Perspectiva

Por Marcos Pineda

Cuauhtémoc Blanco es uno de los gobernadores peor evaluados del país en lo general y en lo particular el peor evaluado en materia de seguridad pública y en confianza para invertir en el estado, de acuerdo a los resultados de la encuesta que sintetizaremos a continuación. Los porqués de las pésimas valoraciones que este reciente estudio muestra pueden ser varios. Sin embargo, de los principales es que su equipo de colaboradores -tanto cercanos como no tan cercanos- en su conjunto no eficientes, carecen de cualificaciones adecuadas y distan mucho de contar con experiencia y sensibilidad para desempeñarse en las áreas donde fueron asignados.

Por cuanto a la aprobación en general, de los treinta y dos mandatarios estatales, evaluados por Arias Consultores, Cuauhtémoc Blanco se encuentra en la posición número 29, con un 12.8%. Es decir, el cuarto de los cinco peor evaluados los por los entrevistados. Poco mejor evaluado que él se encuentra el gobernador de Tlaxcala y peor los de Chihuahua, Baja California y Nuevo León, resaltando el caso de Jaime Rodríguez (El Bronco) como el peor de todos, con un 9.5% de aprobación.

No hay un solo indicador en que el gobernador Blanco salga bien evaluado. Ocupa la nada honrosa peor evaluación en cuanto a confianza para invertir en el estado (11.8%), mejora de la seguridad (0.5%), y percepción de seguridad para vivir en Morelos (4.9%), así como valoraciones muy bajas en los siguientes rubros: Confianza en el gobernador (14.9), mejora en lo entrega de apoyos a las personas de escasos recursos (12.9%), mejora en la obra pública estatal (11.3%), mejora en los servicios de salud (10.4%), mejora en el turismo (10.8%), disminución de la corrupción (8.4%), y buena relación con el presidente de la República (13.8%).

Por supuesto que destacan las valoraciones reprobatorias que hacen los entrevistados en materia de seguridad y combate a la corrupción. Son precisamente en las que Blanco sale peor evaluado. Aunque no hay que desestimar ese último lugar que obtuvo entre todos los gobernadores respecto a la confianza de los empresarios para invertir en Morelos.

Para iniciados
En el mismo sentido de lo que mencioné más arriba, si los funcionarios públicos, operadores y asesores que el gobernador Blanco invitó a trabajar con él y los que se colaron a la administración pública estatal por recomendaciones, amiguismos, intereses y compadrazgos no le están funcionando ahora, que está por cumplir sus primeros seis meses de gobierno, está a tiempo de dar un giro de timón, cambiar a todos los que tenga que cambiar, volverse un gobierno proactivo y no reactivo como ha sido hasta ahora, y contratar a profesionales, capaces y experimentados, que puedan hacerse cargo las distintas áreas que hoy por hoy no están dando los resultados que la sociedad espera y demanda, con justa razón.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *