*Selva Cañera y Athletic Cuernavaca van por el liderato del Grupo Seis

Lucio Lara Román

La tarde de este sábado, sobre la grama del Estadio Municipal de Emiliano Zapata en punto de las 15:00 horas, se jugará el clásico morelense de la Tercera División Profesional entre los Cañeros de Selva Cañera y los rojiblancos del Athletic Cuernavaca.

Un ingrediente adicional se suma a este duelo: El de tener el liderato de este grupo seis, lo que augura un choque de poder a poder, en lo que será el inicio de la segunda vuelta de la competencia.

Ligeramente favoritos los dirigidos por Héctor Vidal, quienes han tomado el ritmo en la cancha y ésta será una buena oportunidad de llevarse los tres puntos en juego, sin embargo los visitantes llegan motivados porque, tras una incierto arranque en la competencia, se pusieron las pilas conforme avanzaron en la competencia y, sin tanto ruido, fueron sumando puntos, que los tienen peleando el mando del grupo seis en forma conjunta con los Cañeros.

Choque con tintes de revancha, ya que en el juego de la jornada uno, pero en la Unidad Deportiva «Mariano Matamoros», de Xochitepec, los de Selva Cañera y los del Atletic igualaron a un gol en los 90 minutos reglamentarios, pero en la randa de penales se disputo el conjunto Cañeros, llávandose la victoria y el punto extra.

Por su parte, el profesor Nicolás Arcos, director deportivo del club, señaló: » El cuerpo técnico ha realizado sus prácticas conforme al rival que viene a Zapata, a quienes están consientes, de que regresarán a la capital del estado con un revés, si allá en Xochitepec la vez pasada se escaparon de que nos saliéramos de ese lugar con los tres puntos, ya que solo fueron dos porque les ganamos en los penaltis donde rescatamos el otro punto, pero esta vez los vamos afianzar desde los primeros minutos con las anotaciones, a manera de que no se puedan recuperar, ya que tenemos con que salir con la victoria».

Los directivos de ambos clubes esperan la mejor actuación de sus oncenas; coinciden que será un choque muy cerrado y con muchos roces, dada la rivalidad de ambos equipos, pero con la confianza de que será un juego limpio, donde ganará quien mejor haga las cosas en la cancha y sepa aprovechar los titubeos de sus rivales.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *