La secretaria de Turismo, Mónica Reyes Fuchs, aseguró que hay experiencias turísticas que se vuelven más atractivas con la temporada de lluvias, como hacer cañonismo, rapel y rafting, siempre acompañados por expertos para evitar riesgos.

“Somos un estado con una biodiversidad impresionante que nos permite ser reconocidos mundialmente como la Primavera de México y que además podemos explorar con nuestros prestadores de servicios que están capacitados para realizar actividades extremas sin poner en riesgo la integridad de nuestros visitantes” refirió.

Sobre el cañonismo y rapel comentó que el Pueblo Mágico de Tepoztlán es punto predilecto para estas actividades de verano, ya que se encuentran cañones y descensos de entre 4.20 y 15 metros de altura desde los que caen aguas cristalinas, en los que se pone a prueba la fuerza y destreza de los usuarios que pueden ser niños a partir de nueve años acompañados por adultos de hasta 60 años.

Mientras que en el sur de Morelos, puntualizó, corre el río Amacuzac, cuyo afluente crece considerablemente y atrae a familias o grupos de amigos dispuestos a vivir la emoción del rafting con “rápidos” clase II y III (clasificación mundial para medir la dificultad o aventura en descensos).

Reyes Fuchs explicó que la práctica de rafting en el estado se convierte en una experiencia completa ya que se aprecian paisajes a los que la mayoría no están acostumbrados.

“Nuestros guías y prestadores de servicios hacen de este recorrido un viaje que muchos turistas nacionales y extranjeros buscan, ya que somos de los pocos estados de México en ofrecerlos”.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *