Perspectiva Electoral
Por Marcos Pineda

El día de ayer, en un ejercicio de muestra de voluntad democrática, civilidad y decencia se reunieron, en un conocido restaurante al sur de la ciudad, la mayoría de las y los aspirantes a ser candidatos a la diputación por el distrito local número uno, con cabecera en Cuernavaca.
En medio de todo el cochinero visto desde el inicio del proceso electoral, al interior y exterior de los viejos y nuevos partidos políticos, resulta gratificante constatar que existen mujeres y hombres con la intención de hacer de las próximas campañas electorales unas que se distingan por privilegiar las propuestas, el diálogo y la competencia civilizada y no el encono, la diatriba y la calumnia, que es lo tradicional en los políticos de siempre.
Por lo que corresponde a las mujeres, asistieron Diana Hernández Larios, Sara Olivia Parra Téllez, Lizbeth Hernández Lecona, Zaira Antonia Fabela Beltrán, Jacaranda Martínez y Martha Lilia Domínguez Patiño. Sólo conozco personalmente a cuatro de ellas, pero pude enterarme de que cada una cuenta con méritos, una trayectoria profesional y un buen nombre entre quienes las conocen. No acudieron a la convocatoria ni Alejandra Flores Espinoza ni Mirna Zavala Zúñiga, la primera que buscará la reelección y la segunda que, como candidata del gobernador Cuauhtémoc Blanco, hará la contra a Morena y a todas las demás opciones democráticas. Tan solo la suma de las voluntades de las que sí asistieron podría inclinar la balanza.
En lo que respecta a los caballeros, Harry Nielsen León, Eduardo Maigre de la Peña, Víctor Manuel Mata Alarcón, Daniel Altafi Valladares y Juan José Jaramillo Sánchez acudieron a la cita. En sus respectivos ámbitos profesionales y laborales, con excepción del prácticamente desconocido Jaramillo Sánchez, cuentan con puntos positivos y negativos, a la vez. Y pronto, hablaremos de cada caso en lo particular.
Eso sí, en este caso representan una menor cantidad de hombres que contenderán contra las damas en esta elección local. Pero el tema se extiende más allá de la cuestión o la perspectiva de género. Por un lado, hay que poner atención a quienes sí asistieron y a quienes no, pensando en los motivos por los que tomaron, cada uno su decisión, para deducir cuál es el significado político de cara a las ya muy cercanas campañas electorales. Y, por otro lado, distinguir una señal más de que ciertos sectores de la población, la sociedad civil, los empresarios, comerciantes y líderes políticos están de manera natural construyendo un bloque, al menos y de momento, de facto, para cerrar filas a favor de la democracia y en contra de la elección de Estado, a favor de la participación consciente de los ciudadanos y en contra de la utilización de los recursos públicos para influir en los electores.
Y en ello, la participación y el diálogo entre las mujeres será de fundamental importancia. Con que las mujeres se sumen entre ellas y respalden a quien tenga el mejor perfil, las mejores propuestas y se distinga por su honestidad y experiencia tendrían la posibilidad de enfrentar con éxito el reto que significa dar la buena batalla para evitar que permanezcan incrustados en el poder público quienes ya le han fallado demasiado a la sociedad.
Y para iniciados.
Le fallaron los cálculos a los Martínez Terrazas, conocidos ya como la “Sagrada Hermandad”, que domina el PAN en el estado de Morelos. Si tenían prevista la posibilidad de que el Tribunal Electoral anulara el proceso interno por el que ungieron a José Luis Urióstegui como su candidato a la presidencia municipal de Cuernavaca, sólo ellos y sus abogados electorales lo saben. Lo cierto es que ahora el balón estará en la cancha del Consejo Nacional panista, que de emergencia tendrá que sesionar para reponer el procedimiento electivo. Por su parte, sus contrarios políticos, la “Sagrada Familia”, confían en que su patriarca, Marco Adame Castillo, pueda operar, en donde lo sabe hacer mejor, allá a nivel nacional. La dirigencia nacional panista tendrá que tejer muy bien la designación de nuevo de Urióstegui como su candidato, porque si dejan sueltos algunos hilos jurídicos, podrían hasta quedarse sin candidato para la capital y, es de sobra sabido, que la aportación en votos del PSD sería insuficiente para ganar.
Excelente fin de semana.
La información es PODER!!!

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *