Ciudad de México.- Los miembros de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) respaldaron el Nuevo Modelo Educativo presentado por el Gobierno Federal, a través de la Secretaría de Educación; y se comprometieron a apoyar las realización de los foros para socializar la propuesta y enriquecerla con la opinión de los ciudadanos y organizaciones de la sociedad.

Al reunirse con el titular de la SEP, Aurelio Nuño Mayer, los gobernadores del país se comprometieron a que en sus entidades se realicen verdaderos foros de consulta sobre el Modelo Educativo y la Propuesta Curricular para la Educación Obligatoria, con maestros, padres de familia y organizaciones sociales, a partir de esta fecha y hasta septiembre.

La Conago mantiene el apoyo a Escuela al Centro, el Planteamiento Curricular, la Formación y el Desarrollo Profesional Docente, la Inclusión y la Equidad y Gobernanza del Sistema Educativo.

El gobernador de Morelos y coordinador de la Comisión de Educación, Graco Ramírez, resaltó el respaldo la Reforma Educativa, así como los trabajos de consulta sobre la Propuesta Curricular para la Educación Obligatoria, pero se pronunció a favor del diálogo  para dirimir diferencia y construir consensos.

“Negarse al diálogo es negarse a la democracia. Exhortamos a todos los actores involucrados en el tema educativo a que se manifiesten a través de consensos. No hacerlo es dar paso a la cerrazón autoritaria e insistir en la imposición de la voluntad de algunos, sobre el interés de todos”.

El secretario Aurelio Nuño afirmó que el Nuevo Modelo Educativo es la propuesta pedagógica para el Siglo XXI, y también constituye un primer paso para la construcción de mejores escuelas, maestros y contenidos que respondan a los nuevos retos, y que abonen a un pensamiento crítico, proyecto que permitirá superar la desigualdad y la pobreza en un mundo globalizado, “todo que nos lleve a tener un México productivo y exitoso”.

Graco Ramírez reconoció que la implementación de la Reforma Educativa no ha sido fácil, sin embargo a través de diálogo, se han roto viejas inercias, por lo que ésta sigue adelante.

“En algunas entidades se observó la necesidad de dar un paso hacia adelante y romper con algunas prácticas que habían dañado profundamente la calidad y la relación de gobiernos con el sindicato y trabajadores de la educación. Me refiero a la práctica de doble negociación que decidimos dejar atrás como un compromiso político puntual para llevar a cabo la Reforma Educativa. No fue fácil para algunos gobernadores por las circunstancias políticas mismas, todos decidimos de manera unánime dar el paso hacia adelante”.

Graco Ramírez sostuvo que todos los gobernadores enfrentaron dificultades, pero ninguno dio marcha atrás en la definición y voluntad política de que mediante el diálogo “fuimos convenciendo las resistencias de algunos sectores de maestros que de manera equivocada conciben la reforma como un tema laboral, cuando se trata de la educación con calidad”.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *