Perspectiva Electoral
Por Marcos Pineda

Muy probablemente, hoy y en los siguientes días, los amigos periodistas en Morelos dedicarán muchas líneas a describir y auscultar la historia profesional de quien será uno de los candidatos a la presidencia municipal de Cuernavaca, que vendrá a reconfigurar la distribución final de los votos, el próximo 6 de junio: Cipriano Sotelo Salgado.
Con ello, se habrá de poner al día a los posibles electores sobre la proveniencia de Sotelo Salgado, su pertenencia a la cultura del esfuerzo y la superación personal, su amplia trayectoria profesional y académica, así como sus polémicas intervenciones, en su calidad de abogado, defendiendo a cuestionables personajes como, por ejemplo, la reciente y muy efímera representación jurídica del todavía diputado local, Marco Zapotitla Becerro, acusado de violación.
Yo más bien quiero dedicar estas líneas al análisis de los efectos electorales que tendrá su inclusión en el proceso electoral como candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y a perfilar una respuesta a la pregunta de si esta decisión habrá sido, finalmente, un acierto o un error.
Primero. Por supuesto que los efectos electorales serán en varios sentidos. A saber, siendo un prominente abogado, como lo es también su principal rival, José Luis Urióstegui, habrá cierta disputa entre los diversos y atomizados gremios de licenciados en derecho, que dividirá su voto. Ya veremos pronto cuál de los dos candidatos convence más a sus colegas y logra su apoyo para la obtención del sufragio.
Segundo. Dada la cercanía que, en estos años, queriendo o no, ha tenido con el régimen de Cuauhtémoc Blanco, su candidatura representa un obstáculo más para que Jorge Argüelles consiga atraer las preferencias electorales. Cipriano Sotelo se sumaría, entonces, como uno más de los muchos que, en forma implícita, ven en el candidato de Blanco al adversario común, al que no pueden dejar pasar.
Tercero. Al tener el PRI su más baja intención de voto en toda su historia en la entidad y carecer de cuadros con un perfil ganador, entre sus ya tradicionales, históricos y desgastados líderes locales, puede encontrar en Sotelo Salgado a un candidato externo que le dé oxigenación y le ayude a recuperar votos, aunque no necesariamente logre ganar la contienda.
Cuarto. Los grupos de poder al interior del PRI tendrán que demostrar que son capaces de reconstruir sus estructuras electorales, que por mucho tiempo se fueron viciando y corrompiendo. Las tácticas mercenarias para la movilización electoral, que en las seis elecciones anteriores sólo han servido para que algunos priistas salgan ganando en la derrota, es decir, colocando a sus afines como regidores o funcionarios de distintos niveles, no les van a funcionar, por lo que o reconstruyen o corren el riesgo de ser defenestrados, por los propios electores, el día de la votación.
Quinto. Quienes dentro del PRI se manifiesten en contra de la candidatura del abogado Sotelo y argumenten que entre ellos hay quienes podrían representar dignamente a su partido, o se equivocan por ignorancia, o mienten por estrategia para presionar en la búsqueda de concesiones y espacios. El PRI trae muy poco consigo como partido y con sus dirigentes y cuadros actuales. No le da para contender solo, de manera competitiva.
A reserva de que en próximas fechas midamos estadísticamente las probabilidades reales de Cipriano Sotelo como candidato a gobernar Cuernavaca, en suma, de momento, para el PRI representa un acierto, que podrá no ponerlo entre los punteros, pero que sí viene a darle un respiro que le urge, como nunca.
Y para iniciados
Este año seremos testigos de campañas inéditas en la historia. Varios de los candidatos que están aceptando participar, representando a algún partido, lo hacen y harán a condición de que sus campañas sean completa o casi completamente virtuales. La terrible pandemia que vivimos es motivo más que suficiente para justificarlo. Prepárese usted, que quiere estar enterado de lo que pase en las campañas. Habrá olas, andanadas de publicidad y propaganda en todas y cada una de las redes sociales. Todos los candidatos tendrán acceso a ello, ahora de lo que se trata es de ver quiénes las sabrán aprovechar, adecuadamente.
Excelente martes.
La información es PODER!!!

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *