José Luis Garcitapia

Es un “despropósito” comparar el problema actual con lo ocurrido con Carrillo Olea, dice

Ciudad de México.- El gobernador de Morelos, Graco Ramírez, reconoció que “por supuesto es grave” el problema de seguridad que vive Cuernavaca y su zona metropolitana, pero no es equiparable con los registros delictivos y de violencia que se registraban en el pasado recientes; afirmó que se está enfrentando con las nuevas instituciones que ha construido el Gobierno de Morelos.

“Es un problema que reconocemos y estamos enfrentado desde que llegados al gobierno”, respondió al periodista Ciro Gómez Leyva, a quien le dijo que es desproporcionado que pretenda comparar lo que sucede hoy con lo pasaban antes, porque se ha ido revirtiendo este fenómeno, apuntó el mandatario morelense.

Asimismo, calificó como un despropósito comparar la problemática de inseguridad actual con la que se registraba en la administración del Jorge Carrillo Olea; y puso en claro que mientras el priista aceptaba la complicidad de sus jefes policiacos con la delincuencia, él no la permite.

“La diferencia ahora es que hemos construido un modelo de policía, tenemos un C-5, tenemos cámaras (de video-vigilancia), tenemos una investigación criminológica muy efectiva, que antes no teníamos y tenemos sobre todo una voluntad inquebrantable sobre el tema y la reducción de los delitos ha sido notable en Morelos a partir de hace dos años”.

El gobernador reconoció que le llevó dos años construir la policía nueva que hoy tiene Morelos y las dificultades que hubo para reconstruir la Fiscalía del Estado, para con ello poder enfrentar el problema de la violencia y seguridad que vivía la entidad, misma que hoy no es equiparable a lo que viven los estados vecinos, respondió al periodista en su programa de noticias de la cadena Radio Fórmula “Ciro por la mañana”.

Graco Ramírez insistió en afirmar que hay resultados en la prevención y combate a la delincuencia, y puso como ejemplo la de 324 secuestradores detenidos y vinculados a proceso, lo que habla de la eficacia; y por el contrario, aseguró que estos avances en materia de seguridad y procuración de justicia han generado confianza en la inversión.

“El temor no es tal porque hay inversiones que no había antes. Hay 450 nuevas habitaciones en hoteles, dos plazas con cerca de 7,000 millones de inversión. Todo eso también habla de que hay un factor de confianza” de parte del sector empresarial hacia Morelos, sostuvo.

Explicó que hoy hay más denuncias por secuestro en la Fiscalía General del Estado porque existe mayor confianza en la institución por los resultados que está dando, tanto en el rescate de las víctimas como en la detención de los plagiarios. Y resaltó que una de las mejores unidades anti-secuestros del país, es  la UECS de Morelos, reconocida por el Comisionado Nacional del Seguridad, Renato Sales Heredia, y las organizaciones ciudadanas del ramo.

Explicó que esta es la diferencia entre su gobierno y el de Sergio Estrada Cajigal y Marco Antonio Adame Castillo, en los que no había denuncias de secuestro por desconfianza de la entonces Procuraduría General de Justicia, por lo que la gente era secuestrada y asesinada. Y reiteró que él no negocia con los cárteles del crimen organizado que operan en la entidad –Guerreros Unidos y Los Rojos-, como les han propuesta a cambio de reducir los delitos del fuero común.

En tanto, el fiscal general, Javier Pérez Durón, informó que fueron detenidos los presuntos asesinos de la empresaria gastronómica, muerta en la zona de Galerías hace unas semanas; y de otra persona aprehendida por el asesinato de una mujer embarazada y su hija; y reveló que hay avances en el caso del dirigente del Sindicato Mexicano de Electricista que fue asesinado en días pasados. Y aseguró que el secuestro en Morelos se ha reducido en 65 por ciento, de acuerdo al Secretariado Nacional de Seguridad Pública.

Artículos Relacionados

Deja un comentario