro Haces, Fuerza México, con quien tuvo mucha relación cuando el ahora incondicional de López Obrador hacía negocios en Morelos, alrededor de veinte años atrás. Quizá los más jóvenes electores aún no lo sepan, pero aquellos que rebasan los cuarenta años y han vivido en el estado de Morelos sí sabrán que es un candidato muy vulnerable, debido a una serie de escándalos y señalamientos de frivolidad en el ejercicio de la función pública.
Por otra parte, Matías Nazario fue formado por la vieja guardia del PRI, su historia en Morelos se remonta a la época de Carrillo Olea, cuando el magisterio todavía formaba parte de la operación política territorial, mayormente en apoyo al priismo. Durante muchos años, su influencia en el sindicato y en el partido formado por Elba Esther Gordillo, Nueva Alianza, fueron clave para el desarrollo de su carrera política. Se ha dedicado en los últimos años a crear una estructura territorial que le permitiera competir, por primera vez, en un cargo de mayoría. Las dos diputaciones que ha ocupado fueron plurinominales. El problema es que esa estructura la construyó con los mismos líderes de siempre, aquellos que le fallaron a otros partidos y candidatos o que de plano se vendieron al mejor postor y que en realidad no fueron un factor que permitiera ganar las elecciones a quienes las compraron. Todo ese dinero en estructuras fue un desperdicio al final de cuentas.
Por el contrario, Jorge Argüelles llegó con el PRI, y tiene muy poco tiempo de haber comenzado actividades políticas en Morelos y de haber sido electo como diputado por el distrito electoral con cabecera en Jojutla. Claro, como bien lo señaló Ricardo Monreal, ganó con los votos de López Obrador. A diferencia de Estrada y Nazario, que tienen una larga historia política en Morelos, por más que su equipo de trabajo se empeñe en hacerlo parecer como arraigado a Morelos, no goza del visto bueno de los oriundos de la capital. En la precampaña resultó evidente que trae muchos recursos económicos, con los que ha logrado hacerse conocido, pero no ha sido suficiente para ser aceptado. Se ha reunido ya con muchísimos actores de la vida pública del estado, de mayor y menor peso, pero con muchos. Y se comenta que muchos de esos con los que se ha reunido han salido convencidos de que tienen que unirse para evitar que llegue a la presidencia, que tienen que hacer un frente común de facto para que quien ocupe la presidencia sea otra persona.
Así las cosas, siendo ellos tres considerados como más de lo mismo, la puerta se abre para que pueda ser una candidatura diferente, que se distinga de ellos, la que gane Cuernavaca. Ya habrá tiempo para analizar a los otros aspirantes y sacar conclusiones sobre quién sí podría ganar las elecciones.
Y para iniciados.
En la incertidumbre, ahí es donde se encuentran varios de los que han buscado ser candidatas o candidatos a algo. Y en medio de esta vorágine de negociaciones, altas y bajas, da mucho gusto saber que Lourdes Riva Palacio Lavín, será candidata a diputada local. Se trata de una mujer transparente, limpia y emprendedora. Bien vista en Cuernavaca. Personalmente tiene mucho a su favor. Sin embargo, su partido no le favorece, pues va por el PRI.
Excelente jueves.
La información es PODER!!!