Perspectiva Electoral

Por Marcos Pineda

Parece que los dirigentes del Partido Encuentro Social están más interesados en prevenir los daños electorales que les puede producir la demanda por violación en contra de su diputado Marco Zapotitla Becerro que en el fondo del asunto: la presunta agresión sexual en contra de una mujer, por parte de un servidor público.

Pero ¿por qué es relevante para el PES la demanda por violación en contra de Zapotitla? Más allá de que quieran aparecer como defensores de los derechos de las mujeres o paladines de la justicia y la no violencia, lo que en realidad les importa es la asociación que se puede hacer entre casos como el de Maricela Jiménez, la diputada de orientación religiosa evangélica, a quien hostigaron hasta orillarla a renunciar a su partido, las severas críticas que se llevó Jorge Argüelles por haberse excedido en calificativos contra la diputada Blanca Nieves Sánchez Arano, con lo que cometió violencia política de género, y ahora la demanda por violación en contra del diputado que compraron, Marco Zapotitla.

En efecto, ellos compraron, sí, literalmente fue comprado Marco Zapotitla, para llevarlo a sus filas. Si la compra fue en efectivo, en especie, con privilegios o canonjías, con promesas o como sea, es lo de menos. Lo cierto es que se vendió, traicionó a Morena y se sumó al partido en el gobierno de Morelos. Es uno de los que Andrés Manuel López Obrador descalificó hace unos meses tildándolos de diputados chapulines, faltos de ética política.

¿Será acaso que la violencia contra las mujeres es un denominador común al interior del PES, mismo que quieren ocultar a toda costa?

La renuncia al grupo parlamentario del PES, anunciada la mañana del martes por Zapotitla, pareciera una especie de revancha contra su partido y sus dirigentes, porque ha sentido que lo abandonaron a su suerte. Con su renuncia, el grupo parlamentario se debilita de manera estratégica y en consecuencia también el PES local, pues el número de diputados de cada grupo parlamentario, en la muy atomizada LIV Legislatura es clave para todas las decisiones trascendentes.

Y esta hipótesis de tirar el golpe al sentirse abandonado, cobra más fuerza cuando vemos que el susodicho diputado y presunto criminal, Marco Zapotitla Becerro, declaró que renunciaría a la bancada del Partido Encuentro Social pero no pediría licencia a su cargo, con lo que pretende conservar el fuero constitucional que lo protege de procesos judiciales en su contra.

Marco Zapotitla ya habría podido ponerle fin a los dimes y diretes, y en vez de argumentar que se trata de una campaña política en su contra, simplemente pedir licencia al cargo de diputado y declarar que enfrentará a la justicia como debiera hacerlo cualquier ciudadano, sin escudarse en el fuero constitucional. Sin embargo, sus hechos y dichos más bien indican que quiere seguir el camino político y mediático

Para iniciados

La participación de los ciudadanos para integrar los consejos distritales y municipales electorales es de suma relevancia. Son casi 900 personas las que se inscribieron para formar parte de estos órganos, bajo la tutela del Impepac, pero serán solamente 240 los que obtengan uno de esos espacios. A primera vista, podríamos felicitar a los ciudadanos morelenses por tan copiosa intención de coadyuvar con nuestra democracia, pero la realidad es que ese número de aspirantes se debe más al desempleo que se vive en Morelos que a la vocación democrática.

Excelente mitad de semana.

La información es PODER!!!

Artículos Relacionados

Deja un comentario