Francisco Hurtado Delgado

En un Proceso Electoral, las campañas políticas de candidaturas a diversos cargos de elección popular, están reguladas por la normatividad en la materia, es decir que, solo están autorizadas hacerlas en los tiempos señalados por la ley; entonces ¿por qué pueden hacer publicidad en los informes anuales legislativos y municipales en un proceso electoral?

Rendir cuentas significa literalmente entregar o dar cuentas ante alguien, de ahí que, rendir cuentas sea siempre una acción subsidiaria de una responsabilidad previa, que implica una relación transitiva y que atañe a la manera en que se dio cumplimiento a esa responsabilidad.

La verdadera rendición de cuentas implica necesariamente un marco jurídico y político, es decir, un marco de responsabilidad que se desprende a la vez de obligaciones legales y públicas; del principio de legalidad y de un propósito democrático.

Se debe garantizar la transparencia y la rendición de cuentas, para poder contar con una operación de indicadores de gestión que incidirá en mejorar la rendición de cuentas. Pedir que rindan cuentas es cosa fácil; pero diseñar y operar una política pública con ese propósito es mucho más difícil.

El artículo 134 de la Constitución, establece que el informe anual de labores o gestión de los servidores públicos, así como los mensajes que para darlos a conocer se difundan en los medios de comunicación social, no serán considerados como propaganda, siempre que la difusión se limite a una vez al año en estaciones y canales con cobertura regional correspondiente al ámbito geográfico de responsabilidad del servidor público y no exceda de los siete días anteriores y cinco posteriores a la fecha en que se rinda el informe. En ningún caso la difusión de tales informes podrá tener fines electorales, ni realizarse dentro del periodo de campaña electoral, tal y como lo establece el artículo 242, fracción 5 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales.

Lo anteriormente, quiere decir que las y los Presidentes Municipales, las y los Diputados pueden realizar sus informes de labores, sin que esto signifique una trasgresión a la ley electoral, y que los que pretendan reelegirse, desde luego que el partido político respectivo lo autorice, dependerán de esta avaluación de informes que hagan y sobre todo que el electorado lo califique el día de la jornada con su voto.

homopolíticus

Día de la Esclavitud 

  • Las Ocurrencias de la L54
  • Cuando Cuauhtémoc Cantó     
  • Escala el Choque de Trenes 

Pave Soberanes

«Soy honesta (sic) con él y contigo», cantó el gobernador Cuauhtémoc Blanco en la sesión solemne de la Cámara de Diputados, al instaurar el 25 de febrero como el día del marichi morelense

Fue en la comunidad indígena de Tetelcingo, patria chica del diputado Marcos Zapotitla, donde al empezar El 10 a cantar, el marichi Nuevo Tecalitlán,  proveniente de Jalisco, no sabía si parar o seguir con la música, sus integrantes a punto de perder la compostura.

Como niño con zapatos nuevos se comportó Zapo, como le dicen sus querientes. Andaba briago de alegría. Tanto, que en el momento estelar de aquel histórico día, el diputado del PES se paró a la derecha del cantante, y reía y reía, mientras volteaba a ver a todos, para que lo vieran, mientras sus iguales -¿iguales?- y el gabinetazo, aplaudían al líder. Sólo faltó ponerse de pie para llegar a lo más bajo de la indignidad. Ahí estaba Margarita González, Luis Arturo Cornejo y Gilberto Alcalá, al que despidió después para limpiarle el camino a su candidato.  

La seriedad que supone una sesión solemne -en realidad un acto político de propaganda gubernamental- terminó siendo una vulgaridad, un chou corriente para auditorios con serias deficiencias en el desarrollo cognitivo.

Las ocurrencias en reemplazo al trabajo responsable por profesional -siempre con gastos igual a facturas infladas-, puede quedar de manifiesto nuevamente, en caso de no desperezar las células cerebrales El cártel de Gándara sin número

Ayer, la diputada Érika García la hizo de vocera de la Mesa Directiva, y a nombre del diputado Alfonso de Jesús Sotelo, ambos también del PES, anunció la idea de instaurar, no se sabe aún si también con la solemnidad mostrada, el día de la zafra.  

El día de la zafra sería el nombre simpático del día del esclavo. Tal vez lleven a los campos de cultivo al jefe de Palacio de Gobierno y dé el primer machetazo al corte de caña, tras quemar la siembra, camino al ingenio de Zacatepec o cualquier otro, para producir alcohol o azúcar, para después ir a degustar con las/os diputadas/os, el gabinetazo y los líderes cañeros, unos mixiotes de carnero con tepache, y unos drinks de aguardiente de Zacualpan. Todo como les gusta: regalado. 

Mientras se posa alegre para las cámaras de vídeo y fotográficas, que los cortadores de caña, esclavos mal pagados, mal comidos y mal tratados, no cambien su estatus y sigan cobrando 32 pesos por tonelada cortada. Alguien tiene que hacer el trabajo sucio, es decir, el gobernador y sus aliados en todo.

Hace 10 años, a esos trabajadores por jornada y a destajo, les pagaban en Morelos 25 pesos por tonelada. Ahora les pagan 35. Un crecimiento de 2.5 anual. Cómo avanza este país. Y tienen los jornaleros que dar de comer a sus mujeres y a sus hijos, los cuales siempre se traen para no dejarlos solos en casa, pernoctando en casas de carrizo sobre colchas a ras de suelo.

El día del esclavo morelense, sería gran nombre, del tamaño del cinismo de la clase política emergente con fecha de caducidad.  

Los padres de ambos festejos, Zapotitla y Sotelo, hermanados por la ordinariez, se han significado, como sus comunes, por la desfachatez, para no decirles descarados o insolentes. En la L54 nadie se salva. Debían pedir perdón por sus actos y, sobre todo, por prevaricar en contra de sus «representados».   

A todo esto, ¿que dice la Unión Local de Productores de Caña de Azúcar, dependiente de la priísta Confederación Nacional Campesina y la Unión de Productores de Caña de Azúcar dependiente, de la Confederación Nacional de Propietarios Rurales? Prestarse, aun con dinero de por medio, a un acto de cinismo y desvergüenza, sería tanto como ser partícipe de la campaña electorera del PES, que distrae dinero oficial con tal de conseguir votos potenciales. 

De Xoxocotla para el mundo, el día del auténtico taco placero, como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, sería otra gran idea, si los hay de huevo duro y tortas de papa.    

letraschiquitas

Ni que fueran brasileñas. De las 30 mil personas que se quedaron sin empleo a consecuencia de la Emergencia Sanitaria en la entidad, según el INEGI, el gobernador Cuauhtémoc Blanco que «les va a dar trabajo» sólo a los 350 trabajadores del gobierno de la Ciudad de Cuernavaca despedidos, según anunció uno de los guaruras que en el pasado fue dado de baja por reprobar los exámenes de Control de Confianza y que se presentó con los manifestantes, ayer, «de parte del gobernador». El interés electoral tiene pies, no así el rescate de los ayuntamientos, a quienes, peor, les quita dinero para «seguridad***. A veinte meses del asesinato de Samir Flores, activista y comunicador de Temoac que se oponía a la operación de la Termoeléctrica de Huexca, se prepara la visita de tres días del presidente Andrés Manuel López Obrador a Morelos, el viernes 30 y sábado 31, así como domingo 1 de noviembre***. Va no el zar anticorrupción Juan Salazar, sino la Fiscalía del ramo, no contra la L54 ni por una de las suyas, su «auditora» América López, que anda en modo de usurpación de cargo, sino por aplicar la ley. El choque de trenes escala…

Perspectiva Electoral
Por Marcos Pineda

En lo que resta del año, casi mil doscientos cincuenta millones de pesos serán repartidos por el Instituto Nacional Electoral (INE) entre los partidos políticos con registro vigente. El reconocimiento a los tres nuevos, PES (de Hugo Éric Flores), FSM (de Pedro Haces) y RSP (del yerno de Elba Esther Gordillo), obligó legalmente a la autoridad a reformular la distribución de los recursos que gastarán, por supuesto provenientes, de nuestros impuestos en los meses de octubre a diciembre.
El financiamiento consta de tres partes. La que comprende sus gastos ordinarios en tiempos no electorales, el de las prerrogativas postales y el que se etiqueta para actividades específicas, que comprenden aquellas a las que están obligados por ley, como la capacitación y la promoción de la cultura política democrática, por ejemplo. Una parte de este financiamiento público es de carácter igualitario, la menor parte, y la otra, la mayor, es decir, el 70%, conforme a la cantidad de votos que obtuvieron en la elección inmediata anterior.
Por lo tanto, el más favorecido, claro que es Morena. Recibirá 392 millones 617 mil pesos. En segundo lugar, el PAN, con 215 millones 731 mil pesos, seguido del PRI que contará con 203 millones 214 mil. Bastante más abajo se encuentran el PRD, con 99 millones, el Verde con 94 millones, Movimiento Ciudadano con 91 millones, el PT que suma 86 millones y el PES que tendrá asignados 23 millones. Cantidades más bajas, pero nada despreciables y muy abultadas para lo que estos partidos representan, la utilidad pública que reportan y que ya sabemos han sido utilizados como negocios familiares o de reducidos grupos que dominan ciertas parcelas de poder.
Los de más reciente reconocimiento por el Tribunal Electoral, tendrán menos porque ya no les será entregado el financiamiento correspondiente al mes de septiembre. RSP y FSM contarán con 19 millones 792 mil pesos cada uno. Claro, no hay que perder de vista que estas cantidades son solamente para los últimos tres meses de este año. El financiamiento del 2021 será superior, puesto que debe contemplar los gastos de campañas electorales.
En efecto, si usted está pensando que suenan esas cantidades millonarias como un insulto para quienes han perdido su trabajo, su negocio, parte o todo su patrimonio, personal o familiar, a consecuencia de la crisis económica producida por la pandemia de COVID-19, por la errada política económica de la autodenominada Cuarta Transformación, o por la combinación de ambas tragedias, está usted en lo correcto, son cantidades que suenan a franco insulto.
Ha habido voces que, como la voz que clama en el desierto, han pedido que los partidos regresen su financiamiento a la Secretaría de Hacienda, que se modifique la ley para que estos recursos puedan utilizarse de otra manera, que sea productiva, que alivie y apoye a salir de la crisis a millones de personas. Voces, como la del presidente de la República, a quien no le hicieron caso. Ah, pero eso sí, para extinguir los fideicomisos destinados al apoyo de la ciencia, la tecnología, el arte y la cultura claro que le hicieron caso y atendieron su solicitud, de manera pronta y expedita.
Si se extinguieron los fideicomisos bajo el argumento de la lucha contra la corrupción y la apuesta por la transparencia ¿no valdría la pena pensar en extinguir el financiamiento también a los partidos corruptos y que no trasparentan el uso de nuestros dineros, en vez de aplicarles multas, que pueden pagar incluso a plazos y en cómodas mensualidades?

Para iniciados
Una de las voces que se alzó para exigir que no se destinaran recursos públicos a los partidos políticos fue la de Jorge Argüelles, claro, cuando todavía no era presidente del PES. Hoy, ¿estaría dispuesto el diputado a renunciar al financiamiento público para su partido a nivel nacional y estatal?
Excelente jueves.
La información es PODER!!!

Choque de Trenes 

  • Noticias de la Página Tres
  • Mezcla de Justicia y Política     
  • Cátedra a Zapote 3 Pesista  

La página 3 de La Unión de Morelos tiene hoy un fuerte olor a tinta de justicia… y política.

A la nota principal Preocupa figura de “encargada de despacho” en la ESAF, le siguen, en ese orden de importancia, Confirma TSJ vinculación de MP que protegió a juez y A proceso penal Jaime Álvarez Cisneros. 

Las tres notas -con excepción del editorial, que es el pensamiento del tabloide purpurado- valen los cinco pesos que cuesta el ejemplar.

La segunda y la tercera notas refieren de los procesos de judicialización de una agente de Ministerio Público que protegió a un juez que, bajo intoxicación etílica, atropelló a un ciudadano que perdió la vida, y que ese secretario de Turismo del gobierno estatal anterior fue encontrado culpable de daño a los caudales públicos.

En dos años, el discurso oficial de Palacio de Gobierno ha sido sistemático y contra las instituciones que procuran y administran justicia. Hoy la página 3 contradice esa línea discursiva que, sí, ha permeado entre la opinión pública, pero no al nivel de la percepción de incompetencia de la institución policial que, siendo su única función y fundamental, no previene el delito.

El sustantivo corrupción -que unos se empeñan en hacerlo verbo y conjugarlo en la experiencia- tiene dos acepciones para efectos prácticos, sin ir más lejos de su significado y definición: hacerse de algo que no es suyo y dejar de hacer algo con honestidad. Eso hizo, contra prueba, el funcionario y la agente del MP.

Desde febrero del año pasado, la corrupción se paga con pena corporal -prisión preventiva oficiosa, es decir, automática, y sin derecho a fianza. 

Podría llegar hasta aquí el fuerte olor a tinta de justicia, pero sigue el fuerte olor a tinta política.

La única diputada del PAN asegura que «le ocupa y le preocupa» a la Legislatura 54 el tema de la incertidumbre jurídica del nombramiento de la encargada de despacho de la Entidad Superior de Auditoría y Fiscalización, América López. El nombre de la ESAF es ornamental, como la dependencia. Si le ocupa a Dalila Morales ese tema, ya debía estar haciendo lobbying en Gándara sin número, para desfacer ese entuerto del cual son responsables sus iguales diputadas/os. La representante popular -¿a quien representa? ¿Quién se siente representado por ella?- dice estar preocupada porque el amago del zar anticorrupción, Juan Salazar, de quien no menciona su nombre de pila, pero sí el nombre de la dependencia a su cargo, contra la titular de la ESAF.

Así de claro lo dijo: “Habría que revisar el tema y evitar que se trate de generar un contexto fuera del tema y que se convierta en un tema de perseguidos, porque tal pareciera que se ve así, un tema de perseguidos, consecuencia de una revisión”. Nunca podrá ser claro un enunciado cuando se dice cuatro veces una misma palabra. ¿Quedó claro el tema? La L54, a través de la ESAF, persigue a ambas fiscalías. Morales lo sabe. 

La diputada panista rehuyó al fondo del tema. Habría que saber si habló a título personal o a nombre de la L54, incluso de su mismo partido, el PAN. Desde septiembre de 2018 el poder Legislativo se negó a ser el contrapeso del poder Ejecutivo y estar al lado del pueblo que la eligió. Desde entonces, se han perpetrado toda suerte de abusos y arbitrariedades de la veintena de  diputadas y diputados, incluso perpetrando prevaricación delictuosa.

Tiempo ha que la L54 sirve a Palacio de Gobierno. Eso le ocupa a la actual legislatura, sin preocuparle. Como los zares anticrimen y anticorrupción fueron designados en el pretérito inmediato, los ven como adversarios, pero les dan trato de  enemigos. La queja contra los amagos de los zares, según la lógica cameral, no debía existir, si las/os diputadas/os no estuvieran presionando la cesantía de ambos, por la vía del juego sucio. El fondo de la revisión de López a Uriel Carmona, el zar anticrimen, es política. Toda acción tiene su reacción. La balanza política ha sido inclinada y el zar anticorrupción sirve de escudo, contra el entrometimiento personalista e interesado de la L54 contra el fiscal general. Los fiscales también saben hacer política y tienen el Código Penal -y Civil- bajo el brazo.

En octubre de 2019 y sin Mayoría Calificada -merecedora de sanciones políticas-, la Legislatura 54 tomó por asalto las instituciones afines e impuso a funcionarios bajo consigna, como a López, para perseguir a los adversarios y protegerse entre ellos. La designación, que no elección de López, es irregular. Tanto, que todas las acciones emprendidas bajo su titularidad -y las de su antecesor también, consentidas por la legislatura anterior, la L53- pueden ser declaradas ilegales o por lo menos irregulares, y empezar de nuevo toda la carga de trabajo, incluidas las auditorías municipales de los gobiernos anteriores.   

Además del fuerte olor a tinta de justicia… y de política que nos dio el rotativo a cambio de sólo cinco pesos, se oye el pito de dos trenes que se encontrarán de frente.

letraschiquitas

Una decena de días quedan a los aspirantes  a las gubernaturas y otros cargos, para renunciar a sus puestos federales de Gabinetes, de acuerdo a las instrucciones del presidente Andrés Manuel López Obrador. Entre éstos, están Rocío NahleAlfonso Durazo y Santiago Nieto, así como Ana Gabriela Guevara -¿se va la velocista? ¿Quién será su relevista? Hugo Éric Flores prometió anunciar su renuncia o no, este mes, aunque no compita***. Será cuestión de horas, como prometió el inquilino de Palacio Nacional, al decir que respeta las órdenes de los organismos internacionales. Brenda Quevedo, 13 años en prisión y bajo tortura en todas sus variantes, sin ser sentenciada, siendo inocente. Su acusadora es Isabel Miranda Torres, comúnmente conocida como la señora Wallace. Junto a Juana Hilda González, también acusada sin pruebas del secuestro y muerte de Hugo Wallace Miranda, Quevedo permanece en la penitenciaría de Coatlán del Río, de donde saldrá a la libertad, al fin***. Una cátedra a distancia dio Enrique Paredes a Isabel León -y a todo el Instituto Morelense de Procesos Electorales-, en el tema del PES que, como partido nuevo, no debe convenir alianzas ni candidaturas comunes. De hacerlo, el IMPE incurriría en delitos electorales. Recientemente Zapote 3 hizo declaraciones encuadradas para favorecer al partido en el gobierno, que no gobernante***. ¿La noticia de Coahuila e Hidalgo? Que el PAN bajó a tercer lugar y MORENA subió a segundo -en Veracruz y Puebla pasó de segundo a primero de una elección a otra-. Lógico que el PRI ganara con esos gobernadores-gobernadores que tienen el colmillo retorcido. Aun así, la elección se judicializará, seguro.

Perspectiva Electoral
Por Marcos Pineda

Las instituciones electorales están por comenzar la más dura de sus batallas para hacer cumplir su cometido constitucional de garantizar el respeto al voto, la equidad en las contiendas, la legalidad del proceso y la veracidad de los resultados.

Y no podrían cumplir con sus obligaciones de una manera eficiente y correcta si se hayan sometidas al poder gubernamental. Es decir, si su autonomía o independencia se ven vulneradas por la intromisión de los poderes públicos, del gobierno que, de forma por supuesto totalmente ilegal e inmoral, haga uso de triquiñuelas disfrazadas de austeridad presupuestal, para escatimarles los recursos necesarios o que intentaran asumir un papel de vigilantes, conciliadores o, lo peor, garantes de las funciones electorales en las que nada tienen qué hacer. Insisto, eso además de ilegal sería inmoral, configurando un exceso que bien podría caer en la esfera de los delitos que abarca el denominado ejercicio abusivo de la función pública.

Negarle o escatimarle los recursos al Tribunal Electoral local o al Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana serían actos que atentarían contra la Democracia y contra el Sistema Electoral estatal. Bien es sabido que los gobernantes, provenientes de cualquier partido de los que han gobernado Morelos, han buscado por todos los medios a su alcance el mantener sometidas, bajo su control, a ambas instituciones democráticas, ya hemos aprendido que eso no lo debemos permitir.

El caso más reciente fue el de Graco Ramírez, cuya manera de proceder en la asignación y entrega de los recursos, se llegó incluso a interpretar como una estrategia diseñada para tener a la mano la posibilidad de reventar las elecciones, si no le favorecían los resultados a su proyecto político y a sus candidatos. No lo logró o no se decidió a hacerlo, pero vaya que estuvo cerca de caerse la elección del 2018. Y mucho se habló en corto de cómo las autoridades electorales tuvieron que mantener lo que para unos era una prudente distancia del conflicto, y que para otros parecía más bien una muestra de la sumisión en la que llegaron a caer.

Éste, será el primer proceso electoral que ambos órganos electorales enfrenten, teniendo ahora a un gobierno que encabeza una persona que nada o casi nada entiende de leyes, que nada o muy poco sabe de respeto a las instituciones, a las normas y a los procedimientos, que no está interesado en el pueblo de Morelos, en su bienestar, sino solamente en suyo y en el de su círculo cercano de familiares, amigos y comparsas. Cuauhtémoc Blanco, el ex ídolo del fútbol, que sueña no con hacer un buen gobierno, sino en la posibilidad de ser candidato a la presidencia de la República en el 2024.

Varias generaciones lucharon por hacer valer los derechos políticos de los ciudadanos, por contar con instituciones que efectivamente garantizaran el respeto a la voluntad ciudadana. Hoy, esos derechos, esas libertades, se ven amenazadas desde el poder mismo. Es tiempo de que las nuevas generaciones y las que sobreviven de quienes dieron la lucha en el pasado se unan en la defensa de las instituciones electorales y le pongan un alto a ese gobierno y a ese gobernante que no entiende que su cargo es para servir a la sociedad y no para servirse de la sociedad.

Para iniciados

Como se trata de defender instituciones y no personajes, los titulares tanto del Tribunal como del Impepac deberán ser los primeros que encabecen la defensa de los órganos que representan, que cuando se vayan del cargo dejen en la historia el registro de que supieron estar a la altura de las exigencias de la sociedad y no que prefirieron claudicar en una lucha, que no es de ellos, sino de la sociedad que merece respeto a sus derechos y sus libertades.

Excelente martes.

La información es PODER!!!

Presentación de Comisaría

  • Cohabitan Graco y Cuauhtémoc
  • De Sangre Amarilla, MP y PxC
  • Ilocalizable, Marcos Zeta

El gobierno de Graco Ramírez no se ha ido y quiere la revancha política.

La otra cara de la moneda política, a punto del volado, lo representa el gobierno de Cuauhtémoc Blanco, que no termina por empezar a ser gobierno y le inquieta dejar el cargo por la puerta de la servidumbre si los resultados de las votaciones de 2021 no le son favorables, como se prevé, aún con la preparación de la defraudación electoral.

Ayer le comenté en letraschiquitas de «tres mensajes de poder de Graco Ramírez en el corto tiempo: aseguró que compraron pancita para almorzar, hizo trámite para renovar su mica electoral y asistió a una exposición en el museo de arte contemporáneo que le mandó construir a Juan Soriano». El lector TA me dice que el ex gobernador «comió el sábado en Las Mañanitas». Ahora fuera del cargo, el hijo del teniente Ramírez está más tiempo en Morelos.

Una prueba ordinaria de que Graco no se ha ido del todo es la Presentación de Comisaría que hizo Morelos Progresa, un partido con registro estatal destinado a desaparecer el próximo año, cuyos integrantes -aquella famosa Legislatura 53, imitada, igualada y superada por la L54- vienen por más. El locutor oficial del acto de presentación, al desmentir la propiedad de Graco Ramírez, fungió como delator.

Pero no sólo es Morelos Progresa la tensión del piso 1 de Palacio de Gobierno, sino el grupo «ciudadano» Pacto por Cuernavaca, liderado por Antonio Sandoval, el padre Tajonar, como se le conoce. Le acompañan Carmen Cuevas, Juan Pablo Rivera, Julio Mitre y Armando Haddad, de influencia graquista es inocultable. Y los que faltan.

Tanto MP como PxC tienen derecho político a participar, y ya lo hacen para beneplácito de la democracia sin adjetivos por imperfecta. Filias y fobias aparte, el concurso electoral es de brazos abiertos, ampliamente extendidos, pues no hay candados de comprobación de reputaciones, cuya legislación de avanzada dejaría a muchos fuera.

El presupuesto político y financiero de Ramírez es de dos bancos camerales de mayoría relativa, de esas que se ganan directamente en las urnas, y una de escrutinio proporcional, que son regaladas por el tamaño de la votación. A eso me refiero cuando digo que quiere la revancha política, pues dos o tres diputados propios es igual a dos o tres diputados menos para el control de Palacio de Gobierno, conforme a las enseñanzas de Al-Juarismi.

De ahí la inquietud, la tensión, del gobernador Cuauhtémoc Blanco, por andar con la playera del PES, con matraca y distintivos púrpura azulado, echando porras a sus candidatos, seduciendo a los árbitros electorales de cancha y de mesa, para ganar los espacios mayormente posibles, o mejor dicho, para no perder nada, pues su futuro político está en juego, y su paz interior también.

Ahí viene la oposición, la verdadera oposición, no una disidencia complaciente, silente por pusilánime como hasta ahora. El gobierno de Graco Ramírez -el peor hasta ahora- no se ha ido ni el de Cuauhtémoc ha llegado -rebasando por la izquierda eclesial-. En tanto el reloj electoral avanza, el líder de Morelos Progreso y Pacto por Cuernavaca degusta en medio de aves de ornato y amplios jardines, un filete de pescado blando y magro a la parrilla con el maridaje perfecto: vino blanco ligero y fresco.

Democracia sin adjetivos.

letraschiquitas

De mañas aprendidas rápidamente, Jonathan Márquez se emborrachó de triunfo. Es él, dirigente del PRI en Morelos y tal vez siguió la línea discursiva de la dirección nacional del Revolucionario Institucional, de festejar el obvio carro completo en Coahuila y la menos obvia victoria reñida de Hidalgo, como antes de cerrar las casillas celebraba Alejandro Moreno -Alito o Amlito, le dicen-, cuando ambos no tenían qué celebrar, pues no hicieron nada. El mérito es del colmillo retorcido de los gobernadores Miguel Ángel Riquelme y Omar Fayad***. Por cierto, la diputada Rosalina Mazari, de iguales siglas, se volvió a equivocar, al decir que la Legislatura 54 no será una agencia de colocaciones en la designación, que no elección, de los consejeros del Instituto Morelense de Información Pública, como si nadie supiera que la corrupción es prioritaria. Pero su cargo de diputada si lo es, al colocar a su hermano en una dirección general de 65 mil pesos mensuales y aprobar alegremente las cuentas públicas de Cuernavaca de 2017 y 2018***. Además de un presupuesto electoral que supuestamente tiene ya planchado el verdadero gubernamentable del PES, Alfonso de Jesús Sotelo, el poder Ejecutivo se relame los bigotes con la autorización de San Lázaro para contratar una línea de crédito que endeudaría más a Morelos, comprometiendo sus recursos federales hasta en 50 por ciento y anquilisando el desarrollo de la entidad, 30 años***.  Esta misma semana podría declararse a Marcos Zeta, el diputado del PES indiciado por el delito de violación, como sustraído de la acción de la justicia. Tanto los equipos de defensa de la víctima como del victimario no responden las llamadas de homopolíticus, y El hombre del crucifijo nomás no aparece. Una fuente cercana a la familia dice no saber nada de él. ÚLTIMA HORA. 12:10. Vincularon a proceso por el delito de peculado al exsecretario de Turismo, Jaime Álvarez.

Perspectiva Electoral

Por Marcos Pineda

En cuanto se dieron a conocer los avances de los resultados en el conteo de votos de las elecciones del pasado domingo, favoreciendo mayormente al PRI y dejando en una muy mala posición a Morena, en términos generales, dio comienzo una discusión sobre si ganó el PRI porque haya hecho un buen trabajo político, una campaña convincente, buenos gobiernos en Coahuila e Hidalgo, presentado buenos candidatos o de plano comprado las conciencias de los electores con las artimañas que ya le son bien conocidas o si en realidad se trató más de una derrota de Morena, producto de varios factores que juegan en su contra.

Varias encuestas previas daban la ventaja a Morena como partido. Y eso es perfectamente explicable desde un punto de vista técnico, cuando la marca, el nombre del partido y la popularidad del presidente hacen que en público o en las entrevistas el posible votante se incline más a responder que va con partido del presidente porque cree que eso es lo que más le conviene decir en ese momento.

Ya después son otros los mecanismos que operan en su conciencia, sea antes de las elecciones o a la hora de emitir su voto en la soledad de la urna, que lo llevan a tomar una decisión. Decisión que, de acuerdo con los teóricos de la elección racional, toma con base en lo que considera es la de mayor beneficio personal. Este mecanismo opera en los dos momentos referidos, cuando se le pide su opinión en una encuesta y cuando se le pide que deposite su voto.

Sólo a través de técnicas muy especializadas se puede evitar que haya sesgos de este tipo en los estudios demoscópicos. Las encuestadoras enfrentan cada vez mayor resistencia del elector a decir cuáles son sus preferencias políticas ya que se percibe un ambiente de polarización, descalificación y hasta linchamiento político contra quienes se atreven a manifestar que no aprueban al presidente o a su partido. Puede ser que el elector esté sintiendo en nuestros días que no es seguro manifestar su opinión de manera sincera y directa, sabe que puede hacerlo, pero siente que se arriesga a padecer algún tipo de señalamiento, represión o persecución ideológica. Y no porque crea que le vaya a pasar a él en lo particular, sino porque el ambiente que se ha generado en las mañaneras y en las redes sociales así se lo hacen presuponer. Opta por la decisión, de nuevo racional, de mejor no arriesgarse.

En cuanto a lo que corresponde a la actitud asumida por los priistas, que ya se sienten de vuelta en la contienda hacia el 2021, cuando había quienes antes del domingo les estaban pronosticando todavía una mayor caída electoral, por supuesto que tienen motivo para festejar, pero allá en donde o siguen siendo el partido en el poder o donde han vuelto a tenerlo luego de haberlo perdido. En otras entidades de la República donde la vocación anti priista se ha enraizado al paso de los años, donde saben que su participación no llega desde hace sexenios a más que la lucha por obtener algunas posiciones menores, que remonten y sigan la ruta de Hidalgo se ve algo más que difícil.

 Si ganó el PRI o perdió Morena es un buen tema para analizarlo cuantitativamente, según los distintos factores que influyeron en la decisión de los votantes. Lo que importa ahora es que estas elecciones demostraron que la marca Morena, con todo y la popularidad de presidente de la República, no es suficiente para ganar en automático una elección competida.

Para iniciados

No puede menos que provocar cierto sonrojo el escuchar a los priistas morelenses asumiendo los triunfos de su partido allá en Hidalgo y Coahuila como si fueran triunfos de ellos mismos. Ese sentido de pertenencia partidaria que los caracteriza les hace mucha falta, porque los activos electorales que en la contienda de 2018 le sirvieron para obtener algunos regidores y una diputación plurinominal o ya se les fueron o seles están yendo a otros partidos o bien preferirán salir como independientes, porque al menos en Morelos el PRI está muy, pero muy mal posicionado en el ánimo de los electores, lo que debería reflexionar la actual dirigencia estatal para no cometer otra vez los errores que los han llevado a la cuarta o quinta posición.

Excelente martes.

La información es PODER!!!

Perdió el PES

  • Va Ganando el Gallo Negro 
  • Sin Influir en 84 Municipios
  • Mensajes de Poder de Graco

El gobernador de Morelos Cuauhtémoc Blanco, a diferencia del gallo negro que utilizó el PES como amuleto de la buena suerte, contaminó a los candidatos de Huejutla y Zacualtipán, Hidalgo, entre otros 82, quienes están en riesgo de perder.

El domingo 11 el ex futbolista y actor cómico de Televisa, Hugo Éric Flores y Jorge Argüelles, hicieron turismo electoral en Hidalgo, y el PES pelea a estas horas con el PRI, las victorias en ambos municipios.

Hace ocho días anticipé: «El concesionario del PES, Hugo Éric Flores -presentado como líder nacional-, depositó su confianza tanto en Cuauhtémoc Blanco, gobernador de Morelos, como en un gallo negro de «buena suerte», para ganar las votaciones en Huejutla, Hidalgo, el domingo 18. Si el candidato a la presidencia municipal pierde, ya tiene el ave domesticada a quien echarle la culpa».

Lo mismo sucedió en Zacualtipán de Ángeles, donde el candidato del PRI lleva la delantera. En Huejutla, anoche iba en segundo lugar el PES -en realidad PESH-, pero esta mañana rebasó por la derecha. Así van a estar todo el día, seguro.

De no variar la numeralia, el señor Blanco -que no visitó los municipios inundados ni las zonas frías de Morelos, pero sí ambos municipios hidalguenses, distrayendo en su beneficio recursos humanos, materiales y financieros- dirá conforme que perdió uno, pero ganó uno. Pero su candidato ganador debió hacerlo con más votos, pues su partido es quien gobierna el municipio.

La votación del PESH es más bien ridícula por pírrica. ¿Quién falló? ¿El gallo negro o Cuauhtémoc Blanco? Olvidar que el gallo negro es símbolo antieclesial y amuleto de buena suerte, sería un error gravísimo. El orgullo de Tlatilco es un imán de futbol, no de política gubernamental, donde ha fracasado como «servidor» público. Tanto, que la ciudadanía de Morelos lo tiene con 1.5 de calificación reprobatoria, como lo tuvo en Cuernavaca, donde ahora quiere resarcir el daño causado.

¿Verdad que el gallo negro es quien dio el triunfo parcial al candidato del PESH en Huejutla?

Entre tanto, La legión de fuereños -Blanco, Flores y Argüelles- recorre mercados periféricos de Cuernavaca y municipales, en búsqueda tardía de simpatías. Son más de cinco años de simulaciones, de abandono del deber constitucional. El candidato de Palacio de Gobierno va por lo mismo. Ya obtuvo una carta de residencia falsa y perjura ser morelense, cuando no lo es. Tan no conoce ni siquiera el muestrario de climas que es Morelos, que se presentó de saco al mercado de Yautepec, 36 grados centígrados. Es como si un distritofederalense se delata fuereño llevando calcetines a la playa.

Si el PESH gana Huejutla y pierde Zacualtipán, como van ahora, la efectividad del fenómeno de votos, 50-50 por ciento, no influyó en los resultados de los otros candidatos, pues su partido sólo va ganando un municipio por sí solo, entre 84 en total, no más. Los resultados son malos para el PESH y el PES de Morelos, aunque el Instituto Morelense de Procesos Electorales le otorgue la graciosa concesión de ir en coalición e incluso candidaturas comunes, que para ese tipo de corrupción política se alquila.

Entre tanto, las votaciones de Coahuila e Hidalgo, que por la intromisión comprobable de los gobernadores (artículo 121 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales), podrán anularse y quedar el PRI fuera de las elecciones extraordinarias, como el caso Puebla de 2017. La negativa de los demás partidos a aceptar los resultados significa realmente que van por la judicialización de la elección, y por los cuerpos edilicios y curules donde el PRI perpetró fraude mediante la utilización de recursos públicos. El Tribunal podrá ordenarle al INE la atracción de la elección extraordinaria, en seis meses.

letraschiquitas

El obispo Ramón Castro dice que la desaparición de fideicomisos afectará la reconstrucción de parroquias. ¿De qué fideicomiso salieron los 75 millones de pesos para la rehabilitación de Catedral?***. Mentís de Gerardo Albarrán, líder estatal de MORENA, al dirigente estatal del PES, Jorge Argüelles: ni con PT ni PES, por ahora, una alianza electoral. La prioridad, la elección de dirigente nacional que, como van las cosas, será Mario Delgado***. Las declaraciones de Isabel León, presidenta del Instituto Morelense de Procesos Electorales, de que 11 partidos no podrán ir en alianza ni convenir candidaturas comunes, premia a los otros 11 partidos con registro anterior a 2020, para hacer un total de 22 partidos en la boleta electoral, cuya mayoría se prevé, como están las cosas, perderán el registro***. Tres mensajes de poder de Graco Ramírez en corto tiempo: aseguró que compraron pancita para almorzar, hizo trámite para renovar su mica electoral y asistió a una exposición en el museo de arte contemporáneo que le mandó construir a Juan Soriano.

Perspectiva Electoral

Por Marcos Pineda

Con más del 60 por ciento de los votos computados, en Hidalgo y Coahuila, las elecciones locales para Morena perfilan su primera y contundente derrota electoral. De inmediato, el todavía líder nacional, Ramírez Cuellar, se inconformó y declaró que no aceptan los resultados. Recurrirán a los tribuales en busca incluso de que se anulen las elecciones.

No es de sorprendernos que Morena no reconozca los resultados electorales cuando no le favorecen. Eso ya se veía venir, aun antes de la jornada de votaciones. Lo que sí sería sorprendente es que los tribunales aceptaran las impugnaciones y ambas elecciones se tuvieran que repetir.

Aquí hay una de dos, para ser totalmente honestos y consecuentes: O el PRI hizo lo que mejor sabe hacer, que es usar el poder a su favor, para inclinar la balanza hacia el triunfo de sus candidatos, o bien la falta del líder moral, del superior político de Morena, el presidente Andrés Manuel López Obrador, los dejó débiles, aturdidos y sin rumbo.

Puede ser que la derrota de Morena no sea consecuencia de un buen trabajo político de los priistas, sino de la orfandad en que se haya, sin la dirección del presidente.  Puede que el PRI siga siendo el mismo partido, con las mismas prácticas clientelares y su añejo discurso, el de las promesas y las despensas, los tinacos y las láminas, que todos toman, pero en las que ya nadie cree.

Puede ser también que Morena sea el nuevo PRI, remasterizado, que, a diferencia de los priistas de la época neoliberal, que negociaba en la mesa para permanecer y ganar en la derrota, y sabía que concediendo alargaba su agonía y hasta podría volver a ganar después, como lo llegaron a hacer, no entiendan que no todo se gana con la marca y el acrónimo de AMLO. Puede que Morena no esté en la ruta del aprendizaje democrático, y no quepa en su realidad, en su interpretación de la democracia, que es posible ganar y perder.

Si para Morena las elecciones solamente son válidas cuando sus candidatos ganen y los tribunales serán un recurso no para hacer valer la justicia, sino para recurrir a ellos, tratando de ganar en la mesa lo que hayan perdido en las urnas, Morena o está o muy verde para contiendas verdaderamente democráticas o demasiado viciado para ser un partido nuevo. 

Ahora es cuando las instituciones electorales tienen que ejercer su autonomía e independencia, hacer que se respete la voluntad popular, y no solapar ningún tipo de violación a las leyes electorales. Que sean, pues, garantes de la legalidad y la justicia, gane quien gane en las urnas.

Para iniciados

En los próximos días un miembro distinguido la sociedad civil y del empresariado morelense, hará pública su renuncia a su actual función, como representante de una de las pocas organizaciones que han alzado la voz para señalar y hacer propuestas serias y prácticas, a fin de enfrentar tanto la crisis económica como la inseguridad en la entidad. Habrá que estar muy al pendiente de lo que suceda allá en el famoso desayunador de Las Palmas y del rumbo que tome Harry Nielsen, porque seguro no será para alejarse de la política, sino para estar más activo y más cerca.

Excelente inicio de semana.

La información es PODER!!!

Juan Daniel Porcayo González

Esta pasado 13 de octubre de 2020, la Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión aprobó con 375 votos a favor, una reforma a los artículos 137,141 y 144 de la Ley Nacional de Ejecución Penal, la cual, tiene por objeto impedir que los sentenciados por los delitos de violación y feminicidio accedan a algún beneficio preliberacional, como, por ejemplo, la libertad condicional o la libertad anticipada.

El argumento principal del legislador es que por tratarse de delitos graves o de alto impacto, no existe razón congruente por la cual, a quien recibió una condena por dichos hechos delictivos, se les daba otorgar un beneficio que culmine, al cabo de algunos cuantos años, con su libertad.

No debe perderse de vista que actualmente la Ley Nacional de Ejecución Penal únicamente establece dentro de sus excepciones al secuestro, trata de personas y delincuencia organizada, como conductas a las cuales, no se les puede conceder de ninguna forma, un beneficio preliberacional, pues según la Suprema Corte de Justicia de la Nación, producen un impacto grave en la sociedad y a la par, afectan a la seguridad y salud pública como bienes jurídicos protegidos por las normas penales.

En ese sentido, el legislador únicamente valoro a la violencia cometida en contra de la mujer para justificar la negativa en el acceso a tales beneficios preliberacionales, olvidándose por supuesto, que existen otras conductas que laceran de igual manera, el mismo bien jurídico, -libertad sexual y vida- por ejemplo: el homicidio, abuso o violencia sexual contra menores, entre otros.

Consideramos que, la óptica del legislador, se aproxima más bien al hecho de querer homologar las conductas previstas en el artículo 19 constitucional que ameritan prisión preventiva oficiosa a la Ley Nacional de Ejecución Penal, para el efecto de impedir que, quienes hayan sido responsables por la comisión de dichos hechos, no accedan a un beneficio preliberacional y así, armonizar las leyes; pues dichos tipos penales se consideran graves por su naturaleza misma.

Empero, en caso de tomarse una decisión de tal envergadura, el legislador se enfrentaría a su propia política, pues el hacinamiento no se inhibiría, sino por el contrario, se incrementaría aún más; luego entonces, el poder legislador podría caer en contradicción por sí mismo, enfrentando una lucha que el mismo protagonizó, esto es: primero intentar inhibir al máximo los casos de hacinamiento y luego, proponer una iniciativa de ley, tendiente a incrementar los delitos por los cuales, no se acepta la aplicación de algún beneficio, tornándose una cuestión incongruente.

Estimado lector, le saludo a distancia.



Juan Daniel Porcayo González
Licenciado en Derecho con Mención Honorifica por la Universidad Privada del Estado de Morelos. Abogado Postulante en materia penal y amparo en la Firma Legal Código Quattro