Perspectiva

Por Marcos Pineda

El día de hoy en su conferencia de prensa matutina reconoció el presidente, Andrés Manuel López Obrador, que será necesario hacer reformas constitucionales y a las leyes reglamentarias para que las consultas populares puedan tener fundamentos legales y, sobre todo, sean vinculantes. Es decir, que sean que sus resultados sean de observancia obligatoria. No sólo se trata de Huexca, sino también de la propuesta de llevar a juicio a los ex presidentes de la República, primero preguntando al pueblo sabio si considera que así debe hacerse, y otras más.

La consulta llevada a cabo los días 23 y 24 de este mes dejó mucho que desear. Para unos, a pesar de las protestas, la quema de boletas y algunas detenciones arbitrarias ya dio un resultado que debe respetarse, en otras palabras, consideran que debe echarse a andar porque poco más del 50% de participantes dieron su sí. Para otros, la consulta no fue representativa, viola los derechos de los campesinos, de las comunidades indígenas, consideran que existen otras opciones para sustituir a la Termoeléctrica y aseguran que esta planta de ciclo combinado causará daños severos al medio ambiente. Los unos afirman que la decisión del Poder Ejecutivo es correcta. Los otros, que es una decisión errónea.

Lo cierto es que si la consulta se hubiese efectuado solamente en los municipios de Morelos, Puebla y Tlaxcala por donde pasan los ductos, los resultados habrían arrojado un rotundo no. Lo cierto también es que, lejos de resolver el conflicto, polarizó aún más las posiciones, enrareció más el clima de persecución y animó el potencial de que pudiera escalar a nivel regional.

Lo cierto es que una movilización popular de grandes dimensiones ya se está gestando en la zona oriente. Un movimiento cuyo líder moral, Samir Flores, seguirá siendo bandera de lucha, si no se esclarece todo lo relacionado con su asesinato. Y hasta el momento las autoridades sólo han dado traspiés y notas por las que los califican al menos como idiotas en diversos medios de comunicación. Y esta historia, apenas comienza.

Para iniciados
Listo, ya quedó aprobado el paquete presupuestario 2019. Todas las observaciones del Ejecutivo local fueron atendidas y, en su inmensa mayoría, le fue concedido lo que pedía. Incluido el reemplacamiento, dicen a bajo costo para los ciudadanos, la libre trasferencia de recursos por un nada despreciable monto de 14 mil millones de pesos y elevadas sumas, millonarias pues, para subrogar, contratar y asignar recursos como mejor convenga al gobernador y a su gente cercana. El seguimiento a los contratos, de qué personas físicas y morales se trate, su proveniencia y sus vínculos familiares o afectivos se reflejarán muy pronto en las viejas y nuevas empresas que algo harán para participar del jugoso presupuesto.

La súper oficina de José Manuel Sanz Rivera hará uso de 211 millones de pesos que contrastan con los 63 millones que recibirá la Secretaría de Gobierno, los 90 millones de Desarrollo Económico y los 20 millones de la Secretaría de Salud. ¿Cómo para qué 211 millones de pesos a la oficina de Sanz?

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *