*Los accidentes de tránsito relacionados con el consumo de alcohol se reducen en un 20 por ciento con la instalación de puntos de control.

Con el objetivo de evitar accidentes y decesos relacionados con conducir bajo los efectos de bebidas embriagantes, la regidora de Seguridad Pública, Tránsito y Patrimonio Municipal, Gudelia Colín Moreno, presentó el Protocolo para la Implementación del Alcoholímetro en Cuernavaca.

A nombre del alcalde Cuauhtémoc Blanco Bravo, la regidora se reunió con representantes de las cámaras empresariales de comercio, restaurantes, bebidas y servicios, hoteles, discotecas, educación, así como de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Morelos (CDHEM)

Gudelia Colín propuso conformar el protocolo municipal con base en la Iniciativa Mexicana de Seguridad Vial (IMESEVI), la cual es un modelo de intervención que tiene como objetivo la reducción de las muertes, lesiones y discapacidades a causa de los siniestros de tránsito.

En este sentido, explicó que la iniciativa se basa en la evidencia científica que indica que son siete los principales factores de riesgo que inciden en las lesiones asociadas a los siniestros de tránsito entre los que destacó conducir bajo los efectos del alcohol y no usar el cinturón de seguridad.

Con base en esta propuesta añadió que a partir de 2009 se implementó el Programa Nacional de Alcoholimetría, que tiene el objetivo de impulsar una política pública de alcance nacional enfocada a disminuir la ocurrencia de accidentes de tránsito asociados al consumo de alcohol.

La conformación de dicha política incluye la creación de mecanismos para vigilancia y aplicación de la normatividad en cuanto a la venta de alcohol a menores de edad, venta de bebidas adulteradas, horarios y establecimientos.

También la capacitación, análisis de información y datos, difusión de campañas, revisión y gestión del marco legal, así como la realización de puntos de control de alcoholimetría.

“La implementación de puntos de control de alcoholimetría busca maximizar el efecto disuasivo y aumentar la percepción de riesgo de los conductores de poder ser sancionados al asumir las conductas no apropiadas como lo es beber y conducir”, aseguró.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *