El pasado jueves 2 de junio, en las instalaciones del Museo Morelense de Arte Popular (MMAPO) se llevó a cabo una edición más del Seminario Permanente de Arte Popular, y en esta ocasión la conferencia fue impartida por el maestro René Ángeles Navarro, quien expuso el tema de la taracea, participación en la que expuso que nunca había estado hablando frente al micrófono y en la que afirmó que su trabajo ha sido autodidacta y que nunca tuvo ninguna herencia cultural de este tipo. Como muestra de su trabajo presentó diapositivas sobre su quehacer artesanal, así como tres trabajos de su autoría; tres cajas de madera de ébano y cedro rojo, con incrustaciones con hueso o concha.

A continuación, compartimos un texto sobre este gran artesano, René Ángeles Navarro, publicado en el tomo 2 del libro “Grandes maestros del Arte Popular de Iberoamérica”, editado por el Grupo Financiero Banamex:

Era muy joven cuando recibió su primer premio, el Galardón Nacional en el concurso Gran Premio de Arte Popular Mexicano; transcurría 1997 y él tenía veinte años. René Ángeles Navarro (1976) narra esta anécdota, pues recuerda el asombro que causó el jurado que se tratara de una persona de corta edad quien imprimiera tan alta calidad a su obra. No hacía mucho tiempo que había empezado a crear piezas taraceadas de manera autodidacta, llevado por la curiosidad y apoyado en la investigación iconográfica.

Al lado de un profesor de la universidad empezó a indagar sobre los materiales, las técnicas y los diseños de los muebles antiguos. Cuenta que tuvo la fortuna de que los maestros Ruth Lechuga, pionera en el rescate del arte popular, les permitiera observar y recrear un baúl de Santiago Choápam, Oaxaca. Entonces se impuso el reto de hacer réplicas y experimentó con sus propias piezas, tratando de utilizar la misma técnica, los mismos materiales, la misma perspectiva. Después decidió hacer piezas apegadas, pero no iguales, a las de los siglos XVI y XVII; así, lleva quince años elaborando baúles, cajas, bargueños, cajoneras y alhajeros con diseños únicos e individuales.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *