Estrella Pedroza 

Policías de Morelos se enfrentaron con habitantes del municipio indigena de Hueyapan en un intento de rescatar a concejales retenidos para obligarlos a renunciar al  cargo ;  el saldo es de varios policías  heridos,  pobladores detenidos y una persona desaparecida. 

Lo anterior, deriva de una larga pugna social y jurídica por  la representación  del Concejo municipal y del Concejo Mayor del municipio indígena de Hueyapan. 

Situación en la que el Gobierno de Morelos ha sido omiso en la resolución del conflicto, desmarcandose en todo momento, según denuncias integrantes de la Asamblea Permanente de los Pueblos de Morelos (APPM).

Al grado que el grupo encabezado por los ex concejales (que  renunciaron a sus cargos  el año pasado tras ser sorprendidos  cometiendo presuntamente  desvío de recursos),  ha elevado sus protestas para  exigir que las autoridades estatales y electorales desconozcan a los concejales actuales y a su vez validen una plantilla electa durante una asamblea que recientemente  fue invalidada por el Tribunal Electoral de la Federación. 

El pasado lunes  se manifestaron en Cuautla y se apoderaron de patrullas de la Policía Morelos, además  lesionaron a elementos policiacos. 

Este mismo martes, decenas de personas arribaron ,al medio día,  al Centro Histórico de Cuernavaca a bordo de  patrullas con pintas en las que exigían la destitución de la consejera y líder comunitaria Lilia Ibarra González.

Tras un bloqueo de calles en el primer cuadro de la ciudad, autoridades de la Secretaría de Gobierno iniciaron mesas de trabajo al interior de palacio de gobierno, sede oficial del Poder Ejecutivo. 

Paralelamente, en una sede situada al norte de la ciudad en la colonia Paseos del Conquistador, las y los  miembros de Concejo municipal y del Concejo Mayor  sostenían una reunión con autoridades estatales convocada también por la Secretaría de Gobierno. 

Cuando las y los concejales, que conformaban a penas  una comisión de 10 personas,   se disponían a retirarse a bordo de sus autos, fueron sorprendidos por el grupo opositor. 

Apunto de jaloneos y hasta golpes, los obligaron a bajar de sus vehículos, en ese momento algunos policías que se encontraban en el lugar,  o cerca de la zona,  intentaron calmar los ánimos pero fueron agredidos con piedras, palos y toda clase de objetos. 

Lo que propició la defensa de los  policías,  que al final fueron superados  e incluso cinco fueron retenidos y algunos golpeados, uno de ellos de gravedad. 

En medio del enfrentamiento un grupo de pobladores logró salir de la zona  privando de la libertad a las y los concejales, incluido Luis Fernando Nava Espinosa, abogado. 

De acuerdo al testimonio   Lilia Ibarra González,  en el trayecto los golpeaban y amenazaban con lincharlos en Hueyapan si no presentaban la renuncia a sus cargos.

Por varias horas no se supo del paradero del grupo retenido y mientras tanto en Hueyapan, situado en los Altos de Morelos, las campanas de la iglesia se hicieron tocar  para que las personas que respaldan a los exconsejeros acudieron para presenciar la renuncia  de los consejeros. 

En este municipio indigena, la forma de elegir a los representantes es a través de usos y costumbres en asamblea abierta a mano alzada.  

Mientras tanto, en medio del hermetismo reinaba por parte de las autoridades estatales, se desplegaba un operativo para dar con el paradero de las personas que fueron retenidas en contra de su voluntad. 

Ya por la noche, en el municipio de Tepoztlán el grupo de concejales fue rescatado por policías estatales y hubo por lo menos 16 detenidos, según informó, Ibarra González.

Sin embargo, hasta las primeras horas de este  miércoles el abogado  Nava Espinosa, quien fue  brutalmente golpeado afuera de las oficinas y en el trayecto, permaneció desaparecido.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *