Agenda Político Jurídica

Alejandro Corona Marquina

De toda estructura construida por el ex gobernador Graco Luis Ramírez Garrido Abreu, para apoderarse del Sistema Estatal Anticorrupción, la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción (nombre oficial de lo que conocemos como Fiscalía Anticorrupción), es un auténtico monumento a la ineficiencia, opacidad e impunidad.

Su titular, Juan Salazar Núñez, siempre fue uno de los consentidos del tabasqueño. Por ello, primero lo designó como titular de Consejería Jurídica del Gobierno del Estado y luego (el 27 de agosto de 2015), lo convirtió en Fiscal Especializado en el Combate a la Corrupción, esto con la complicidad de la mayoría de la LII Legislatura local, en una controvertida sesión que tuvo que desarrollarse en medio de un fuerte dispositivo de seguridad en el World Trade Center (WTC), donde la entonces presidenta del Congreso, Lucía Meza Guzmán, reunió los 21 votos necesarios para que transitara la propuesta, luego de que cuatro legisladores anularan su voto, mientras que dos lo hicieron en contra: Matías Nazario Morales y Rosalina Mazari Espín, quienes ya se habían caracterizado por ser opositores de Graco Ramírez, cuando votaron en contra del endeudamiento que finalmente pasó.

Además de las reformas que crearon la institución, Graco protegió bien a su pupilo, pues en diciembre de 2017 (con la mega corrupta LIII Legislatura), modificó la Ley Orgánica de la Fiscalía General del Estado de Morelos y aumentó a nueve años el periodo de ejercicio del Fiscal General, de donde depende la llamada Fiscalía Anticorrupción; y luego en julio de 2018, después de la estrepitosa derrota en las urnas, blindó a Juan Salazar Núñez, para que el Fiscal General, Uriel Carmona Gándara, lo pudiera designar a su vez por otros 7 años más, cosa que sumisamente hizo, pero además se le garantizó una pensión vitalicia del ciento por ciento, una vez que deje la institución, todo con cargo al erario morelense. ¡Eso es amor no fregaderas!

Pero de resultados conseguidos por la caricatura de Fiscal Anticorrupción, no más nada. Sólo escándalos mediáticos que terminan en el peor de los ridículos.

No pudo con el ex alcalde de Temixco Miguel Ángel Colín, cuya detención se anunció con bombo y platillos y al día siguiente el acaudalado médico que gobernó Temixco, salió riéndose a carcajadas de Juan Salazar. Otro caso fue el de Jesús González Otero, ex presidente municipal de Cuautla y al que prácticamente le tendrá que pedir disculpas, pues lo mal armado del expediente que lo tuvo preso unos meses, generó consecuencias legales contra Juan Salazar, una vez que aquél fue absuelto. Este caso debería ser suficiente para que sea removido el fiscal, pues ahí demostró ser un tipo falto de conocimientos jurídicos, esto al ser exhibido todo el tiempo por la defensa del ex edil.

Mención aparte merece el asunto del rector Jesús Alejandro Vera Jiménez, donde igualmente se hizo un escándalo mayúsculo en los medios de comunicación y luego el académico salió sin problemas de la prisión. Las forma en que se trabajó este caso y las evidentes violaciones procesales cometidas, le ganaron el repudio generalizado a Juan Salazar, pues hasta Rodrigo Gayosso pidió su renuncia ante la pifia cometida. ¡Oblígame perro! Le dijo al hijastro de Graco Ramírez.

Pero el que pagó los platos rotos de todo el desastre ocasionado, fue el titular de la Fiscalía de Servidores Públicos Municipales, Órganos Constitucionales Autónomos y Particulares, Helio Brito Cantú, quien fue despedido.

Algo se tendrá que hacer en la institución, pues toda la infraestructura de la Fiscalía Anticorrupción no ha servido para nada, esto a pesar de que actualmente tiene en operación los siguientes espacios: Fiscalía de Servidores Públicos de los Tres Poderes del Estado y la Administración Pública Paraestatal; Fiscalía de Servidores Públicos Municipales, Órganos Constitucionales Autónomos y Particulares; Secretaría Ejecutiva de la Fiscalía Anticorrupción; Unidad de Asuntos Presupuestales, Financieros y Administrativos; Secretaría Ejecutiva de la Fiscalía Anticorrupción; Fiscalía de Servidores Públicos Municipales, Órganos Constitucionales Autónomos y Particulares y cada una ellas con sus respectivas jefaturas de departamento, personal auxiliar, secretarias, técnicos y oficiales. Millones de pesos del presupuesto tirados en combatir la corrupción ¡y todo para qué!

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *