*Por segunda ocasión México logra el campeonato de mundial en Homless Word Cup, categoría femenil y varonil

Canchas de futbol que asemejan más a caminos de terracería de rancherías olvidadas que a espacios dignos para practicar el deporte más popular del mundo; tenis y uniformes viejos; balones de todas las formas, son algunas de las características que acompañan a miles de adolescentes y jóvenes, quienes enfrentan día a día todas las adversidades posibles, con tal de convertirse en profesionales del fútbol.

El balompié profesional también ha sido alcanzado por las políticas de igualdad  implementadas en todo el orbe; hasta hace un par de décadas, el futbol estaba asociado a lo masculino, hoy existen ligas donde participan las mujeres, también un mundial y tiene presencia en las olimpiadas.

Karla Reyes era una de esas jóvenes que corría y se barría con la actitud de quien colocaba en cada uno de los gajos del balón, todos los sueños y anhelos para su futuro. Con 21 años, delgada, de piel oscura y baja estatura, Karla estaba decidida a brindar todas sus habilidades para hacer del futbol su estilo de vida, pero una fractura de tibia y peroné le mostró el lado oscuro de este deporte.

“Dentro del futbol obtuve muchas cosas, pero hubo un momento que ya no podía más…tuve una fractura y, desgraciadamente, me operaron, tengo una placa y dos clavos; de ahí me vine abajo; te descuidas, dejas de hacer lo que más te gusta”.

De alguna manera a esta morelense, habitante del municipio de Jiutepec, el retiro le llegó antes que el debut pero, por estas cosas cabalísticas del futbol, seis años después, el destino le trajo otra oportunidad.

Aunque Karla ya no creía en ella, sus amigas sí y, sin avisarle, la inscribieron a “De la calle a la cancha”, un torneo de futbol callejero, organizado por Telmex, la fundación Street Soccer México y el Sistema DIF Morelos, para brindarles a adolescentes y jóvenes, de las colonias de la zona metropolitana de Morelos, una oportunidad de mostrar sus habilidades.

El torneo dura dos días, a él llegan más de 500 jóvenes por torneo; se selecciona a jugadores de ambos sexos para armar un representativo estatal y luego un torneo nacional, donde surge el selectivo que participa en el World Homless Cup.

A diferencia del futbol profesional, convertido en la actualidad en una máquina de hacer dinero que le ha restado valores como fidelidad, empeño y entrega; los torneos de callejeros están sobrados de actitud y deseo de triunfo, sin recibir ninguna paga, sólo la satisfacción de representar a tu país, otro valor que también se ha desvanecido entre los jugadores asalariados.

De la Calle a la Cancha se ha realizado en Morelos durante cuatro años consecutivos, logrando la participación de más de 2 mil adolescentes y jóvenes. El año pasado nuestro estado fue bicampeón y este año repitió en la categoría masculina; mientras en el mundial México resultó campeón por doble partida, hombres y mujeres.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *