José Luis Garcitapia

*Pide del PRD Nacional pronunciarse respecto a la participación política del obispo Ramón Castro

Ciudad de México.- El gobernador de Morelos, Graco Ramírez, advirtió al denominado Frente Amplio Popular (FAP), que encabeza el obispo de Cuernavaca, Ramón Castro Castro, que no va a ceder a chantajes de la iglesia ni de los grupos conservadores, que hoy se oponen al matrimonio igualitario; y les adelantó que su gobierno y el PRD va por la suspensión legal del embarazo, por ser un derecho de las mujeres.

Al reunirse con la dirigencia nacional del PRD y gobernadores de izquierda, el de Morelos sostuvo que “no se debe ceder ante el chantaje de la iglesia y de los más conservadores en este país y vamos por la suspensión del embarazo ante la Suprema Corte (de Justicia de la Nación) y vamos a ganar ese debate” también, advirtió.

Graco Ramírez pidió a la dirigencia del Partido de la Revolución Democrática, encabezada por Alejandra Barrales y Beatriz Mojica, presidenta y secretaria general, respectivamente, hacer un pronunciamiento al respecto al llamado FAP y la posición política que ha asumido el obispo Ramón Castro.

Añadió que pese a todos los augurios, el PRD sigue participando en elecciones y en la construcción de gubernaturas, como podría ser la del Estado de México.

“Todo es posible en este partido, frente a todos los pronósticos, seguimos actuando, seguimos participando, ganando gubernaturas. Con alianzas, con el PAN, sin el PAN, con café con leche, con café descafeinado, con todos para construir una alternativa democrática, hasta con Andrés si nos perdona Dios”, ironizó.

Al participar en la instalación del Consejo Consultivo del Partido de la Revolución Democrática, dijo que mientras no se regule el mercado de la mariguana y la amapola, los más violentos continuarán dominando y seguirá permeando la corrupción.

“En Morelos llegamos a una entidad en donde la inseguridad fue un factor fundamental para ganar las elecciones, porque nosotros construimos desde la sociedad un movimiento cívico y demostramos la complicidad de los gobernadores en la protección de delincuentes. Llevamos a juicio a Jorge Carrillo Olea, quien quedó inhabilitado y demostramos que los mandos en seguridad de Sergio Estrada Cajigal, tenían nexos con la delincuencia organizada (hoy están sentenciados), expresó.

Graco Ramírez sostuvo que la regulación de la mariguana y la amapola, debe ser un tema de vanguardia, como en Canadá, donde ya se habla de un principio de regulación para proteger a sus jóvenes y se prevé que en California, Estados Unidos, se apruebe la consulta y sea legal, mientras que en México, apenas estamos discutiendo si es medicinal, “ya no se puede seguir con esa postura conservadora”.

El mandatario consideró que es tiempo de hablar de lo que hacen bien los gobiernos progresistas. Resaltar las acciones que marcan la diferencia con otras opciones políticas.

“Si queremos ser diferentes, hagamos las cosas. El de la mariguana y la amapola es un mercado poderoso en donde se gastan miles de pesos en perseguir delincuentes, un joven en la cárcel cuesta mil 200 pesos diarios, son los temas que debemos de abordar. Cuántos millones podríamos liberar para invertir en educación. Dejemos de criminalizar a los jóvenes con esta absurda guerra fallida contra el narcotráfico en esta lógica prohibicionista que impusieron los norteamericanos al ser un mercado de ellos”.

Sostuvo que los gobiernos perredistas están enfrentado el problema de la violencia con estrategias de política social, como la Beca Salario en donde los jóvenes de tercero de secundaria hasta universidad obtienen un estímulo económico por su esfuerzo.

El evento estuvieron presentes los gobernadores de Tabasco, Arturo Núñez; y Michoacán, Silvano Aureoles, así como el jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *